top of page
  • #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Higinio Martínez, disminuido da último grito por la candidatura Edoméx.

  • Morena requiere al senador involucrado y comprometido para el 2023.

  • PRI frena más destapes, pero no puede detener al panista Enrique Vargas.

  • MC desdeña alianza PRI-PAN-PRD y mantiene “Plan B” con una priista.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Higinio Martínez Miranda sabe que no será el candidato de Morena a la gubernatura del Estado de México en el 2023. Pero con la irreverencia que le caracteriza pretende desafiar la decisión del presidente, Andrés Manuel López Obrador, velando la riesgosa estrategia de dinamitar a la Cuarta Transformación en la entidad mexiquense.


El senador se resiste a entender que se ha quedado sin los principales revulsivos morenistas. Su evento del sábado en Texcoco, bajo el pretexto de “Convención Estatal Mexiquenses de Corazón” es la clara muestra de que el Grupo de Acción Política está acotado y el ala de Texcoco fracturada.


A las esperadas ausencias de los también aspirantes texcocanos Delfina Gómez Álvarez y Horacio Duarte Olivares, habrá que sumarle las de los principales alcaldes: Fernando Vilchis, de Ecatepec (también declarado pretendiente por la gubernatura); Mariela Gutiérrez, de Tecámac; y de Adolfo Cerqueda, de Nezahualcóyotl, tres de los municipios que tienen la mayor movilización política y electoral en Morena.


No se necesita ser psicólogo para deducir los mensajes ocultos que Higinio deslizó en su encuentro con simpatizantes este fin de semana.


Dice que no dejará de hacer lo que esté a su alcance para lograr el respaldo del partido a su persona; que conoce las reglas no escritas y estatutarias; y espera que su historia de trabajo y lealtad al presidente López Obrador sean considerados en su momento.


Expresa que respeta a Delfina Gómez y Horacio Duarte, sostiene que no hay nada que lo separe y precisa que no compite contra sus paisanos; y al mismo tiempo los llama a ir juntos entorno a una sola persona “definida por todos ellos”; rechazará cualquier acuerdo, propuesta o sugerencia de apoyar un proyecto del 2023 (en Morena) basado en las buenas intenciones y en la suma de sus adversarios. O sea, ¿el tiro no es contra Delfina y Horacio, sino contra Andrés Manuel?


Que alguien lo haga entender. La disputa por la gubernatura del Estado de México en el 2023 requiere a un candidato o candidata morenista lo más entero posible, en plenas facultades físicas y emocionales, con amplia energía para soportar más de un año de desgaste y los 45 días de campaña. El senador tiene un discurso agotado, no conecta, no emociona, se traba, le falta dicción y está lejos de la arenga lopezobradorista.


El Higinio del pasado sábado se mostró retador, pero notablemente disminuido en todos los aspectos. Es claro que no debe ser el candidato, pero tampoco puede ser desplazado del proyecto. Para alcanzar el triunfo en el Estado de México el presidente AMLO y Morena requieren a Higinio como símbolo, pero sobre todo involucrado y comprometido, de otra forma la gubernatura seguirá como estandarte de los anhelos izquierdistas.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Una verdad a medias…

No miente el líder estatal de Movimiento Ciudadano (MC), Juan Zepeda Hernández cuando asegura que su partido competirá sólo en las elecciones de gobernador del Estado de México. El dirigente nacional, Dante Delgado, sabe que si los naranjas le toman la palabra a PRI o PAN y se suman a una eventual coalición en el 2023 serán tratados como simples perredistas arrimados y la razón es la siguiente: Zepeda Hernández no se ha podido sacudir la etiqueta como ex alcalde, ex diputado y ex candidato a gobernador por el PRD; es más, Juan compitió y llegó al senado de la República por la vía del Sol Azteca y en el 2019 dio el “chapulinazo” a MC. Por eso Movimiento Ciudadano está obligado a competir sólo en las elecciones del próximo año, sabe que ya se le hizo tarde para construir una identidad propia desde la imagen de un ex perredista consolidado como Juan Zepeda; si no lo creen, pregúntenle a la militancia. Aunque eso de competir solos no significa que Movimiento Ciudadano carezca un “Plan B”; esta columna lo expuso desde enero pasado y cada vez va tomando forma la suspicacia en torno a que de si Juan Zepeda no logra posicionar a MC por encima de los 10 puntos porcentuales en las encuestas, MC impulsará como candidata a gobernadora a una actual figura priista femenina que actualmente compite por la candidatura tricolor. Y cómo hace cuatro meses la misma pregunta: ¿Quién será esa priista que quiere vestirse de naranja?



Freno, peticiones y disgustos…

¿Cuáles fueron el objetivo y el resultado de las reuniones del presidente estatal del PRI, Eric Sevilla Montes de Oca con sus diputados locales y federales, así como con los alcaldes afines al tricolor, celebradas este fin de semana? Según Sevilla Montes de Oca el motivo de los encuentros fue el “fortalecimiento de la unidad partidista”. Sin embargo, entre los asistentes los saldos no fueron tan halagüeños, pues más de uno consideró que estos cónclaves fueron para cerrar el ciclo de destapes en el tricolor; ni uno más podrá decantarse como aspirante a la gubernatura, al menos entre legisladores y presidentes municipales y entre las expresiones que se dejaron escuchar fueron:

1.- ¿Por qué si latente la posibilidad de una alianza PRI-PAN-PRD no se frena el activismo del aspirante panista, Enrique Vargas del Villar, pues confunde a los propios priistas?, a lo que Eric Sevilla había respondido que se buscarán los canales partidarios para pedir mesura en Acción Nacional. ¿En serio habrá quien pueda frenar a Vargas del Villar?, eso quiero verlo.


2.- Diputados y alcaldes anticiparon que los aspirantes del PRI (Alejandra del Moral, Ana Lilia Herrera y Ricardo Aguilar) ya empezaron a solicitar reuniones y que no se pueden retraer al diálogo. Sevilla Montes de Oca le pidió institucionalidad y esperar instrucciones.


3.- Una alcaldesa propuso que todos los presidentes municipales priistas adoptaran a comités municipales donde no son gobierno, es decir, que mantengan el financiamiento y operatividad de aquellas demarcaciones donde gobierna Morena, PAN, PRD, MC o Verde. La respuesta que recibió esta pretensión fue una tajante negativa porque más de un alcalde siente que ganó sólo, sin el apoyo del partido e incluso con estructuras tricolores en contra. Incluso los asistentes se percataron que esta iniciativa fue sembrada desde la misma presidencia del partido que hoy se quiere desentender de su responsabilidad de sostener económicamente a los comités de los 125 municipios.

329 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page