• #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL



  • Alistan primer y único intento de operación cicatriz en Morena Edoméx.

  • Prevén reunión entre Mario y los texcocanos Delfina, Higinio y Horacio.

  • Por corrupción sacan a delegados municipales de programas federales.

  • Vienen más órdenes de aprehensión en Ocuilan, regidores a temblar.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Las próximas horas serán cruciales para Morena en el Estado de México, donde veremos qué tan serio es el mensaje de unidad con la que este partido pretende afrontar las elecciones de gobernador del 2023.


Se espera que este fin de semana y antes del domingo el líder nacional del partido, Mario Delgado Carrillo, sostenga un encuentro con la dividida planilla de Texcoco, encabezada por la próxima candidata a la gubernatura, Delfina Gómez Álvarez; con el derrotado senador, Higinio Martínez; y con el titular de la Agencia Nacional de Aduanas, Horacio Duarte Olivares.


El objetivo es cerrar el ciclo de la definición de la candidatura y perfilar, con la menor aspereza posible, la celebración del Congreso Estatal de Morena el próximo domingo a las 10:00 horas en el hotel Radisson de Toluca, de la que habrá de salir la próxima dirigencia estatal y el nuevo Consejo Político morenista mexiquense.


Por cierto. Para evitar desaguisados y exhibiciones de lo que puede terminar en una batalla campal, se les prohibirá a los asambleístas entrar con teléfonos o dispositivos móviles. El diputado federal Sergio Gutiérrez Luna será –si se celebra- el referí del Congreso de Morena Edoméx.


Otro punto a tratar entre Mario, Delfina, Higinio y Horacio es poner sobre la mesa la posibilidad de que el diputado federal y ex gobernador de Michoacán, Leonel Godoy sea el coordinador de campaña de la maestra Gómez Álvarez, es decir, se descartaría a Horacio Duarte para evitar más tensión entre los texcocanos, pero sobre todo sería una muestra de neutralidad para la inclusión de todos los grupos de Morena en la entidad.


Pero del resultado de este encuentro con la dirigencia nacional también podría determinarse una hipotética cancelación del Consejo Estatal del domingo en caso de no haber condiciones para una operación cicatriz entre los oriundos de Texcoco, porque el entuerto actual está en si se le deja al Grupo de Acción Política (GAP) de Higinio la dirigencia del partido o Delfina y sus aliados deciden pelear por el control de Morena.


Hasta ahora ningún cuadro quiere ceder. A Higinio Martínez lo único que le queda es la presidencia del partido para desde ahí tratar de resurgir y presionar a Delfina; mientras que los alumnos de la maestra no le quieren dejar un centímetro de posibilidades a los “higinios” para volver a imponerse.


Así que de aquí al domingo veremos la capacidad de operación política de Mario Delgado para entregarle al presidente Andrés Manuel López Obrador un proceso planchado en el Estado de México o de plano, si falla este intento de “contentar” a los texcocanos, tendrá que venir una fuerte intervención desde Palacio Nacional.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Ratones en la bodega de los quesos…

Nadie, hasta ahora, se ha percatado o no le han dado importancia al hecho de que varios delegados municipales de los Programas Sociales del gobierno federal han sido destituidos, por ejemplo, los de Toluca, Zinacantepec y San Felipe del Progreso. Las razones, indican fuentes de la Secretaría del Bienestar, son verdaderamente alarmantes. Entre irregularidades y un tufo de corrupción, estos delegados salieron por la puerta de atrás; incluso uno de ellos por sus extrañas relaciones sociales e indicios delincuenciales. Alteraciones de padrones de beneficiarios; comprobaciones de que “varios millones” de pesos de los Adultos Mayores no llegaban a los abuelitos; y operación política personalizada desde los beneficios asistenciales, son parte de las trapacerías de esos rufianes con gafete de “servidores de la nación”. El Delegado de los Programas Sociales federales en el Estado de México, Juan Carlos González Romero, debe continuar con la tarea de sacudirse -por decirlo menos- a esos pillos, sobre todo porque es de sobra conocido que el resto de la tropa de delegados municipales le siguen rindiendo cuentas al senador Gabriel García Hernández, quien hasta junio del 2021 fue el coordinador de los ‘súperdelegados’ estatales de la Secretaría del Bienestar. González Romero tiene que poner mucha atención porque la mayoría de sus coordinadores regionales le siguen pasando corriente a Rogelio Valdespino y Alejandro Peña, los supuestos “lopezobradoristas” que -por comodato de Gabriel García- pretenden apañarse el trabajo territorial de la próxima campaña a gobernador. Claro, saben dónde está el dinero.



Dos ya en la jaula y los que faltan…

Uuuuuuyyyy. A la novela de Ocuilan le faltan otros capítulos. Según fuentes del sistema de administración de seguridad del Estado de México, la policía ministerial está por recibir nuevos mandatos judiciales para detener a más servidores públicos municipales y familiares de estos, por presuntas actividades ilícitas. Dicen que los más preocupados son dos regidores del PES, así como los directores de Administración y de Seguridad Pública. O sea que lo del secretario del Ayuntamiento recientemente capturado apenas es la “punta de Iceberg”.

1108 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo