• #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Este lunes, el penúltimo informe de Alfredo del Mazo Maza.

  • “Fuerte y con todo”, lo que quieren priistas rumbo a la sucesión.

  • Veremos la determinación para “competir o entregar” el 2023.

  • Eric Sevilla y el descontrol; crece insurrección tricolor en municipios.

  • La “pintoresca” estrategia Alejandra del Moral y Ana Lilia Herrera.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

En las siguientes horas el gobernador mexiquense, Alfredo del Mazo Maza, emitirá un mensaje con motivo de su Quinto Informe.


Más allá de las cifras, los resultados y los pendientes que sean incrustados en la rendición de cuentas y en el protocolo de este lunes en Palacio de Gobierno, de la ciudad de Toluca, lo verdaderamente trascendente será el contexto político de cara a las elecciones del 2023.


En otros tiempos el penúltimo informe del gobernador mexiquense en turno marcaba el inicio “no formal” de la sucesión; en el PRI era como el disparo de salida para los aspirantes. Hoy los tiempos los ha marcado Morena, los priistas mexiquenses van a regañadientes y en contrasentido de sus reglas no escritas al son que les está tocando la Cuarta Transformación.


Salario Rosa, política de género, pandemia, inseguridad, relación con los poderes y niveles de gobierno ocuparán la parte fundamental el discurso de Del Mazo, quien será acompañado –al menos hasta este domingo estaba confirmado- por el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, en representación del presidente, Andrés Manuel López Obrador.


Lo interesante será el colofón del mensaje. Ahí tendremos señales claras del empuje y la determinación de Alfredo del Mazo para convertirse en jefe de campaña del PRI, tal como lo hicieron todos sus antecesores, o se mantiene en la trinchera institucional ante la 4T. O es frontal para evitar la derrota y el fin de la era priista en el Estado de México o se hace a un lado con el argumento de la neutralidad para dar paso a Morena y sus aliados el próximo año.


Lo que diga o deje de decir en este Quinto Informe será usado políticamente a su favor o en su contra. Así que este lunes podremos ir dilucidando si el gobernador Alfredo del Mazo y el PRI quieren ganar las elecciones o desde ahora inicia la entrega recepción de Lerdo 300.


No es un secreto. A Del Mazo Maza lo rodea el incesante riesgo de ser el último gobernador priista del Estado de México. Si se concreta el triunfo de Morena en el 2023, no sólo se acabarán 93 años de “priato” en la entidad, sino que también será el fin de una estirpe marcada por simbolismos como el Grupo Atlacomulco y la dinastocracia que acuñaron los antepasados de Alfredo. Ahora sí, más que nunca el PRI requiere de ir “fuerte y con todo”.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Motín a bordo, a quemar las naves…

Advertido fue que al interior del PRI se desataría la insurrección; de igual forma se mencionó que ni en los peores tiempos del partido se notó –como ahora- un desánimo en las tropas priistas, donde el nivel de participación y efusividad se ha reducido dramáticamente. El fin de semana se prendieron varios focos de alerta en el Partido Revolucionario Institucional del Estado de México con Eric Sevilla a la cabeza: 1.- En Ocoyoacac, municipio que el PRI no gobierna desde el 2018, Sevilla Montes de Oca fue recibido con lonas de rechazo a la imposición de la dirigencia municipal y reclamos de desunión partidaria; 2.- En Otzolotepec dirigentes de sectores, organizaciones y consejeros políticos se negaron a reconocer a Elías Favila García y Sinaí Guadalupe Lugo Vargas como el presidente y secretaria del comité municipal, de igual forma acusaron imposición, pésima operación política y falta de consensos. Ocoyoacac y Otzolotepec son sólo dos ejemplos de cómo el PRI y su dirigencia siguen en la simulación; a la lista habrá que sumarle Valle de Bravo, Toluca, Tianguistenco y varios de la zona oriente y Valle de México donde el tricolor ha sido borrado del mapa electoral por Morena. Así, desmotivado, dividido y sin aliados (PAN y PRD) el PRI enfrentará las elecciones de gobernador en el 2023 donde es inevitable pensar que adrede hay quienes quieren minar al partido para justificar la derrota y la entrega del Edoméx a la 4T.



El glamour priista…

¿En serio las principales aspirantes del PRI a la gubernatura mexiquense le apuestan a conquistar al electorado desde las portadas de las revistas ejecutivas y del corazón, o desde los anuncios espectaculares y la pinta de bardas? No hay semana en la que la Secretaria de Desarrollo, Alejandra del Moral Vela o la diputada federal Ana Lilia Herrera Anzaldo aparezcan “casualmente” en las primeras planas de medios de comunicación, muchas de ellas tachadas por la 4T de “elitistas”. Del Moral y Herrera le están dando armas a Morena para arreciar la lucha de clases en el Estado de México rumbo al 2023. ¿Qué ganan Alejandra y Ana Lilia con placearse y exponer lo que todo mundo ya sabe?: que tienen ganas de la candidatura y de la gubernatura. Si hay algo que ciudadanía recrimina, más en tiempos electorales, es el dispendio de recursos para pulir o forzar una imagen que no es acorde a la trayectoria ni a lo que se presentará en campaña. Si el pretexto es infundir conocimiento o posicionamiento, entonces no es tan cierta esa teoría de que son las únicas o los mejores prospectos del PRI para competir.



450 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo