• #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Desde Atlacomulco PRI estatal manda mensaje de “estamos de regreso”.

  • Arturo Montiel y Emilio Chuayffet, los patriarcas del priismo mexiquense.

  • Los ex gobernadores asistieron a la toma de protesta de Marisol Arias.

  • En unas horas se definirá la suerte de Coacalco, en Morena están felices.


JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

En el epicentro del priismo mexiquense, el cual fue derrotado y tomado como épica bandera de la Cuarta Transformación en el 2018, este miércoles se llevó a cabo la toma de protesta de la alcaldesa, Marisol Arias Flores.


Es Atlacomulco, cuna del Partido Revolucionario Institucional y alma mater de la estirpe gobernante del Estado de México, incluyendo al padre y abuelo del actual mandatario, Alfredo del Mazo Maza.


Muy rápido se fueron tres años de gobierno “morenista”. A partir del 1 de enero regresará el llamado Grupo Atlacomulco a su llamada “tierra del sol naciente”.

Más allá del juramento constitucional de Marisol Arias, las ovaciones, fotos y abrazos fueron para los ex gobernadores asistentes al evento: Arturo Montiel Rojas y Emilio Chuayffet Chemor, patriarcas de la aún respirante hegemonía tricolor.


A un costado de Montiel y Chuayffet, que nunca se soltaron del brazo y se ayudaron uno a otro dada su avanzada edad, estuvo en todo momento la actual presidenta estatal del Partido Revolucionario Institucional, Alejandra del Moral Vela, quien no dudó en tomarse y presumir la postal con ambos ex mandatarios a los que aspira imitar en el 2023.

Si bien Arturo Montiel y Emilio Chuayffet le dieron su lugar a quien hoy gobierna, lo cierto es que también marcaron territorio. Las porras y arengas fueron en el sentido de “Viva el PRI” y “Sí se pudo”, aunque en corto la mayoría de los asistentes que hicieron fila para saludar a los ex mandatarios priistas exponían abiertamente el “estamos de regreso”.


Como terceros involucrados estuvieron el coordinador de los diputados locales del PRI, Elías Rescala y el legislador federal, Gustavo Cárdenas Monroy; también asistieron la actual legisladora estatal Evelyn Osornio y su papá, el siempre oculto pero muy operativo priista Agustín Osornio.

Ana Lilia Herrera, Carolina Monroy, Marcela Velasco, Javier Jerónimo Apolonio (alcalde electo de San Felipe del Progreso), Fernando Alberto García Cuevas, entre otros, fueron parte de esta fiesta de un selecto grupo priista que sigue viendo en Atlacomulco y en sus ex gobernadores la esperanza de resurgir de entre sus cenizas.


A ver si el ánimo, la unidad, la estructura y los recursos les alcanza para mantener la gubernatura en las elecciones del 2023, porque en el 2024 se anticipa una recaída.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

De pronóstico conocido, pero reservado…

En las primeras horas de este jueves la Sala Regional Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolverá lo conducente respecto a la impugnación del resultado de los comicios por la alcaldía de Coacalco, que en primera instancia y de manera “tan apretada como cuestionada” favorecieron al candidato de la coalición “Va por el Estado de México” (PRI-PAN-PRD), David Sánchez Isidro. Desde el 6 de junio y dado el estrecho margen de menos de mil votos entre Sánchez Isidoro y el abanderado de la coalición Morena-PT-Nueva Alianza, Darwin Eslava Gamiño, se originó un alud de impugnaciones. Desde que David Sánchez era inelegible al momento de la elección, hasta que Darwin Eslava incurrió en irregularidades electorales que ameritaron denuncias penales en su contra. Cuando el dictamen estuvo en manos del Tribunal Electoral del Estado de México (TEEM) los magistrados anularon casillas, pero no las suficientes para cambiar el resultado inicial, pero tampoco para dejar firme el triunfo priista; más bien, lo que hizo el TEEM fue arrimarle al TEPJF los elementos para seguir anulando las casillas suficientes para poder consumar “la vuelta a la tortilla”; en otras palabras, tema de homologación de criterios. Esto en la cúpula del poder parece no ser del todo desagradable desde dos importantes tesituras:


1.- La existencia de un abultado expediente en materia de corrupción sobre el actual gobierno de Coacalco que pretende reelegirse con el fallo jurisdiccional de este jueves.

2.- Que David Sánchez Isidoro tampoco es santo de la devoción del grupo priista dominante y por lo tanto no hay interés en defender la alcaldía que terminaría manejando un ex secretario General de Gobierno.


Tiene razón Jesús Adán Gordo, representante de Morena ante el IEEM… van a ser noticia nacional, pero no por el fallo a favor que les pudiera dar el tribunal federal, sino por la indagatoria de corrupción en el ayuntamiento que ya se tiene en las mesas de la justicia de administrativa… Al tiempo. Pero una cosa es el sentido del dictamen que prevé favorecer a Morena y otra cosa los votos de los tres magistrados de la Sala Regional Toluca, que aun cuando le den la razón a la 4T al PRI le quedará la Sala Superior.


306 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo