• #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Ambiente de zozobra en la Fiscalía mexiquense ante ola de despidos.

  • Vienen otros dos latigazos de “renuncias voluntarias” en la FGJEM.

  • José Luis Cervantes debe ir al fondo de la corrupción ministerial.

  • ¿Cómo opera la “inteligencia criminal” en la institución de justicia?

  • Toluca, con director de Seguridad que sólo sabe de perros y caballos.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

En la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) literalmente siguen “apañados” y sin saber cuándo terminará la oleada de despidos disfrazados de “renuncias voluntarias”. Malas noticias porque según los planes, además de la primera rasurada del 31 de marzo vienen otros dos latigazos el 15 y 30 de abril.


Fuentes de la institución han revelado a esta columna que el origen de esa cascada de destituciones y relevos se debe a que el Fiscal, José Luis Cervantes Martínez le ha solicitado al encargado de la Oficialía Mayor, Roberto Durán, la creación de 400 nuevas plazas; pero como ya no hay forma de aumentar la capacidad operativa y burocrática, se recurrió a la salida forzada de un buen número de fiscales regionales, coordinadores y Policías de Investigación (PDI).


Por cierto, no son pocos los que señalan que los policías que se negaron a firmar su renuncia el pasado jueves en el Tercer Piso del edificio central, fueron designados a la Comisaría de los PDI ubicada en Avenida Las Torres, de Toluca; ahí los tendrán mientras les van armando un expediente.


La estrategia de combate a la corrupción es el principal argumento del “corredero” en la FGJEM, pero hasta ahora personal de los MP´s no ha sido tocado, por lo que la próxima escala de la barredora sería en las Agencias de los Ministerios Públicos.


Dicen -los que conocen la Fiscalía mexiquense- que para detectar y erradicar las malas prácticas se debe conocer el verdadero organigrama operativo de la misma. Sólo hay que echarle una revisada a la Agencia de Investigación Criminal (AIC) a cargo de Iván Jacobo Martínez Gutiérrez, conocido como el “Súper Policía Ministerial”, quien a su vez tiene a su mando los tres brazos ejecutantes de la fiscalía:


· La Coordinación General de Investigación y Análisis, el principal aparato de inteligencia y rastreo, a cargo de Edgar Martínez.


· La Coordinación General de Servicios Periciales, donde hasta la semana pasada despachaba José Cuauhtémoc Zariñana Oronoz.


· La Coordinación de la Policía de Investigación (PDI) que estará a cargo Fernando Rodríguez Arriaga.


Cabe mencionar que la AIC estatal fue creada para emular la llamada Agencia de Investigación Criminal que diseñó el ahora prófugo de la justicia nacional, Tomás Cerón de Lucio en la ex Procuraduría General de la República (PGR).


Para entenderlo mejor, Iván Martínez es pieza del ex procurador mexiquense, Alfredo Castillo Cervantes, con quien trabajó en la PGR y concretamente en la comisión de Seguridad y Desarrollo en Michoacán. Pero su arribo a la AEI de la fiscalía mexiquense se dio con el ex vicefiscal, Germán García Beltrán… a éste último Iván Martínez le rendía “todas las cuentas”.


A propósito, hoy se sabe que el ex Vicefiscal, Germán García Beltrán no dimitió por solidaridad con el ex Fiscal General, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, sino porque al segundo a bordo le exigieron su renuncia desde Lerdo 300, dado el abultado expediente de irregularidades que García Beltrán ya había acumulado.


El caso es que el Fiscal General de Justicia, José Luis Cervantes lleva 26 días en el cargo, a punto de cumplir su primer mes y no hay para cuando aparezca ante las cámaras y micrófonos en una conferencia de prensa para dar a conocer algo de su estrategia dentro y fuera de la Fiscalía; para explicar los despidos masivos o decirles a los mexiquenses por qué la delincuencia está prácticamente desatada en todos los rincones de la entidad.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Cuando el gato no está, los ratones hacen fiesta…

A propósito. Desde la misma Fiscalía mexiquense sostienen que el alarmante repunte delictivo en el Valle de Toluca puede tener su origen en la salida de Martín Marín Colín, como Fiscal Regional de esta zona. Tras las renuncias de los números 1 y 2 de la Fiscalía de Justicia mexiquense, Marín Colín fue designado Viceviscal interino; pero ya con la llegada de Rodrigo Archundia a la titularidad de la vicefiscalía, Martín Marín ha sido nombrado Coordinador de Asesores del fiscal José Luis Cervantes Martínez. Para no variar, el caso del municipio de Toluca está todavía en un peor vaticinio, ya que al Director de Seguridad, Leopoldo Reyes Pavón no le ven más cualidades que las de adiestrar perros y caballos, pues su máximo logro en una institución policial fue la de ser el jefe del Agrupamiento de Montados y Caninos de la extinta Agencia de Seguridad Estatal (ASE), hoy Secretaría de Seguridad del Estado de México. Pobre capital mexiquense, si supieran que el origen de Leopoldo Reyes está ligado al ex director operativo, Rogelio Cortés Cruz (alias “Cronos”), múltiples veces acusado de corrupción, no confiarían tanto en la estrategia de “Policía Pie a Tierra” del gobierno que encabeza el priista, Raymundo Martínez Carbajal. Por esa y otras razones más, la ciudad de Toluca está a merced de la delincuencia.

500 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo