• #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL



  • Prolongada bronca por la dirigencia de Nueva Alianza en Edoméx.

  • Autoridad electoral debe preservar confianza y certeza democrática.

  • IEEM caería en ilegalidad si da trámite a oficio empujado por el SNTE.

  • Travesuras entre consejeras del Instituto Electoral del Estado de México.

  • Los vínculos de los aspirantes priistas con los ex gobernadores.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

La semana pasada trascendió que personeros de Rigoberto Vargas Cervantes y Eliud Terrazas Ceballos —ambos líderes del SNTE en el Estado de México—, acudieron a las instalaciones del IEEM para ingresar un oficio mediante el cual solicitaron al Instituto Electoral proceder con la destitución de la actual dirigencia del partido Nueva Alianza en manos de Mario Cervantes Palomino y reconocer, en su lugar, al grupo de insurrectos que se amotinaron a principios de año para dar el “Golpe de Estado partidista” en el conocido PANAL.


Tan ilegal como inconcebible sería que el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), siendo una institución del estado mexicano cuya historia y prestigio se extiende por más de 25 años, se preste a recibir documentación que le hace llegar un grupo de personas que, sin acreditar debidamente su personalidad, solicitan su intromisión en lo que a todas luces corresponde a asuntos internos de un partido político, pero lo que sorprende aún más es que el IEEM amague con dar trámite a esta petición cuando quienes la solicitan ni siquiera se encuentran afiliados a dicho instituto político.


Ciertamente, poco se sabe respecto a lo que se está cocinando al interior del IEEM, y ello es consecuencia de que la consejera en funciones de presidenta, Laura Daniella Durán Ceja, estaría reflejado una conducta hermética sobre este asunto, pues hasta la noche de este domingo es la única que conoce dichos documentos y estaría omitiendo reportarlo al resto de los integrantes del Consejo General, incluida la propia representación de Nueva Alianza ante dicho órgano, a pesar de que es un asunto de su entera competencia.

Tal ocultismo desde la presidencia ha generado disgusto entre algunas de sus compañeras consejeras. Daniella Durán debe entender que no se manda sola y la ley no le otorga facultades para pronunciarse sobre “quién debe o no” ser el dirigente de un partido político.


Cabría preguntarse entonces, si ahora son los consejeros quienes eligen a las dirigencias de los partidos políticos pasando por alto la voluntad de sus afiliados y simpatizantes, pues más allá de la molestia que supuestamente este tema habría generado, es de llamar la atención que ninguna consejera o consejero haya asumido una postura más firme al respecto, lo que deja entre ver cierta complacencia para consumar una ilegalidad.


Cuando menos, todo parece indicar que algunos miembros del Consejo General del IEEM no han regresado de vacaciones; sin embargo, es urgente que todo el andamiaje institucional de este máximo órgano de dirección tome cartas en el asunto, haciendo a un lado esa cómoda posición de interpretar que no pasa nada, cuando lo que se tiene enfrente es un problema de alto calibre, el cual comenzó siendo un asunto sin trascendencia pero que creció exponencialmente a consecuencia de un desafortunado proceder por parte de la autoridad electoral.

Lo que ya es innegable, es que detrás de este asunto puede estar gran parte de la estabilidad política que hoy más que nunca debe preservarse en el Estado de México. ¿Qué necesidad hay de que el propio árbitro sea quien enrarezca el ambiente previo a una elección de gobernador, cuando su principal función consiste en brindar confianza y certeza a la ciudadanía?


El desconocimiento representaría un rompimiento al orden constitucional que consagra a la autoorganizacion y la autodeterminación como unos de los principios que rigen a los partidos políticos y dichos preceptos no están para ser aplicados conforme al ánimo de un organismo público local electoral.


Ojo. Coyunturas como ésta no hacen más que defender el argumento de quienes cuestionan la existencia y fomentan la intención de desaparecer la figura de consejeros electorales, para que sean únicamente burócratas y administrativos quienes se echen al hombro las elecciones de este país.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Entre mujeres podemos despedazarnos, pero nunca hacernos daño…

Por cierto. Cómo se llevan de pesadas las consejeras del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) que por hacerle la travesura a una de ellas (quien tenía planeado pasar la Navidad y Año Nuevo en Las Vegas), alguien decidió cambiar el periodo vacacional de todos los empleados del organismo electoral para que los días de receso no fueran en diciembre, sino en los primeros 15 días de enero. ¡Se pasan!



Santo que no es visto…


El ex gobernador del Estado de México, Arturo Montiel Rojas, se sigue dejando ver en público y de manera constante; lo mismo en actividades partidarias, que en las pasadas tomas de protesta de alcaldes y hasta en eventos de carácter social, no se diga en los partidos de fútbol de los Diablos Rojos del Toluca en el Estadio Nemesio Diez. No es casual que Montiel intensifique su presencia en los próximos meses y durante en el año y medio siguiente; viene la elección de gobernador del 2023 y la designación del candidato o candidata del Partido Revolucionario Institucional, donde históricamente los ex gobernadores mexiquenses tienen voz y voto. Sólo que en esta ocasión y ante un panorama que se perfila adverso – aun en alianza con PAN y PRD- los priistas están en esa delgada línea de definir con quien pierden o con quien la salvan.



¡Safín safado es perdonado!…

Los cordones políticos umbilicales de los hasta ahora visibles aspirantes del PRI a la gubernatura del Edoméx están conectados a los ex gobernadores y al actual titular del Ejecutivo. Ernesto Némer tiene vínculo con Enrique Peña, Alfredo del Mazo y Emilio Chuayffet; Ana Lilia Herrera con Arturo Montiel y Eruviel Ávila; Carlos Iriarte con Arturo Montiel y Eruviel Ávila; Elías Rescala con Alfredo del Mazo; Ricardo Aguilar con Enrique Peña; y Alejandra del Moral Vela con Alfredo del Mazo, Arturo Montiel, César Camacho y hasta con Alejandro Moreno Cárdenas, presidente nacional del PRI… Ah, pronto se espera el andamiaje abierto de Carolina Monroy, que al igual de Del Moral Vela cuenta con adeptos de más de un ex gobernador, con el actual mandatario y hasta con la declinación adelantada de uno de los aspirantes.


565 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo