• #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Alejandro Encinas en la pelea por la candidatura de Morena del 2023.

  • Reaviva “Caso Atenco” con empellones al gobierno estatal y Texcoco.

  • Magistrado electoral cancela sus redes sociales tras el “Chanclagate”.

  • Le brotan escándalos a Raúl Flores, ahora por “conflicto de interés”.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ

En las últimas horas Alejandro Encinas Rodríguez, Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) mandó la señal clara de que se mantiene en la jugada como aspirante a la gubernatura del Estado de México en el 2023, por la vía de la Cuarta Transformación.


No con el tradicional estilo que han ocupado el resto de los aspirantes de Morena. Ni grilla, ni eventos masivos, ni entrevistas, ni destapes inducidos o subliminales.


Encinas se mantiene en la ruta institucional, bajo la disciplina que obliga el estar dentro del primer círculo del Gobierno de México; muy similar a la estrategia que ha emprendido la Secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez Álvarez. No son casuales dichos comportamientos mesurados.

Mucha atención con lo que dijo Alejandro Encinas el lunes de esta semana en la presentación del “Diagnóstico Nacional de Tortura Sexual cometida contra Mujeres en México”, cuyo principal tema fue el “Caso Atenco”, episodio marcado por la represión, persecución, encarcelamiento, agresiones e impunidad del operativo policial del 3 de mayo del 2006, ejecutado contra comerciantes y campesinos de San Salvador Atenco que se oponían a la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, intento frustrado del sexenio de Vicente Fox Quezada.


Encinas Rodríguez anunció que solicitará y empujará que la Fiscalía General de la República (FGR) atraiga las investigaciones para llegar, de una vez por todas, a la justicia sobre más de 200 personas, entre ellas 31 mujeres que fueron agredidas sexualmente. A pesar de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que en noviembre del 2018 instruyó el esclarecimiento y sanción contra policías y mandos que ejecutaron y ordenaron la represión, el expediente sigue en la congeladora de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM).

Dato importante es que dentro de la indagatoria que encabeza la Subsecretaría de Alejandro Encinas existe un apartado en el que se testifica que los disturbios de Atenco iniciaron en el mercado de Texcoco, municipio entonces gobernado por el actual senador y también aspirante a la gubernatura, Higinio Martínez Miranda, quien durante la represión se encontraba de licencia al cargo y el presidente municipal en funciones era el actual diputado local de Morena, Nazario Gutiérrez. La teoría es que si la policía de Texcoco habría actuado con prontitud, voluntad y eficacia se habría evitado el desorden y los excesos que siguen faltos de justicia a 15 años de distancia.


Literal. El nuevo giro del “Caso Atenco” es un arrimón directo al gobierno del Estado de México y al Grupo Texcoco que encabeza Higinio Martínez, con una finalidad política encauzada.


No tiene de otra. Si llegase a ser el candidato de Morena, Encinas Rodríguez arreará la bandera del combate a la inseguridad y la erradicación de la impunidad como revulsivo de la delincuencia y la corrupción en el sistema de justicia mexiquense. Difícil y comprometedora plataforma para apuntalar un proyecto de gobierno en estos tiempos, pero es el espacio que le han encomendado a Alejandro, quien sigue como carta fuerte del gran elector de la candidatura: Andrés Manuel López Obrador.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Esa de Cri-cri: “La fiesta de los zapatos”…

Luego de que el pasado fin de semana el magistrado del Tribunal Electoral del Estado de México (TEEM), Raúl Flores Bernal presumiera en sus redes sociales la colección de zapatos de alta gama, con valor aproximado de 300 mil pesos –y eso poniéndoles un precio de oferta-, al justiciero de la democracia no le gustaron los comentarios que él mismo desató entre la opinión pública y optó por eliminar su cuenta de Facebook. ¿Quién entiende a Flores Bernal?, primero andaba jugando a la democracia y hasta pidiendo consejos para darle lustre a su fino y exclusivo calzado, pero ya que lo tundieron por presumido y no abonar a los tiempos de la “austeridad republicana” prefirió esconderse. Fue el propio magistrado quien dio entrada a la ira del respetable, tan es así que sus allegados lo exhibieron aún más, pues entre los comentarios que se leyeron en la desaparecida publicación había uno que expresaba: “y los que faltan amor”, o sea, sólo porque no cupieron en la foto que si no ponía otros 10 pares de Salvatore Ferragamo o Prada. Cabe mencionar que los magistrados electorales del Estado de México tienen un ingreso mensual bruto de 217 mil pesos, el cual se compone de un sueldo base de 184 mil pesos y una gratificación de casi 33 mil pesos, siendo de los mejor pagados en todo el país.



Pueblo chico, infierno grande…

Por cierto, tras el “Chanclagate” a esta columna llegaron una serie de comentarios, pistas y señalamientos sobre Raúl Flores Bernal, pero llamó la atención que más de un “samaritano” pidió a esta redacción echarse un clavado a las nóminas del Tribunal Electoral del Estado de México (TEEM) y del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), para verificar la tesis de que entre el magistrado Raúl Flores y el Consejero del IEEM, Francisco Bello Corona, pudiese existir un “conflicto de interés”, dado que entre ambos se habrían cruzado a familiares directos para emplearlos como asesores, lo que suponen sería una mala práctica en ambas instituciones. Ya estamos consultando con las fuentes administrativas de ambos organismos si es verdad que Rodrigo Raúl Flores Millán –hijo del magistrado- es asesor del consejero Bello Corona, mientras que Francisco Bello Eugenio –hijo del consejero- es Secretario de Estudio y Cuenta en la ponencia del magistrado Raúl Flores. De ser verdad esto tendría que ser investigado y sancionado por las respectivas contralorías (del TEEM y del IEEM), pero todo hace suponer -según los mismos informantes- que los titulares de los órganos de control del Tribunal y del Instituto electorales están en la misma sintonía, es decir, también habrían metido el corazón en la nómina. Me intriga… ¿Qué establece la Ley General de Responsabilidades Administrativas del Estado de México y Municipios en materia de conflicto de interés y nepotismo?

922 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo