• #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL



  • Zinacantepec, entre el caos administrativo y la escaramuza política.

  • ¿Por qué la gente de Gerardo Nava Sánchez sigue en puestos clave?

  • Vanessa Linares Zetina y la maldición de los suplentes en Ocuilan.

  • Raymundo Martínez, del autoengaño al desplome de su proyecto.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Pecaron de optimistas quienes pensaban que con el encarcelamiento del alcalde Gerardo Nava Sánchez se terminarían los problemas en Zinacantepec, pues la refriega política está peor que nunca y las consecuencias inmediatas apuntan a una estrepitosa derrota del partido gobernante (Morena) el próximo 6 de junio.


Peor aún, se prevé una escaramuza mayor entre los demonios de la desastrosa administración encabezada por Gustavo Vargas Cruz.


Y es que más de uno se sigue preguntando ¿por qué el yerno de Nava Sánchez, Daniel Almazán, sigue siendo el comunicador social del ayuntamiento y por qué el ex secretario particular y suplente de Gerardo, Leopoldo Romero, es hoy el número 1 en la planilla del candidato morenista, Marco Reyes?, ¿por qué no los corrieron?, cuestionan.


Informes de alta veracidad indican a esta columna que tras su detención y reclusión en el penal de Santiaguito, Almoloya de Juárez, Gerardo Nava no tuvo contacto con el mundo exterior durante varios días, vaya, ni con sus abogados. Luego entonces habría sido difícil, casi imposible, que el defenestrado alcalde hubiera emitido comunicado o documento alguno en el que manifestara su licencia definitiva.




Curioso, porque en la sesión de cabildo de la madrugada del día 22 de enero el secretario del ayuntamiento, Adiel León, expuso un documento donde Nava Sánchez informaba sobre su dimisión total al cargo de presidente municipal con motivo de su situación legal.


Aquí hay gato encerrado y hasta insinuaciones de que el documento de licencia pudo haber sido apócrifo. Grave si se confirma la falsedad y sumamente preocupante para quienes lo hayan fabricado y aprobado.


Por eso –dicen esas fuentes fidedignas- la gente cercana a Gerardo Nava Sánchez sigue en posiciones claves de la administración de Gustavo Vargas y ya aseguró continuidad en el siguiente cabildo, aun perdiendo.


No salen de una y ya están en otra…



Y por si no fueran suficientes los escándalos, la Cuarta Regidora de Zinacantepec, la morenista Iriana de la Vega, subió a sus redes sociales un video en el que aseguró haber sido víctima de secuestro y lesiones en las propias instalaciones del ayuntamiento.


En su denuncia que se hizo viral desde la noche de este lunes Iriana, que ha sido más que un dolor de cabeza para el anterior y el actual alcalde de su mismo partido, acusó que un grupo de siete mujeres encapuchadas la sometieron, la encerraron en una oficina, la golpearon y le cortaron el cabello.


En medio de su ira la cuarta regidora señaló directamente como responsable al alcalde sustituto Gustavo Vargas Cruz y a la policía municipal. Grave, delicado y escandaloso. Zinacantepec ya pide esquina y cambio de partido en el gobierno.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

La maldición de los suplentes…

La campaña de la coalición PRD-PRI-PAN en el municipio de Ocuilan ha caído en la incertidumbre para sus simpatizantes, a quienes les han hecho creer que votando a favor de la alianza “Va por el Estado de México”, y en caso de ganar, tendrán como presidenta municipal a Vanessa Linares Zetina… lo cual podría ser una verdad a medias o una mentira total. La misma candidata se puso la soga al cuello al interponer un Juicio para la Protección de sus Derechos Políticos ante los tribunales electorales y exhibir que no contaba con su credencial de elector actualizada y por lo tanto no aparece en la lista nominal de electores. Algunos de sus seguidores se preguntan: ¿entonces por qué Vanessa sigue haciendo campaña?, la respuesta es simple: porque nunca fue impugnada ni suspendida su candidatura, luego entonces lo que ocurrirá en un hipotético caso de triunfo es que al recibir la constancia de mayoría los partidos o candidatos oponentes la lleven a juicio electoral bajo el principio de inelegibilidad; en tal escenario deberá asumir la suplente, Rubicelia Peña Pichardo. Otra vez, la maldita suplencia.



Espejito, espejito…

En política no hay nada más cruel que el autoengaño. Ayer por la mañana el candidato a la alcaldía de Toluca de la coalición “Va por el Estado de México”, Raymundo Martínez Carbajal, presumió en sus redes sociales la adhesión a su campaña de Gustavo Anaya Maya, personaje muy cercano al ex secretario del Ayuntamiento, Ricardo Moreno Bastida. Para intentar aderezar la noticia seguidores de Martínez Carbajal indujeron que se trataba de la suma de Proyecto 21 (emanado de la escisión de Morena en Toluca) a las filas de Raymundo. Minutos después el mismo Ricardo Moreno emitió un pronunciamiento en el que dejó en claro que Proyecto 21 “es apartidista” y que en este proceso electoral se mantendrá al margen de apoyar a determinado partido o candidato, es decir, que Gustavo Anaya no representa la voz del colectivo creado por Moreno Bastida y que en todo caso si Anaya Maya decidió irse con Raymundo es a título personal. Para rematar el mal día, salió publicado un sondeo del consorcio “Estudios Estratégicos”, realizado por un sector empresarial, donde prácticamente advierten el desplome de la campaña de Raymundo y la coalición PRI-PAN-PRD en Toluca.


859 visualizaciones0 comentarios