• #LaNoticiaEs

Fortalezas y debilidades de los partidos hacia 2023



  • Parte 3 de 3. Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA)

POR NORBERTO HERNÁNDEZ BAUTISTA

MORENA es una organización única y excepcional, es un hecho social digno de análisis y de estudios políticos con el rigor científico de las ciencias sociales. La complejidad de entender su desarrollo y actuación política es de tal grado que sus opositores no han encontrado la forma para restar o debilitar su creciente dominio en los espacios de gobierno, derivados de procesos electorales.


La oposición no ha entendido los alcances del partido en el poder y, en cada temporada de elecciones, paga las consecuencias del desconocimiento de su adversario.


Jurídicamente, MORENA es un partido político, pero organizacionalmente todavía no logra serlo en los órdenes federal y local. Hacia su interior viven en conflicto permanente, prevalecen las tribus, los puros, los de extrema izquierda, tan beligerantes como los de extrema derecha.


· Sus cuadros militantes luchan por los espacios de poder público y los órganos de control del partido de manera frontal, lejos del respeto a la institucionalidad que debe existir en un partido en el poder.


· Lo relevante del caso es que, en los procesos electorales, MORENA registra a los candidatos, pero el que compite es el Lópezobradorismo.


· En esa lógica, el movimiento no es el partido, es el Lópezobradorismo;


· De ahí que el líder de MORENA no es el líder del movimiento, quien reúne esa condición es el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.


· El foro de comunicación no está en MORENA, está en Palacio Nacional con la “Mañanera”.


· La fortaleza de MORENA es la fortaleza del presidente y esta registra altos niveles de aceptación en el orden nacional, regional e internacional.


· La popularidad del presidente lo tiene vacunado contra la campaña de desgaste que han lanzado sus opositores. “Golpe que no mata, fortalece”.


· Los adversarios de MORENA compiten contra un fantasma; no saben contra quién o contra qué compiten.


· Luchan contra una percepción que está bien evaluada, que se deriva del activismo permanente del presidente.


· Las giras del presidente lo muestran como un político que anda en campaña permanente.


· Las redes sociales son la principal plataforma de difusión del presidente; en consecuencia, es la fortaleza del movimiento Lopezobradorista y de MORENA.


A pesar de todo, en las elecciones de 2023 enfrenta condiciones de competencia distintas.


· La oposición mexiquense no es igual a los adversarios que ha enfrentado en otras entidades del país.


· Está fuera de toda duda, que MORENA va a competir contra una verdadera coalición política y de intereses más allá de una alianza entre partidos políticos. Va a enfrentar una coalición de poder.


· El desgasta a la candidata de MORENA en los medios de comunicación nacional será descomunal. En 2017 no era conocida, ahora es una figura nacional que registra errores para su desgaste como candidata.


· El PRI arrancará el proceso con una base de un millón 200 mil votos, que se derivan de la operación del Programa de las Tarjetas Rosas.


· El dirigente nacional del PRI no pesa ni decide en el PRI mexiquense. Acá decide el gobernador y los liderazgos del grupo político.


· Un error grave de MORENA es dar por hecho que ya ganaron.


En suma, MORENA puede perder si no supera sus diferencias internas. La onda grupera no es buena señal con el proceso en puerta. Urge se organice a su interior, iniciar con un proceso de apertura a quienes quieran sumarse a su proyecto y superar posiciones dogmáticas, que ponga en riesgo las altas posibilidades de triunfo que se proyectan.


Como decía don Gustavo Baz: deben dejar de dar por hecho lo supuesto.

166 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo