• #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • “Alito” trabaja a marchas forzadas para ablandar la 23 asamblea del PRI.

  • “Frente por la Refundación” alista portazo y motín el próximo sábado.

  • Priistas mexiquenses, domesticados en la disciplina y sumisos en la unidad.

  • Elías Rescala, líder parlamentario, “no prende” ni en tierra ni en la legislatura.

  • Agustín Barrera, el ignorado dirigente del PRD para la clase política estatal.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

El próximo sábado se celebrará la 23 Asamblea Nacional del PRI, la cual fue convocada por el dirigente nacional del partido, Alejandro Moreno Cárdenas, bajo el precepto de “Nuevos Tiempos, Nuevos Retos”.


Serán cuatro mesas de discusión, análisis y propuestas: 1.- Proyecto de País; 2.- Estrategia Política; 3.- Vida Interna del Partido y 4.- Prospectiva del Partido.


Muy rimbombante la cosa pero donde difícilmente, casi imposible, se llegará a la autocrítica que amerita el haber perdido las 15 gubernaturas en disputa en este 2021 y, para como pinta el escenario, no ganarán una sola de las seis gubernaturas que se jugarán en el 2022.

Si bien el Comité Ejecutivo Nacional priista ha intentado planchar con las dirigencias estatales la sana y respetuosa celebración del cónclave tricolor, lo cierto es que hay amenaza de “motín a bordo”.


Al menos tres de las corrientes críticas del partido aglutinadas en el “Frente Nacional por la Refundación del PRI” y el ala divergente que emergió en Querétaro ya advirtieron que además de intentar dar el portazo virtual y presencial en la asamblea del 11 de diciembre, empujarán la impugnación por considerar que la convocatoria es “ilegal” al violar los estatutos internos, los documentos básicos y los derechos de la militancia.


Los inconformes que quieren refundar al Revolucionario Institucional acusan que la XXIII Asamblea tiene tintes de simulación con los que el dirigente nacional consumará que el partido termine arrodillándose con el gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador y en beneficio de Morena.


Todo pinta para que haya show, protagonismo y barbarie en el encuentro de priistas. Habrá gritos y sombrerazos; el riesgo de que la asamblea termine como los convivios morenistas es latente.

En fin, vamos a ver en qué termina ese intento de reunión “pacífica y respetuosa” de priistas, pues mientras la dirigencia nacional pretende fraguar una asamblea de blandos delegados, también crece el movimiento que busca derrocar a Alejandro Moreno y su actual comité de pacotilla.


En sus versiones presencial y virtual la asamblea congregará a 3 mil 274 delegadas y delegados emanados del Consejo Político, del Comité Ejecutivo Nacional, de los comités directivos estatales, de los comités municipales y alcaldías, de los seccionales, de los diputados federales y locales, de los alcaldes, síndicos y regidores, así como de los sectores y organizaciones. De algún lado pueden brincar los auténticos revolucionarios.


Del Estado de México “Alito” no tiene nada de qué preocuparse, pues los 129 delegados sólo irán a engrosar las cartas a Santa Claus con sus 21 propuestas que –salvo la petición de modificar los procesos electivos internos del partido- no ponen en aprietos ni a la dirigencia nacional ni a los estatutos del tricolor. Los priistas mexiquenses están más que domesticados en la disciplina y sumisos en la unidad.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Cerillo húmedo no prende…

La puesta en marcha de las oficinas de atención ciudadana de los 23 diputados del PRI debió ser una contundente plataforma de posicionamiento para el coordinador parlamentario, Elías Rescala Jiménez. Sin embargo, el líder de los legisladores del tricolor no termina de despegar, pues el placeo distrital -al amparo de la operación política de sus diputados- apenas si fue un método para seguir presentándose ante la militancia. En serio, la tropa priista mexiquense aún se pregunta: ¿quién rayos es Elías?. Y si eso ocurre en tierra, no se diga al interior de la LXI Legislatura; sólo hay que ver lo que sucedió este martes en la sesión plenaria donde tuvieron que ser los diputados Enrique Jacob Rocha y Guillermo Zamacona Urquiza, los que le sacaron la chamba al gobernador, Alfredo del Mazo, en relación al Paquete Fiscal 2022 que se sigue discutiendo en el Congreso. Jacob y Zamacona, activaron el oficio y la trayectoria como colaboradores de Del Mazo para apaciguar los berrinches de la Cuarta Transformación; estos diputados priistas salieron a la defensa de los 74 proyectos de obra estatales que se pretenden insertar en la petición de deuda por 9 mil 500 millones para el próximo año. Se están comiendo al coordinador.



Muñeco de ventrílocuo…

Este martes, durante la toma de protesta de la panista, Angélica Moya Marín, como próxima presidenta municipal de Naucalpan, el gobernador Alfredo del Mazo Maza encabezó el protocolo y saludó a todos los asistentes entre los que se encontraban empresarios, representantes religiosos y líderes políticos. Uno a uno el mandatario mexiquense se refirió a los invitados especiales como fue el caso de los líderes estatales de los partidos políticos: del PRI, Alejandra del Moral Vela; de Acción Nacional, Anuar Azar… pero cuando llegó al PRD, le dio el crédito de dirigente a Omar Ortega Álvarez, cuando en realidad este es el coordinador de los diputados locales del Sol Azteca. Así de conocido e importante para la clase política mexiquenses es Agustín Barrera Soriano, presidente de membrete del Partido de la Revolución Democrática. Denigrante, todos saben que el que manda en el PRD es Ortega Álvarez; por lo tanto Barrera Soriano es un simple muñeco de ventrílocuo; no da para más, sus capacidades son limitadas. Deplorable, Agustín es eso que tanto les gusta a los rufianes del perredismo: operar a espaldas de un monigote.




156 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo