top of page
  • Foto del escritor Redacción: La Noticia Es

Pensar Tlalnepantla

POR NORBERTO HERNÁNDEZ BAUTISTA

Hace algunos años, en las calles de Londres, Inglaterra, lanzaron una campaña que invitaba a los ingleses a pensar cómo sería su país dentro de los próximos cien años. Las respuestas estaban pegadas en todos los negocios de la Oxford Street; causaba sorpresa cómo los ciudadanos londinenses proyectaban el futuro de uno de los países protagonistas de la historia universal. Esa misma pregunta me anima a escribir una reflexión sobre nuestra ciudad de Tlalnepantla de Baz, uno de los municipios más importantes de México y de América Latina que, lamentablemente, su gobierno le ha restado brillo y proyección de futuro.

 

La ciudad observa profundos rezagos en la prestación de servicios que es la principal tarea que deben cumplir las autoridades. Parece que el reloj del progreso se detuvo en la década de los cincuenta y el presupuesto se destina únicamente para el control político. En los últimos dos años, nada ha sido más importante que utilizar la operación de las distintas áreas de la administración para promover la imagen del titular de la presidencia municipal. Todo diseñado para lograr su reelección.

 

Fue asombroso el despliegue publicitario, antes y después,de su segundo informe de gobierno. Millones de pesos tirados a la basura. Lonas enormes, videos, pinta de bardas, espectaculares, un tríptico insertado en el diario nacional “Reforma”, entrevistas de televisión y un desproporcionado gasto en redes sociales fueron parte de un espectáculo para promover la imagen del presidente municipal, como en el México de Antonio López de Santa Anna, al que el maestro Enrique González Pedrero llamó “País de un Solo Hombre”.

 

Al igual que en los tiempos de Maximiliano y Carlota hubo una recepción con personajes de alcurnia y altos vuelos al que los aplaudidores del personaje difundieron como todo un éxito político. La fiesta siguió, mientras el mal estado de las calles, avenidas, escuelas, áreas verdes, mercados, parques, jardines, la zona industrial y los baches son el rostro verdadero de la ciudad. Peor aún, para quienes padecen la falta de agua, los que la reciben por tandeo o la adquieren por medio de pipas durante este año verán un incremento en el costo del vital líquido. Pagarán más por el agua que no tienen.

 

Para los jóvenes, para las madres solteras, para los adultos mayores tampoco existen oportunidades; ellos no son parte del club de aduladores del gobierno municipal. Su talento le resulta incómodo a una administración controlada por la incompetencia, contaminada de corrupción y ausente de transparencia. De la inseguridad culpan a los policías cuando sus condiciones laborales no mejoran, los trabajadores del sindicato carecen de herramientas adecuadas para realizar su labor, los funcionarios de confianza tienen que hacer tareas de promoción política del titular de la presidencia municipal para que no los corran y dejen de llevar el sustento a sus hijos.

 

Esto es lo que tiene que cambiar, Tlalnepantla de Baz cuenta con familias capaces de contribuir a cambiar su realidad. El gobierno municipal tiene que ser un aliado del progreso de la ciudad, no su destructor. Los jóvenes y la experiencia de los adultos mayores deben formar parte de la toma de decisiones. Las madres solteras tienen mucho que contribuir para el bienestar de la familia. Los empresarios merecen un marco jurídico que garantice su inversión en el largo plazo.Los servidores públicos deben trabajar libremente, sin el temor de ser despedidos. Sus directores deben ser y vivir en Tlalnepantla.

 

La ciudad es nuestro techo común, es la casa que debemos cuidar para superar los rezagos que padece. En el 2024 tenemos la oportunidad de construir una ciudad con futuropara todos.

 

 

 

 

 

305 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page