• #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Ricardo Aguilar Castillo, el “aderezo del caldo” priista cada seis años.

  • El apetito del oriundo de Jilotepec se sacia con premios de consolación.

  • Tercer destapé tricolor revela falta de control y juego de vencidas.

  • Se casará, otra vez, el ex gobernador mexiquense Arturo Montiel Rojas.

  • Capturan a ex funcionario de “Banobras” por fraude multimillonario.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ

La tercera aspiración abierta del priista, Ricardo Aguilar Castillo, por la gubernatura del Estado de México, podría restarle seriedad y control al proceso interno del PRI para la elección de su próximo candidato o candidata.


Y no porque Aguilar Castillo carezca de merecimientos, sino por la ruta que él mismo le ha dado a su trayectoria política dentro y fuera del partido, al grado de convertirse -cada seis años- en el frustrado pretendiente que no obtiene la candidatura, pero sí logra espacios de poder como premios de consolación. Para decirlo coloquialmente, Ricardo ha sido el “aderezo del caldo”.

El actual diputado federal priista sabe por qué y para quién juega. No es un novato, pero tampoco un político consolidado a pesar de su trayectoria enmarcada en una de las mejores épocas del priismo mexiquense, partido del cual fue dirigente.


Una pregunta. ¿Ricardo Aguilar Castillo abandonará su cargo como Secretario de Organización del Comité Ejecutivo Nacional del PRI? Esta responsabilidad le demanda tiempo completo, más si tomamos en cuenta que el 5 de junio su partido se jugará seis elecciones de gobernador y por lo que se anticipa, apenas ganará dos y en alianza con PAN y PRD. Es decir, perder cuatro gubernaturas será la carta de presentación de Aguilar Castillo como operador electoral del PRI.


Las reglas del priismo mexiquense impiden aplicar esa de “la tercera es la vencida”. Ricardo ya lo intentó en el 2011, en 2017 y lo hará en el 2023. Su repetido destape, porque ya lo había hecho en septiembre pasado, evidencia una falta de intervención en el partido y agudiza el “juego de vencidas” entre el presidente nacional del partido, Alejandro Moreno Cárdenas y Alfredo del Mazo Maza.


En otros tiempos y a estas alturas ya hubiera salido el gobernador o el presidente del partido en turno a enfriar los ánimos y a poner un freno a las aspiraciones adelantadas en la granja priista. Pero no, el proceso de sucesión –parece- ya superó a los que mandan en el Revolucionario Institucional por anuencia, omisión o rompimiento de la disciplina interna.


A más de un año de las elecciones ya son tres los aspirantes declarados en el PRI: Alejandra del Moral Vela, secretaria de Desarrollo Social; Ana Lilia Herrera Anzaldo, diputada federal; y Ricardo Aguilar Castillo, también legislador. Pero puede haber más en las siguientes semanas o meses.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

La marcha nupcial…

A propósito de priistas. El próximo 21 de mayo contraerá nupcias religiosas el ex gobernador mexiquense, Arturo Montiel Rojas con su actual pareja, Karla Cortés. La ceremonia será en la Catedral de Morelia. Entre los invitados están el ex Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; el ex gobernador de Hidalgo, Manuel Ángel Núñez Soto; el ex particular de Enrique Peña, Erwin Lino; entre muchos amigos y allegados más que deberán llevar la prueba COVID-19 para acceder al recinto eclesial y al salón de fiestas. Montiel Rojas sabe aparecer en la escena pública y política con cualquier argumento. Su convocatoria al interior del PRI es innegable y le basta para incidir en las decisiones importantes.

El chiste de Chuponcito: “Calambre, calambre”…

En las últimas horas la Fiscalía General de la República (FGR) dio a conocer la detención de Rafael Cruz Sosa, acusado por el delito de fraude por más de mil doscientos millones de pesos en perjuicio del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos Sociedad Nacional de Crédito (Banobras). Lo clásico, según las investigaciones Cruz Sosa se asoció con el consorcio Rotary Drillrigs Internacional (RODISA) para obtener una línea de crédito mediante datos falsos a fin de lograr contratos para la perforación de pozos petroleros con aval de PEMEX. Dicen en las altas esferas del gobierno federal que esta captura es un mensaje con dedicatoria a los actores políticos de las próximas elecciones de gobernador del Estado de México en el 2023. Sólo basta ver quiénes dirigían BANOBRAS en el 2012, año en que se habría consumado el fraude del que se acusa a Rafael Cruz. ¿Será?

543 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo