• #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL



  • Tribunal Electoral pone fin a la disputa de Nueva Alianza en Edoméx.

  • Sala Superior resuelve que Mario Cervantes es el único dirigente.

  • Pero la Legislatura local sigue sin disolver la bancada de NAEM.

  • Edoméx, el “último dique” de PRI-PAN-PRD para frenar a Morena.

  • Otra raya al tigre; Melchor Rosales carece de “competencia laboral”.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ

En las últimas horas la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) puso punto final al intento de amotinamiento al interior del Partido Nueva Alianza del Estado de México (NAEM).


El TEPJF declaró improcedente la impugnación que un grupo de ciudadanos interpuso en contra de la resolución del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), por medio de la cual reconoció a Mario Alberto Cervantes Palomino como único dirigente de NAEM, es decir, las pretensiones de los dirigentes de las secciones 17 y 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Eliud Terrazas y Rigoberto Vargas de “agandallarse al partido” fueron sepultadas con la última e inapelable resolución y no hay más qué replicar.


Ahora sólo falta que esta determinación jurisdiccional sea acompañada por la disolución del Grupo Parlamentario de Nueva Alianza en la Legislatura del Estado de México, ya que a la par del pleito en los tribunales, la dirigencia legítima de Nueva Alianza expulsó de sus filas al diputado Rigoberto Cervantes, quien a su vez dejó de ser el coordinador de la bancada neoaliancista en el Congreso mexiquense.


Es decir, al tener sólo dos diputados y quitarle el membrete de líder a Vargas Cervantes, la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) está obligada a desaparecer del escenario legislativo a la bancada de NAEM, porque una o un solo diputado no pueden hacer Grupo Parlamentario de acuerdo a la Ley Orgánica del Poder Legislativo.


Sólo que la Diputación Permanente que preside la legisladora del Partido del Trabajo, Trinidad Franco Arpero, hace como que la Virgen le habla y no atiende la resolución del presidente de Nueva Alianza, Mario Cervantes, con la que se desconoce a Rigoberto Vargas como coordinador parlamentario. ¿Por qué?


El llamado ‘Maestro Rigo’ no impugnó su expulsión del partido y por lo tanto la determinación del partido ya causó estado, es decir, la Cámara de Diputados del Estado de México se está arriesgando a que la dirigencia de NAEM se vaya a los tribunales y que mediante un ordenamiento jurisdiccional se ordene la desaparición de la bancada de Nueva Alianza. ¿Se imaginan que los diputados mexiquenses sean acusados de desacato judicial?, eso es un delito que tiene consecuencias como el desafuero.


Bueno, el caso es que los orquestadores del asalto a la dirigencia de Nueva Alianza ya fueron puestos en su lugar y para el caso del legislador, Rigoberto Vargas, es casi un hecho que saltará a las filas de Movimiento Ciudadano… sí, ahí donde reciben de todo y sirven para nada.



ALIANZA VA POR MÉXICO

No se equivoquen de puerta…

Por cierto, este embrollo le debe dejar en claro al resto de las fuerzas políticas que quieran tratos con Nueva Alianza cuál es la puerta correcta que deben tocar. Siempre se les advirtió, Rigoberto Vargas terminó siendo un vulgar mercenario, un crápula político. No hay más, si alguien pretende los servicios de NAEM rumbo a las elecciones del 2023 tendrá que sentarse sólo con el dirigente, Mario Alberto Cervantes Palomino. Aunque, a decir verdad, los réditos neoaliancistas en las urnas son cuestionables y pírricos, sólo se calificaría de extremadamente necesarios en caso de una contienda sumamente competida. ¡Este partido tampoco es la panacea eh!


La negación como preámbulo de la derrota…

En la “bovedilla” del PRI mexiquense se resisten a reconocer que solos no podrán e incluso, rechazan la incómoda realidad que les indica que tampoco es garantía de triunfo que vayan en alianza con el PAN y PRD con un candidato priista en las elecciones de gobernador del 2023. Por eso y a pesar de los planes que se tengan en los bunkers del Estado de México, en las últimas horas los dirigentes nacionales del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas; del PAN, Marko Cortés; y del PRD, Jesús Zambrado signaron el compromiso de ir juntos en los comicios que representan el “último dique” para tratar de frenar a Morena y la Cuarta Transformación. Independientemente de lo que piensen los que mandan en el PRI estatal, lo cierto es que a nivel nacional la decisión está tomada y cualquier resistencia contra la determinación aliancista de “Va por el Estado de México”, incluyendo los términos para designar a la candidata o candidato de la coalición, equivaldrían a una insurrección con sabor a derrota y entrega anticipada.



Rey Mago espurio…

El desaseo y posible desfalco que –según se acusa por ciudadanos- propició el ex director de Obra Pública de Ocuilan, Melchor Rosales González, ya se extendió en lo legal y territorial. Se sabe que el coordinador municipal de Morena del municipio de Tianguistenco y ex alcalde de esta demarcación, Alfredo Baltazar, ha emprendido una denuncia en la que señala que Melchor Rosales “No tiene competencia laboral” para ocupar el cargo de Director de Obras en Tianguistenco, es decir, no cuenta titulo profesional como lo establecen, a partir de e este año, la Ley Orgánica Municipal y las reglas de del Instituto Hacendario del Estado de México (IHAEM) y Ahora el llamado Rey Mago de la Obra Pública no sólo tiene problemas con las denuncias y auditorías por la mala calidad de las calles que realizó en Ocuilan en los dos trienios pasados, sino que todas sus acciones carecerán de legitimidad porque incumple los requisitos para fungir –nuevamente- como titular de obras en Tianguistenco. Las repercusiones legales le pueden explotar al actual alcalde priista, Diego Moreno Valle. Se les está juntando la ropa sucia a Melchor Rosales y por lo visto le sigue restando importancia, a ver si cuando quiera actuar no es demasiado tarde.

474 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo