top of page
  • #LaNoticiaEs

LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Zinacantepec y sus míseras opciones para la sucesión en la alcaldía.

  • Joaquín Bravo y Fernando Escobedo, uno de los dos será el interino.

  • Leonardo Jr. es hijo del ex alcalde encarcelado por desvíos en 2006.

  • Del PES al Verde; también operador de Bejarano, el señor de las ligas.

  • Sucesión en la Universidad Autónoma; cualquiera pretende la rectoría.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ

El vacío de poder en Zinacantepec ha generado un encarnizado enfrentamiento entre los regidores, de cara a la sesión de cabildo de esta semana donde se nombrará al alcalde interino, luego de que el titular Gerardo Nava Sánchez fue encarcelado y acusado por el delito de homicidio en grado de tentativa, del cual está vinculado a proceso y su libertad aún es incierta en lo que resta del trienio.


Cualquiera de los 13 regidores puede ser, pero hay de desgracias a calamidades. En las últimas horas se notó una desatada operación política del Tercer Regidor, Leonardo Joaquín Bravo Villanueva y del Quinto Regidor, Fernando Escobedo Cruz, peor imposible.



Por el lado de Fernando Escobedo no hay mucho qué decir. Limitado al grado de la ignorancia, manipulado por los resquicios del GAP que dieron paso a Proyecto 21. Un edil sin conocimiento administrativo, sin capacidad política propia y carente de querencia ciudadana. Uno de tantos que se encontró la “beca morenista” pateando el bote”.


Del lado de Leonardo Joaquín Bravo Hernández algo similar, pero en calidad de muñeco de ventrílocuo, pues su intención de ser el alcalde sustituto está orquestada y orientada desde la oficina de Manuel Castrejón Morales, el ex candidato priista derrotado en las elecciones del 2018.



De Joaquín o “Leonardo Jr.”, como se le conoce, sí hay mucho qué decir. Llegó al cabildo por el empuje de su padre, el ex alcalde de Zinacantepec, Leonardo Bravo Hernández, en una negociación para que diversas fuerzas políticas le ayudaran a Morena y su entonces candidato a la presidencia municipal, Gerardo Nava. El ingreso de Joaquín fue por la vía del Partido Encuentro Social (PES), pero antes del primer año de gestión ya había volteado bandera hacia el Partido Verde, en un punto intermedio fue quien le armó estructura al “Señor de la ligas”, René Bejarano.


Hoy la relación padre e hijo pasa por un desgaste que va más allá de lo consanguíneo. Si Joaquín quiere vender la idea de que está respaldado por Leonardo grande, es una versión totalmente falsa y si así fuera, peor; no se nos olvide que Leonardo Bravo Hernández (progenitor de Joaquín) fue alcalde en el trienio 2003-2006 y terminó encarcelado en el sexenio estatal de Enrique Peña Nieto, acusado de los delitos de peculado y desvío de recursos.



Por cierto, no hay que olvidar que el regidor Joaquín fue siempre incondicional y por ende “tapadera” del defenestrado Nava Sánchez. A cambio, el joven Bravo Villanueva tuvo algunas gracias de la administración, como el colocar a su pareja sentimental, Karina Montes de Oca, en la dirección de Cultura Física y Deporte del ayuntamiento. Karina, a su vez, es hermana de Alejandro Montes de Oca, encargado de Regionalización de la Subsecretaría de Gobierno del Estado de México, ligada al PRI.


Mal para Zinacantepec si llega Fernando Escobedo; peor si asciende Leonardo Joaquín Bravo Villanueva. Con cualquiera de los dos el municipio y sus arcas terminarán hechos añicos, más que como las dejó Gerardo Nava. Le darán las llaves de la administración a uno de los dos peores regidores de los últimos tiempos. Advertido está.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

El que es su propio abogado tiene un tonto por cliente…



Otro lugar donde se avecina una disputa interna es la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex) y su rectoría. No son pocos parroquianos universitarios los que advierten que el actual abogado general, Luis Raúl Ortiz Ramírez ya se vislumbra como sustituto de Alfredo Barrera Baca sin mayor mérito que un vínculo de amistad con la familia del que manda en la máxima casa de estudios. Sería bueno que antes de pensar en la sucesión el litigante se vea en un espejo, se consulte y se responda cuál fue su papel y eficacia para ayudar a resolver temas coyunturales que pusieron de cabeza a la universidad:


· 1.- En el asesinato de la maestra de Danza, ocurrido en instalaciones del Teatro de Los Jaguares, en diciembre del 2019, que derivó en el primer movimiento feminista que cimbró a la UAEMex.


· 2.- Las demandas por acoso y violencia sexual que no recibieron respuesta legal contundente e inmediata y que fueron el preludio de los paros en siete facultades. Cabe mencionar que varios docentes exhibidos en los “tendederos” fueron señalados de guardar relación o empatía con integrantes del gabinete de rectoría, quizá por eso no se actuó de manera tajante.


Sinceramente Luis Raúl Ortiz Ramírez es el aspirante con menor perfil para pensar siquiera en continuar como abogado universitario, no se diga en la rectoría.


604 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page