• #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Por concluir una contienda que nunca tuvo inicio formal en el PRI.

  • Alejandra del Moral, Ana Lilia Herrera y Laura Barrera, las finalistas.

  • ¿Todo es "simulado” o está por salirse de control entre priistas?

  • Delfina Gómez se sigue placeando en eventos nacionales de Morena.

  • Otra vez Ocuilan será noticia; nada está definido en este municipio.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Es un hecho que estamos a días de la designación de quién será el candidato o la candidata del PRI al gobierno del Estado de México en el 2023. Con o sin alianza.

Por eso, no es casual que en las últimas horas las tres principales aspirantes de este partido hayan metido el acelerador a su activismo político de cara a la definición: Alejandra del Moral Vela, Ana Lilia Herrera Anzaldo y Laura Barrera Fortoul.

Por el lado de Del Moral Vela es más que conocido que su ancla está apostada en Lerdo 300 y en la estructura de la política social. Al interior del PRI es la rival a vencer porque tiene los adeptos y afectos de quien controla al partido y al gobierno: Alfredo del Mazo Maza.


Según los propios operadores de Alejandra es cuestión horas o semanas para saltar de la Secretaría de Desarrollo Social a la candidatura priista, es decir, apenas está por cumplir ocho meses en el encargo y Del Moral ya alista el nuevo embarque.

Para el caso de la diputada federal, Ana Lilia Herrera Anzaldo, podemos decir que ha sido la más consistente en su aspiración, aunque con notables altibajos en su intento por ser la pretendiente irruptiva al interior del PRI.


Desde sus frontales pero inestables anuncios espectaculares que la empujan a la candidatura, hasta sus constantes visitas a municipios y la reciente campaña de difusión –a través de brigadas regionales- de su iniciativa para crear la Ley de la Juventud en el país, Ana Lilia pretende llenarle el ojo a los priistas que no terminan de convencerse con Alejandra del Moral.

Por su parte y en los últimos días la también legisladora federal, Laura Barrera Fortoul decidió abrir sus cartas y encabezar varios eventos masivos, tanto con priistas como con políticos de otros partidos que le deben cariño, amistad o favores políticos. Una de las movilizaciones de Barrera Fortoul que más llamó la atención fue la de Naucalpan celebrada este sábado, no sólo por quienes efectuaron el acarreo de simpatizantes, sino por el discurso enfocado a llegar hasta el final.


No nos confundamos. El hecho de que las tres priistas ya estén en un franco activismo partidario, no significa necesariamente que “haya piso parejo” y menos que la militancia crea que habrá una contienda democrática. Quizá la señal que pretenden lanzar los que están a cargo del juego en el PRI es la de sacudirse la presión de que la decisión ya se ha tomado.

Es difícil, casi imposible de creer que a Alejandra, Ana Lilia y Laura les dieron finalmente el disparo de salida, cuando todos los mensajes y acciones indican que la contienda del PRI ya está por concluir.


En realidad, dependerá de Ana Lilia Herrera y Laura Barrera no terminar siendo la sazón del caldo de la candidatura de Alejandra del Moral; si las diputadas federales terminan a los costados y levantándole la mano a Alejandra será clara muestra de que sólo simularon.


CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Unos nadan en piscina y otros en mar abierto…

Por cierto. Mientras a Alejandra del Moral Vela, Ana Lilia Herrera Anzaldo y Laura Barrera Fortoul apenas les alcanza para desdoblarse en municipios y regiones del Estado de México, y aún con las reservas de los codazos y rencillas, la oponente más fuerte Delfina Gómez Álvarez de Morena continúa asistiendo a eventos políticos nacionales y consolidando su cercanía con las y los 22 gobernadores de la Cuarta Transformación, como uno de los principales artificios de lo que será su próxima campaña en el 2023. Este fin de semana Gómez Álvarez asistió al juramento constitucional de Mara Lezama como gobernadora de Quintana Roo y tras ser nombrada nuevamente, Delfina fue vitoreada con la frase de ¡gobernadora, gobernadora! Parece que la estrategia de quienes están detrás de la maestra de Texcoco es no exponerla todavía en tierra sino en los reflectores en todo el país. En contraparte y aunque quisieran las priistas Del Moral, Herrera Anzaldo y Barrera Fortoul nada más no podrán lucirse en el escenario nacional o en estados de la república por dos razones fundamentales: uno, porque ya no tienen más que tres gubernaturas y dos, porque a nivel nacional varias de las figuras políticas más importantes de su partido están en calidad de impresentables o perseguidos por la ley.


Tanto va el cántaro al agua…

No. Los regidores del Partido Encuentro Solidario (PES) de Ocuilan que tienen agandallado el gobierno municipal no pueden cantar victoria sobre la determinación que la semana pasada hizo el Tribunal Electoral del Estado de México (TEEM) sobre el nuevo Juicio para la Protección de los Derechos Políticos que interpuso el suplente, Wilfrido Pérez Segura. Una cosa es que el TEEM haya declarado extemporánea la impugnación del primer regidor, Roberto Valle Varona, como alcalde por Ministerio de Ley y otra, muy diferente, que con esto se haya terminado el pleito legal por la presidencia municipal… por el contrario, viene lo bueno. El próximo martes 27 de octubre se vence la última licencia otorgada al presidente municipal constitucional, Emilio Arriaga, quien desde diciembre del año pasado se encuentra detenido enfrentando un proceso penal, es decir, así como los ediles del PES han extendido cuántas veces han querido las licencias a Emilio, Wilfrido tiene infinidad de veces para inconformarse ante la justicia electoral. Así que a partir del miércoles habrá otro escenario de impugnación que por fin podría darle viabilidad a la asunción de Pérez Segura a la presidencia municipal; por supuesto, es cuestión de que expertos abogados y enlaces políticos le indiquen el camino correcto a Wilfrido. Ocuilan nuevamente será noticia en las siguientes semanas.

431 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo