• #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Morena le sigue marcando agenda y tiempos al PRI rumbo al 2023.

  • En agosto la 4T “define a Delfina”; en septiembre el PRI a Del Moral.

  • ¿Quiénes asumirán los costos de la derrota en el Estado de México?

  • Alistan ejército de hasta 30 mil activistas para “elección de estado”.

  • Alcaldes del sur se esconden, no asistieron a Mesa de Fortalecimiento.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Morena no sólo le está marcando la agenda, sino también los tiempos al PRI en el Estado de México rumbo a las elecciones de gobernador del 2023.


A más tardar el 10 de agosto se confirmará la designación de Delfina Gómez Álvarez como la ‘Representante de los Comités de Defensa de la Cuarta Transformación’ y futura candidata morenista; a partir de esto el Partido Revolucionario Institucional se verá obligado a saltarse sus propias reglas y tradiciones.


Así que antes del 15 de septiembre el tricolor también emitirá humo blanco, para ungir –como todo parece indicar- a la Secretaria de Desarrollo Social, Alejandra del Moral Vela hacia el abanderamiento por la gubernatura.


Es decir, para cuando el gobernador Alfredo del Mazo Maza rinda su Quinto Informe, la candidatura de su partido ya deberá estar lista y -de ser posible- respaldada por la élite, los ex gobernadores y –sobre todo- por el resto de los aspirantes que tendrán que quedar contentos o resignados en la disciplina.


Por eso cobran sentido las reuniones que Del Mazo Maza ha sostenido con personajes como las diputadas federales, Ana Lilia Herrera Anzaldo y Laura Barrera Fortoul, que también son aspirantes a la candidatura. La lectura es clara, ir planchando la definición sobre Del Moral Vela.


Y es aquí donde más de un priista se puede preguntar: ¿el actual gobernador asumirá el saldo de la elección? Porque al final habrá tesituras irrefutables:


· Si no gana Delfina Gómez el perdedor será el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

· Si no gana Alejandra del Mora Vela, el perdedor será el gobernador Alfredo del Mazo Maza.


Con o sin alianza, el PRI del Estado de México ya marcó su ruta y en breve quemará sus naves porque no habrá vuelta atrás.


De la dirigencia nacional ni hablar, mientras Alejandro Moreno Cárdenas siga en el cargo, más lejana será su posibilidad de siquiera opinar sobre el proceso mexiquense. Ahora toma forma el mensaje que Del Mazo le dirigió a Alito en marzo pasado en Toluca: “…los priistas mexiquenses siempre hemos sabido tomar las mejores decisiones y en los priistas mexiquenses recae la responsabilidad de esas decisiones”.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Preparan la maquinaria de estado…

Morena y el gobierno federal preparan su arribo al Estado de México con la ayuda, además de los “Servidores de la Nación” y los programas sociales, de estructuras partidarias de la Ciudad de México, Hidalgo, Veracruz, Oaxaca y Puebla. Se estima que un ejército de 30 mil activistas se dejará descolgar en los siguientes meses y hasta el 4 de junio del 2023, día de las elecciones. Aunque no es justificable, tampoco se pueden hacer los sorprendidos en el PRI; es parte de las reglas no escritas en el juego que este partido inventó y ejecutó para empoderarse durante casi 100 años, sólo que ahora le darán una sopa de su propio chocolate. Es eso a lo que le llaman: “una elección de estado”.



¿Hay alguien en casa? …

Como andan de temerosas las autoridades estatales y municipales de la zona sur del Estado de México, que los alcaldes de esa región no quieren salir de sus oficinas. Imagínense, este jueves se celebró la Mesa de Fortalecimiento Municipal en la Región XXII de Valle de Bravo, donde estaban convocados los 12 alcaldes, pero sólo asistió el de Texcaltitlán, Javier Lujano Huerta y eso porque el encuentro se desarrolló en su municipio. Los convocantes fueron Ignacio Rubí Salazar, Director General del CECyTEM en su carácter de Comisionado Regional del gobierno del estado y Edgar Eliud Valadez, Director de Gobierno en Tierra Caliente. Para justificar esta “vacía e intrascendente reunión de gabinete” tuvieron que llenar los espacios con gente del ayuntamiento de Tixca. Ni qué decir de los diputados locales de este olvidado rincón mexiquense, esos tampoco asomaron la cabeza ni mandaron representantes. Desinterés o miedo, el caso es que los presidentes municipales, legisladores y funcionarios del Ejecutivo estatal entran y salen de esta zona a escondidas o de plano no quieren ni moverse.



642 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo