• #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Higinio Martínez se mete en la “boca del lobo”; comete errores en “Tragaluz”.

  • En entrevista con Fernando del Collado el senador se despedazó solito.

  • Aunque lo ha llamado hermano, prefiere no ser pariente de AMLO.

  • Mesura y paciencia política de Alfredo del Mazo en su Cuarto Informe.

  • Diálogo y unidad, claves del mensaje para afianzar política de acuerdos.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

No sólo se vio mal, sino que cometió errores que le traerán altísimos costos de cara a sus aspiraciones por la gubernatura del Estado de México.


Fue el líder del Grupo de Acción Política (GAP) de Morena, Higinio Martínez Miranda quien en el ánimo de opacar el Cuarto Informe de Alfredo del Mazo, apareció la noche de este lunes en uno de los espacios más prestigiados en materia de entrevistas políticas.


Martínez Miranda se fue a meter –nada más- con el experimentado periodista Fernando del Collado en su programa “Tragaluz”, que ahora se transmite en la plataforma Latinus.



El señor de Texcoco (así lo presentó Del Collado) tuvo varios deslices, pero llamaron la atención dos extractos en especial que inevitablemente levantarán polvo en Palacio Nacional.


1.- Higinio afirmó que no ha hablado con el presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la sucesión en la gubernatura mexiquense del 2023, porque falta mucho tiempo.


¿Ya le dio el visto bueno el presidente AMLO?

No he hablado de esto con él

¿No lo escucha?

Sí, lo llego a ver de vez en cuando pero no hablamos de eso, falta mucho tiempo.

¿Qué quiere acordar con el presidente para ser candidato?, le preguntó Del Collado.

Con el presidente no se acuerdan las candidaturas.


Luego entonces quiere decir que el senador se fue por la libre en su destape a inicios de mes y su precampaña disfrazada de “foros legislativos”.




2.- Presumió que el presidente López Obrador lo ha catalogado públicamente como su hermano. Pero las respuestas subsecuentes sobre el tema fueron fatales.


¿Hasta qué está dispuesto a ofrecerle (al presidente)?

Al presidente no creo que tenga que ofrecerle nada, me conoce y lo ha dicho en tres ocasiones… somos como hermanos.

¿Su hermano?

Él lo ha dicho

¿Y usted lo considera así?

Quisiera que no porque no les va muy bien a sus hermanos.


Si el presidente ya le dijo tres veces que lo ve como su hermano e Higinio dice que no quiere serlo porque a los hermanos de López Obrador les va mal, literalmente es la inversa de San Pedro y Jesucristo: el Mecías lo arropó en tres ocasiones pero el discípulo lo despreció.


Y así, una tras otra, en la entrevista que dura cerca de 20 minutos, Higinio respondió para sacudirse los motes, señalamientos y estereotipos que giran alrededor de su vida política en los últimos 30 años. Se erigió como un hombre transparente, libre, de palabra, de ideas y no de ocurrencias. Sostuvo que no es vengativo ni resentido. Aseveró que son “muy poquitos” los que no lo quieren en Morena. Afirmó que no es cacique, pero admitió que no vive mal. Juró que es honrado y honesto, que no tiene cajas fuertes ni ranchos, pero en el remate le ganó el subconsciente:


¿Usted prefiere en efectivo, cheques o depósitos?

“Hoy todo se mueve prácticamente electrónicamente”, respondió Higinio.


Link de la entrevista: https://fb.watch/892L8MytFw/



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Esa de Kalimán: serenidad y paciencia…

Mesurado en el discurso y respaldado por propios y extraños, el gobernador Alfredo del Mazo Maza rindió este lunes su Cuarto Informe de Gobierno. No había necesidad de hacer aspavientos ni futurismos políticos… todavía no.


Del Mazo evitó alebrestar el avispero y en su mensaje sólo llamó al diálogo, a la unidad y la tolerancia. Distinguió a los de casa y a los de fuera, a los de su partido y a los opositores, a quienes les brindó espacios en su oratoria. Desde agradecimiento al presidente Andrés Manuel López Obrador, hasta el reconocimiento y disposición para llegar a acuerdos con los partidos políticos con representación en la Legislatura local, tanto a sus aliados (PRI, PAN y PRD) como a los contrincantes electorales de la Cuarta Transformación.



No podía ser de otra manera. Ante invitados especiales como el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López; la presidenta de la Mesa Directiva del Senado, Olga Sánchez Cordero; Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera; de Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México y del Ricardo Monreal (estos dos últimos presidenciales rumbo al 2024 y todos alfiles de la Cuarta Transformación), el mandatario mexiquense debía mostrar el más alto grado de cordialidad política y respeto institucional.


En lo local Alfredo del Mazo estuvo respaldado por la presencia de los ex gobernadores Eruviel Ávila Villegas, Arturo Montiel Rojas, César Camacho, Alfredo Baranda y Emilio Chuayffet. De igual forma por los diputados locales y federales de todos los partidos, pero especialmente del PRI. Pudiéramos sostener que el gobernador mexiquense salió bien librado en lo político y no utilizó Palacio de Gobierno para la confrontación, la polémica o la jiribilla. Alfredo del Mazo continúa en modo “paciencia” porque en realidad no tiene guerras ni opositores qué afrontar. Con este escenario tan terso y domesticado Del Mazo tiene tiempo y espacio para planchar los dos siguientes proyectos políticos: 2023 y 2024.


235 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo