top of page
  • #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Detiene fiscalía al alcalde electo de Ocuilan, Emilio “N”; no asumirá el cargo.

  • Es acusado de privación ilegal de la libertad contra un militante de Morena.

  • Se repite la maldición de los alcaldes propietarios, ejercerá el suplente.

  • Isidro Pastor, el dirigente del PES que debió conocer a su encarcelado edil.

  • Luis Maya abandona toma de protesta del sucesor priista en Almoloya.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Este martes, en Cuernavaca, Morelos, detuvieron al alcalde electo de Ocuilan, Estado de México, -ya como fuero constitucional- Emilio Arriaga Villa, quien ganó en los pasados comicios con las siglas del Partido Encuentro Solidario (PES).


Fuentes de la Fiscalía General de Justicia indican a este espacio que las acusaciones en contra de Emilio “N” (así se le nombrará para efectos de la investigación) serían los delitos de privación ilegal de la libertad y tentativa de secuestró en grado de autoría intelectual.

Las faltas se habrían cometido en contra de un militante de Morena, quien a su vez fue candidato por la misma presidencia municipal, pero en el 2018.


Los hechos que se le imputan al detenido alcalde ocurrieron tres días antes de las elecciones del 6 de junio, cuando la víctima “fue levantada, torturada y amenazada”, según un reporte oficial de la policía local, al que está columna tuvo acceso.


Los uniformados de Ocuilan rescataron al morenista en pésimas condiciones, lastimado y casi inconsciente. Posterior a estos hechos se inició una carpeta de investigación y la correspondiente indagatoria que concluyó con la captura -hace unas horas- del frustrado presidente municipal.

Desde hace varios meses, después de las elecciones, la Fiscalía mexiquense le seguía la pista a Emilio. Será por eso que en su toma de protesta del viernes pasado la autoridad estatal prefirió mandar a un funcionario de cuarto rango, como Enrique Mendoza Velázquez (incrustado en la dirección del Conalep), para no adornar lo que a la postre sería una ilegalidad.


Según los informes el alcalde electo no radica en Ocuilan desde que supo de la indagatoria en su contra. Todo el tiempo se la pasaba en municipios de Morelos, incluso en su toma de protesta estuvieron a punto de detenerlo, pero Emilio llegó a Ocuilan, estuvo unos minutos para el juramento constitucional y regresó a Morelos en cuestión de minutos. No se pudo ejecutar la orden detención por parte de los policías ministeriales.


Hoy, nuevamente, hay un vacío de poder en Ocuilan, lo mismo que ocurrió en enero de 2020 cuando Félix Linares, el entonces alcalde perredista falleció en un accidente aéreo en Morelos, para darle entrada al suplente, Vicente Rivera Fuentes.

La ley es clara, luego de que se instale el cabildo el 1 de enero debe asumir el suplente, Wilfrido Pérez Segura, originario de la comunidad de Santa Mónica. Esto independiente de que aún está vigente la impugnación en la última instancia jurisdiccional del país que exige la anulación de los resultados electorales del 6 de junio en Ocuilan. De esto pide su limosna el ex diputado local y candidato perdedor de Morena (con casi el 10% de diferencia), David Orihuela.


Moraleja: “Si ves las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”. Esta es una clara señal de que si la justicia fue por un alcalde que aún no asume, con más razón perseguirá a los que están por salir. Así que los actuales presidentes municipales deben pensar dos veces antes de llevarse hasta los lápices y aplicar el “Año de Hidalgo”. Es la última llamada para procurar cuentas claras y evitar andar de “tentones”.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

La culpa no es del indio…

Por cierto. Sería bueno preguntarle al entonces presidente del Partido Encuentro Solidario (porque quien sabe si lo siga siendo), Isidro Pstor Medrano, cómo fue que le dio la candidatura a Emilio, cómo conformó la planilla y si sabía de los embrollos de su abanderado en Ocuilan días antes y posteriores a las elecciones, porque seguramente tuvo que festejar con el hoy detenido el triunfo municipal. ¿Dónde andará Isidro Pastor?



Por la puerta de atrás…

También este martes tomó protesta el alcalde priista de Almoloya de Juárez, Oscar Sánchez García, quien -al igual que otros nuevos presidentes municipales- tendrá que enderezar la nave que casi hunden los de la Cuarta Transformación. Un hecho notable fue que el inicio de la sesión solemne estuvo a cargo del aún presidente de Morena, Luis Maya Doro, pero previo al juramento de Oscar Sánchez el cabildo actual decidió abandonar el recinto declarando un receso. No se necesita ser muy sabio para deducir que Maya Doro y los regidores salientes optaron por hacer mutis antes que enfrentar los abucheos. Los ediles morenistas Esquivaron la rechifla del respetable, pero seguramente no evadirán las responsabilidades administrativas y penales por haber dejado en bancarrota al ayuntamiento, salvo que Oscar Sánchez se las perdone.

254 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page