top of page
  • #LaNoticiaEs

Es 'banda de farderos' la que causó pánico en Walmart de Zinacantepec



  • En el incidente de este miércoles los ladrones armaron pleito con clientes y empleados como distractor.

  • Contabilizaron a más de 10 integrantes, entre ellos un niño que sirve como vigía entre los que están dentro y fuera de la tienda.


Tras el pánico que generaron entre empleados y clientes de la tienda Waltmart de Zinacantepec y donde sólo fueron detenidos dos de los más de 10 farderos que ingresaron, las primeras investigaciones indican que se trata de una banda bien organizada de personas que roban productos en los supermercados o tiendas de autoservicio.


Lo sucedido este miércoles revela que del total de involucrados seis eran mujeres las que ingresaron al Walmart y otros cinco sujetos las esperaban fuera.


Al darse cuenta, la gerencia del supermercado activó las alertas de seguridad y se cerraron las puertas. Esto provocó que las farderas se pusieran violentas, mientras el niño avisaba a los cómplices de lo sucedido.



Al ser alertados los masculinos ingresaron para rescatar a las seis mujeres que se encontraban robando y para ello comenzaron a golpear a clientes y empleados en aras de confundir a la seguridad privada de la tienda y a la policía en caso de llegar.


Sin embargo, uno de los guardias de Waltmart hizo frente a los cómplices, quienes rompieron los cristales de las puertas para poder escapar, acción que fue confundida con balazos entre empleados y clientes, quienes fueron resguardados en las bodegas de la tienda.


"Ya teníamos a una mujer asegurada pero se la llevaron los sujetos que las vinieron a rescatar. Las farderas se pusieron agresivas, comenzaron a llamar por teléfono, traen a un niño que fue el que se salió a avisar y luego ingresaron los hombres rompiendo los cristales para poder escapar; golpearon a varias personas", dijo uno de los guardias de seguridad.



A pesar de que algunas personas dijeron haber escuchado detonaciones por arma de fuego, el comisario de la policía municipal de Zinacantepec, Héctor Osorno Reyes, dijo que se trató de una riña y desesperación de los farderos que se vieron acorralados con la activación de las alertas del supermercado.


En este pánico hubo varios lesionados, incluso una señora que quedó inconsciente por crisis nerviosa.


328 visualizaciones0 comentarios
bottom of page