top of page
  • #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Segundo día de actividades y otra escena bochornosa para Delfina Gómez.

  • Sorprende en el escenario diputado ex panista, detractor de la maestra.

  • La gobernadora opta por el PAN para dialogar y acordar con la oposición.

  • Raymundo Martínez sigue corriendo a funcionarios, pero con rasero disparejo.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Los integrantes del gabinete de Delfina Gómez Álvarez deben entender que su función es blindar a la gobernadora a través del correcto comportamiento y sus resultados; tienen que saber que el proyecto es la maestra y no los secretarios; están obligados a la prudencia y no al protagonismo.


Pero entre todas las dependencias del Gobierno estatal hay una que sobresale en responsabilidades por ser la segunda oficina más importante del Poder Ejecutivo: la Secretaría General de Gobierno.


Lo anterior viene a colación porque si el miércoles fueron los imprudentes liderazgos de Ecatepec quienes armaron un mitote en el primer evento público de Delfina, este jueves fue alguien de sus colaboradores de la SGG quien puso “el negrito en el arroz” durante el encuentro de la maestra con el sector empresarial en Huixquilucan.

Resulta que a más de uno se le hizo raro que en el templete principal estuviera como invitado especial el ex diputado panista y ahora dizque morenista, José Antonio García García –sí ese que durante años se la pasó hablando pestes de la entonces secretaria de Educación Pública y hoy gobernadora mexiquense; ese que decía que lo peor que le pudo haber pasado a la SEP fue la llegada de Delfina Gómez y cada que pudo atizó a la maestra con el tema de los diezmos en la alcaldía de Texcoco-.


Algo extraño sucedió con Pepe Toño durante todo el evento, lo cual no pasó desapercibido por los asistentes, ya que bajaba y subía del escenario de forma extraña, acelerada y prepotente.



Todo esto, mientras los guaruras y colaboradores del diputado ex panista se peleaban a un lado del templete con la logística gubernamental frente a la crema y nata de los empresarios mexiquenses y nacionales. ¡Vaya vergüenza!


El caso es que Pepe Toño se coló y logró sacarse fotos con Delfina Gómez. Ha de pensar que la maestra ya olvidó que como diputado fue uno de sus principales detractores y de los más majaderos desde la oposición, pero ahora ya anda en Morena con la idea de ser candidato a la alcaldía de Huixquilucan… ¡sí, cómo no!


A parte de desmemoriado y arrebatado, es un malagradecido… Pero síganle dando cuerda a Pepe Toño; si ya traicionó al PAN, qué se espera la 4T.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Ya se vio de qué lado masca la iguana…

Por cierto, no crean que fue casualidad el que Delfina Gómez Álvarez haya visitado Huixquilucan –tierra eminentemente panista- para reunirse con el sector empresarial y al que asistieron, los más altos dirigentes del sector productivo y económico del estado y el país, encabezados por Francisco Cervantes. Este evento también tuvo matices políticos de alta relevancia, como el hecho de que la gobernadora fue recibida por la alcaldesa del PAN, Romina Contreras y su esposo, el coordinador de los diputados locales de Acción Nacional, Enrique Vargas del Villar, quien fue aspirante a la gubernatura. Al menos la maestra dejó ver con qué lado de la oposición le es más fructífero dialogar y acordar… los priistas se han de estar revolcando porque el PAN les está comiendo el mandado, no sólo de la candidatura presidencial y posiblemente la senaduría mexiquense, sino los consensos con el gobierno estatal de la Cuarta Transformación.



Todos coludos o todos rabones…

Si contamos las veces que el alcalde de Toluca, Raymundo Martínez Carbajal ha corrido a funcionarios de su gobierno, incluyendo a su exesposa y ex suegro, quizá “Ray del Bache” ya hubiera tenido cinco diferentes gabinetes a la mitad de su gestión. Ahora le tocó a Arturo Vilchis Esquivel, quien era director de Protección Civil Municipal y el argumento de Martínez Carvajal –dicen en las entrañas del ayuntamiento- fue que cachó a funcionarios de PC en posibles actos de extorsión sobre empresarios de la capital mexiquense. De ser así “bien por el alcalde”; pero si a esas vamos se quedaría sin colaboradores porque la corrupción y los moches son el pan de cada día en varias oficinas del gobierno municipal y en detrimento de negocios y empresas que operan en Toluca. Si corrió a Arturo Vilchis por probables actividades ilegales, pues que le eche una miradita a su secretario particular, Andrés Vergara y todo el departamento de Gobernación o al Organismo de Agua. Neta que el ayuntamiento se quedaría sin funcionarios.


904 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page