• #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL



  • Aspirantes a gubernatura reflejan nivel del PRD en el Estado de México.

  • Omar Ortega, Arturo Piña y Eduardo Neri, trio de sátrapas izquierdistas.

  • PRI sigue cediendo terreno en encuestas; pero el tricolor las desdeña.

  • Xonacatlán, Temoaya y Otzolotepec, ejemplos del basurero morenista.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

¿Quieren calcular los alcances del PRD rumbo a las elecciones del Estado de México del 2023?... Sólo vean el nivel de quienes hasta el momento se han declarado aspirantes a la gubernatura.


1.- Omar Ortega Álvarez, Coordinador de los diputados locales del Sol Azteca.

2.- Arturo Piña García, alcalde de Villa de Allende.

3.- Eduardo Neri Rodríguez, ex alcalde de Capulhuac y recientemente Cónsul de México en Miami, Estados Unidos.


No mentimos ni exageramos cuando decimos que estos tres personajes son los auténticos representantes de lo que ha sido y en lo que se ha convertido el perredismo mexiquense. Sátrapas, oportunistas, negociadores y maestros del trapecismo que han subsistido en la tormenta, pero capaces de chupar hasta los tuétanos de su esquelético instituto político.


¿Por qué son conocidos estos tres sujetos del Sol Azteca?, ¿por sus logros?, ¿cuáles?, ¿a qué sector de la población mexiquense han beneficiado en los múltiples cargos públicos que han ocupado?, ¿cuál ha sido su mayor aportación a la ciudadanía?, ¿qué han hecho por su partido y por su militancia?


Omar Ortega Álvarez supo ascender a partir de la famosa organización denominada COLMENA, agrupación que concentraba liderazgos sociales y principalmente de los grupos más radicales de la izquierda. Desde Coacalco, Ortega Álvarez se adueñó de los llamados Comités de Desarrollo Vecinal (CDV), agrupación fundada por el fallecido ex diputado, Jaime López Pineda, con quien Ortega rompe para refugiarse en Alternativa Democrática Nacional (ADN) de los hermanos Héctor y Víctor Manuel Bautista López, a quienes hoy les disputa lo que resta del PRD en la entidad. Al amparo de su partido Omar Ortega ha sido funcionario del ayuntamiento de Nezahualcóyotl; dirigente estatal, así como diputado federal y local por reelección.



Arturo Piña García, como profesor de San Simón de la Laguna del municipio Mazahua de Donato Guerra se trepó al camión del entonces fortalecido PRD en el sur del Estado de México, por allá del 2003, en la primera campaña por la alcaldía de Tomás Octaviano Félix, de Nueva Izquierda, corriente dirigida por el ex perredista Javier Salinas Narváez, este último pieza clave de “Los Chuchos” en la dirigencia y finanzas del partido a nivel nacional. Después Piña García fue impulsado por Tomás Octaviano para ser alcalde de Donato Guerra (2006-2009), luego diputado local y posteriormente se trasladó al municipio vecino de Villa de Allende donde lleva dos alcaldías continuas. En los últimos años Arturo no sólo desconoció a Tomás Octaviano, sino que he emprendo una lucha intestina para desaparecer políticamente a su creador político.



Eduardo Neri Rodríguez, priista de formación y convicción; sus acenso político fue gracias a que trabajó en la Legislatura local y fue parte del entonces coordinador de los diputados del PRI, Enrique Peña Nieto. Pero no supo leer el éxito en el tricolor y se refugió en el PRD gracias a que la corriente de ADN de Héctor Bautista le abre las puertas y lo postula en el 2015 para ser candidato a la alcaldía de Capulhuac, donde al término de su gestión deja una deuda superior a los 53 millones de pesos y observaciones por más de 18 millones en el Órgano Superior de Fiscalización. Neri Rodríguez sigue siendo un priista de closet y sus ocurrentes apariciones y destapes no se entenderían sin la orden, instrucción y lineamientos que le dicta el ex Secretario General de Gobierno, José Manzur Quiroga.


Esta es la radiografía de quienes aspiran a la candidatura del PRD en el 2023. Omar, Arturo y Eduardo son exactamente lo mismo, pero de los tres no se hace uno; en ellos se tiene la radiografía exacta de esa izquierda que empezó pateando puertas para convertirse en una cúpula de cínicos y encumbrados millonarios.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Cifras, especulaciones y desdenes…

Si bien el PRI adelantó sus tiempos y formas para hoy tener en la palestra a por lo menos tres aspirantes públicamente decantados y otros dos ocultos, lo cierto es que a quien mejor le está funcionando la estrategia de posicionamiento mediático y entre el electorado ante una eventual alianza en el 2023 es al PAN y su inminente candidato a la gubernatura, Enrique Vargas del Villar. En las últimas horas y como lo ha venido haciendo cada mes, la empresa encuestadora Massive Caller difundió los resultados de su sondeo actualizado rumbo a las elecciones de gobernador en la entidad mexiquense donde destaca que se han acortado las distancias entre Morena y la hipotética coalición PRI-PAN-PRD, con un margen de separación de 5% porcentuales a favor de la 4T. Los candidatos por partidos siguen firmes: por Morena Delfina Gómez; por el PAN, Enrique Vargas y por el PRI, Alejandra del Moral. Pero si existiese alianza la percepción ciudadana –según Massive Caller- es que quien debe encabezarla es el panista Vargas del Villar. A esto habrá que sumarle que partidos pequeños como el Partido Verde tienen un 5% de preferencia electoral y en esta encuesta no se le suma a Morena, con quien pudiera aliarse en el 2023 y por lo tanto ampliaría la ventaja de la Cuarta Transformación. Pero el PRI no ha tenido otra respuesta que desdeñar las encuestas que cada vez lo ponen más abajo del PAN; con esa actitud reaccionaria los priistas quieren competir y convencer a sus aliados.



El cochinero fuera del relleno sanitario…

¿Qué tienen en común Xonacatlán, Otzolotepec y Temoaya? Primero, que los tres depositaban sus residuos sólidos en el recientemente clausurado relleno sanitario de San Miguel Mimiapan, Xonacatlán. Segundo, que al no tener alternativa, recursos ni un programa ambiental de reciclaje y separación se vieron obligados a suspender la recolección de basura, por lo que se prevé un verdadero cochinero en colonias y pueblos en los siguientes días. Tercero: que estos tres municipios tienen gobiernos emanados de Morena. Hay quienes dicen que el cierre del basurero tiene tintes políticos, lo cual no sería novedoso ni sorprendente; pero de que hay una amplia ineptitud de algunos gobiernos municipales emanados de la 4T tampoco es inocultable, pues le siguen apostando al aprendizaje sobre el camino. Mientras, que se jodan los ciudadanos con el basurero morenista.



259 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo