top of page
  • #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Higinio Martínez se cura en salud, niega distanciamiento con Delfina Gómez.

  • Raymundo Martínez, la incomodidad frente al nuevo gobierno estatal.

  • En el PRI no tienen ni para el agua; le siguen debiendo a sus operadores.

  • Cuestiona diputado panista premio para Tlalnepantla de Tony Rodríguez.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Vaya que se enojó el senador morenista, Higinio Martínez Miranda por la serie de críticas que le llovieron tras no asistir al Grito de Independencia y al Desfile del 16 de septiembre que encabezó la gobernadora, Delfina Gómez Álvarez, en palacio de gobierno.


Según Don Higinio le avisó puntualmente a la maestra de su inasistencia a la toma de protesta de los integrantes del gabinete porque aún no había solicitado licencia para separarse, por enésima vez, de su escaño en el Senado de la República, cargo al que apenas había regresado a mediados de agosto.


“El nombramiento que me hizo, como jefe de Gabinete y Proyectos Especiales de su Gobierno, fue anunciado públicamente el miércoles 13 por la tarde. Para esa fecha no había presentado mi licencia en el Senado de la República, por lo cual no podía tomar protesta como funcionario de su gobierno en tanto no me sea concedida la licencia”, justificó.



Es más, ese día 13 de septiembre cuando Delfina dio a conocer a sus colaboradores y donde lo nombraron Jefe de Gabinete y Proyectos Especiales, Higinio le dijo a un colega periodista que lo felicitó: “¿Felicidades de qué? es un cargo que no representa nada, ni sueldo tiene”.


Higinio se quiere curar en salud, dice que lleva más de una década apoyando a la gobernadora y lo seguirá haciendo, pero miente y lo sabe. Su malestar es evidente porque el poder se le ha reducido drásticamente, porque no fue ni el candidato ni el gobernador del Estado de México y seguramente nunca lo será.



Acostumbrado a mandar y a imponer, el líder del GAP ha quedado diezmado, sin cancha para operar y colocar a los suyos a diestra y siniestra. La gobernadora no dará un solo espacio para que Martínez Miranda tome las riendas del Estado de México, la nueva composición política está muy alejada de las intenciones e intereses del senador.


Lo dicho. Los principales afectados con la derrota del PRI y el triunfo de Delfina Gómez serían Higinio Martínez Miranda y su grupo. El senador presionó a Delfina para que le dieran a su equipo al menos tres secretarías importantes, entre ellas Finanzas y Educación, pero no le resultó, ahora sólo le queda ser chalán en Palacio de Gobierno y empezar a trabajar en “proyectos especiales” con su oficina de “Asuntos sin Importancia”. Ese es el valor real de Higinio.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Para que vea lo que se siente…

Inocultable fue la incomodidad del alcalde de Toluca, el priista Raymundo Martínez Carbajal, durante su estancia en el balcón central de Palacio de Gobierno en el desfile cívico militar del 16 de septiembre. A ‘Ray del Bache’ se le vio sumamente disgustado porque tuvo que estar entre la crema y nada de esa clase política morenista que detesta y persigue. Con la gobernadora Delfina Gómez Álvarez de figura central y los miembros de su gabinete, Martínez Carbajal tuvo que tragar saliva y aguantar el escenario de indiferencia que le mostraron los de la 4T. De plano nadie peló al alcalde Raymundo y sus comportamientos fueron de alejamiento, casi torcido como queriendo aventarse del balcón a la calle.



Medio ambiente contaminado de corrupción…

Otro que recientemente estuvo que no lo calentó ni el sol fue al ex Secretario del Medio Ambiente del pasado gobierno priista, Jorge Rescala Pérez. Luego de que en las últimas semanas de su administración fue señalado y denunciado penalmente por presuntos actos de corrupción en la apertura de Verificentros del Estado de México, Rescala Pérez hizo la entrega-recepción de la Secretaría a la nueva titular, Alhely Arronis, quien adelantó que habrá “cero tolerancia a la corrupción”. Si la Secretaria del Medio Ambiente emanada del Partido Verde Ecologista le rasca tantito a la gestión de Jorge Rescala, puede tener un buen papel exhibiendo y denunciando el desaseo en la dependencia, de lo contrario sólo quedará en un discurso de buenas intenciones.



En el PRI no tienen ni para el agua…

En el PRI estatal las cosas van de mal en peor y a los operadores les siguen viendo la cara. El miércoles pasado hubo una kermés para conmemorar las fiestas patrias y resulta que los invitados tuvieron que pagar hasta el agua que se tomaron. Entre delegados activos e inactivos sólo el Secretario de Organización, el diputado Mario Santana bajó a saludar a los desangelados priistas; el dirigente estatal Eric Sevilla Montes de Oca, a quien ya le pusieron de mote Geppetto, ni saludar quiso a los invitados. La mayoría de los delegados asistieron a la “mañana mexicana” con la ilusión de recibir algo de lo que les deben por su trabajo en las pasadas elecciones de gobernador, pero Mario Santana les aplicó la de siempre: “esperen un poco más, no hay dinero ahorita”.



Se enojan los aliados…

Parece que el amor que unió la necesidad de competir juntos en la pasada elección por la gubernatura –porque solos nomás no la hacen- se está acabando entre PRI y PAN en la llamada tierra de en medio, Tlalnepantla. Si no me creen chequen la participación la semana pasada del diputado local y ex candidato a la alcaldía, Adrián Juárez Jiménez con respecto al premio que le fue entregado a este municipio gobernado por Antonio Rodríguez Hurtado, por un proyecto en materia de seguridad. Pero cómo bien se lo dijo el panista al priista: “un premio que quisiera recibir cualquiera que se dedique a esto de la política sería el que se lo diera la gente”. Y es que la crítica del legislador del PAN está orientada a que en realidad los índices delictivos de Tlalnepantla están por los cielos y que este municipio sigue siendo uno de los más inseguros del Estado de México y del país. Adrián Juárez no se guardó nada y no le importó que sea aliado electoral de Tony Rodríguez; el diputado panista le empañó su premio al alcalde priista, que en realidad no es un reconocimiento por bajar las cifras delincuenciales, sino por haber construido un centro de mando (C4).


967 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page