• #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL

  • Caso Bulevar Aeropuerto de Toluca, “se pelaron los delincuentes”.

  • Baleados y burlados, así terminaron los policías mexiquenses.

  • Mal estreno del nuevo fiscal y chasco del secretario de Seguridad.

  • Esperaron “orden de cateo” cuando había “flagrancia” para actuar.

  • Enrique Vargas se le vuelve adelantar a los desesperados priistas.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Lo sucedido en las últimas horas con el caso de los supuestos delincuentes atrincherados en un inmueble de Boulevard Aeropuerto Toluca, es una auténtica radiografía que exhibe la torpeza y corrupción del sistema de seguridad y justicia del Estado de México.


Ni mandado a hacer ese narcocorrido de los Huracanes del Norte: “El Gato de Chihuahua”, que entre sus letras dice: “Hermano cayó la ley, está rodeada tu casa”… y enfatiza: “pero se les durmió el gallo, me pelé en la madrugada”.


Por donde quiera que se le vea, este asunto está plagado de irregularidades, impericias y complacencias que hicieron caer a la Fiscalía General de Justicia (FGJEM) y a la Secretaría de Seguridad (SSEM) en un vergonzoso chasco público, que no da a pensar más que dos cosas: “o los delincuentes se les pelaron o les permitieron pelarse”.


Según la FGJEM y la SSEM la tarde del martes un grupo de sospechosos –a bordo de un vehículo- ignoró la orden de detenerse para una revisión de rutina, por lo cual inició una persecución y posterior balacera que –según la autoridad- terminó en el edificio marcado con el número 417 del Bulevar, donde un sujeto lesionó en el tobillo a un policía estatal y lugar en el que se escondieron los maleantes.


Pero tuvieron que pasar 20 horas para que empleados del lugar con razón social “Capacitación Aérea Integral” salieran a decir que dentro “no había ni sospechosos ni gente armada”, y explicaron que como trabajadores estaban encerrados “porque escucharon disparos de arma de fuego, que estaban espantados y que les dieron la instrucción de resguardarse y cerrar todas las puertas del edificio”.


A las afueras y desde la noche del martes policías de investigación y de seguridad montaron un operativo en espera de que un juez girara la orden de cateo para ingresar al inmueble y detener a los supuestos agresores, misma que llegó cerca de las 17:00 horas de este miércoles, pero al ingresar las autoridades no encontraron ni detuvieron a nadie.


Este columnista platicó con altos funcionarios del Poder Judicial sobre la dichosa “orden de cateo” que impidió actuar en tiempo y forma a los policías y al respecto hay dos explicaciones que llaman la atención:


  1. La Fiscalía tiene acceso a un juzgado en línea para solicitar y obtener órdenes de cateo en todo momento; hay jueces suficientes para dar celeridad a trámites emergentes, pero para que esto ocurra el Ministerio Público debe integrar adecuadamente la solicitud con base en investigaciones y pruebas sólidas, así como contar con los recursos para asegurar el inmueble en cuestión.

  2. En caso de flagrancia las autoridades ministeriales y de seguridad están “OBLIGADAS” a actuar de inmediato sin necesidad de orden de cateo. Es decir, si hubo una agresión a balazos los policías tuvieron que ingresar al inmueble donde se escondieron los presuntos delincuentes, porque las circunstancias así lo ameritaban y… no lo hicieron.


Ahora sí que los delincuentes salieron más astutos que los policías de la llamada “Área de Inteligencia”. La autoridad terminó baleada, burlada y exhibida; vaya estreno para el recién nombrado Fiscal General de Justicia, José Luis Cervantes y papelazo del Secretario de Seguridad, Rodrigo Martínez -Celis, a quien por cierto no se le ve en la calle ni en los cuarteles de la policía y sólo se toma fotografías en los C-5 para aparentar que trabaja. Si no saben dónde están los delincuentes, ¡búsquenlos debajo de la cama!



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

El miedo no anda en burro, anda en avión…

Por si le sirve a la policía: En ese inmueble de Bulevar Aeropuerto de Toluca opera una escuela de aviación, así como una empresa de aerotaxis privados, actividad que en lo general implica subir y transportar desde políticos, gobernantes y empresarios, hasta personajes de innombrable reputación. Desde hace algunos años este consorcio tenía como accionista mayoritario a un ex senador priista y líder sindical enrolado en la CROC. Algo no anda bien en este escabroso asunto de la balacera y fuga de los agresores.



Flechazo al corazón tricolor…

Desde el corazón priista que se niega a dejar de latir, Atlacomulco, el panista Enrique Vargas del Villar inició las tomas de protesta de sus estructuras municipales denominadas “La Red Más Grande”, orquestadas precisamente por el ex priista, Juan Pedro García. Se trata de una plataforma alterna, porque en sí el panismo ya tiene por entendido que con o sin alianza Vargas del Villar será su candidato. Mientras los aspirantes priistas se siguen revolcando como “acociles en comal” porque no los dejan moverse abiertamente por la candidatura, Enrique Vargas está ganando terreno en la prospectiva de una aventura coalición con el PRI. En tanto Alejandra del Moral, Ana Lilia Herrera, Ernesto Nemer, Elías Rescala, Carlos Iriarte y otros priistas ni siquiera están autorizados a mencionar la frase “elecciones 2023” y sólo ven que el panista se plasea y se extiende como la única opción en Acción Nacional y avanza solito en la pretendida alianza.

393 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo