• #LaNoticiaEs

LETRAS DE JUAN GABRIEL





  • Se prenden Morena y PT en Lerma por alianza y disputa de candidatura.

  • Morenistas no quieren al impresentable ex priista Agustín González C.

  • Los petistas ya celebraban la coalición con el ex alcalde de abanderado.

  • Suprema Corte avala “Ley Higinio” y ahora sí, adiós a la “chiquillada”.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

En las últimas horas y en la mesa de negociación del Grupo de Acción Política (GAP) de Morena se retomó con seriedad revivir la alianza electoral con los partidos del Trabajo y Nueva Alianza para el municipio de Lerma, el cual no fue incluido en un principio; hasta la fecha inscripción del convenio de coalición y candidatura común estatal, ocurrido el pasado 23 de enero, esta demarcación esta fuera del escenario.



Este columnista lo adelantó la noche del miércoles y de inmediato hubo reacciones encontradas. Por un lado, los morenistas inconformes que explotaron contra la publicación, como si el que escribe tomara decisiones de ese calado; y por otro, los ocurrentes seguidores del raquítico PT en Lerma, quienes ya daban por hecho lo que sólo se insinuó a partir de la intención de la dirigencia petista: que el ex alcalde de Lerma, el ex priista Agustín González sea su candidato esperando que en esta coalición el siglado de la alianza le favorezca al “partido de la chamba”.


La militancia y simpatizantes de Morena en este municipio no maduran, siguen haciendo política a gritos y sombrerazos; echan los hígados de coraje por una eventual coalición y se resisten a asimilar que el Código Electoral del Estado de México permite hacer cambios en los convenios de coalición y candidatura común hasta el 27 de abril. Pero en medio de su inestabilidad desconocen los dos factores que reavivaron la alianza:



  • La designación del comentarista deportivo de Tv Azteca, Enrique Garay, como candidato a la alcaldía de Huixquilucan, indica que en la alianza Morena-PT-PANAL al Partido del Trabajo le toca poner al candidato, sin embargo, el pasado fin de semana el presidente nacional del partido, Mario Delgado, le dio la bienvenida a Enrique y lo catapultó como candidato de Morena. Esto fue aprovechado por la dirigencia del PT que de inmediato solicitó a Morena revivir la coalición en Lerma y que la candidatura a presidente municipal lo impusieran los petistas.


  • El desorden y la enorme cantidad de grupos internos que tiene Morena en este municipio. Son al menos 20 aspirantes a la presidencia municipal, cada uno con sus intereses (mencionarlos a todos resultaría ocioso) y entre ellos mismos han construido trincheras para atacarse mutuamente bajo el pretexto de la unidad inexistente. Por si fuera poco, tienen a varios políticos priistas infiltrados, sus liderazgos son de papel y la inmadurez política deriva en el revoltijo municipal.



La tropa de Morena en este municipio debe saber que hubo dos personajes de su partido que siempre impulsaron la coalición con el PT: América Rivera, actual síndico de Toluca y Abel Valle, ex diputado local y ex candidato derrotado a la alcaldía en el 2018, éste último más operador del Partido del Trabajo que de Movimiento de Regeneración Nacional, tan es así que escoltó a Agustín González a su registro como aspirante a la alcaldía en el PT en días pasados.


Los morenistas de Lerma lejos de desquitar su ira con las publicaciones periodísticas deben reflexionar sobre su actuar con los compromisos de la 4T, pero sobre todo tienen que mirar su desgarriate interno que ha desatado una guerra fría entre grupos y aspirantes.


El que las élites de poder resuciten la coalición Morena-PT-PANAL en Lerma no es más que el resultado del sainete morenista en la demarcación. La alianza está casi cocinada, pero tampoco se desmoralicen, porque en las últimas horas el GAP definió que el abanderado saldrá de quienes se haya inscrito en el proceso interno de Morena, es decir, que nuevamente le han cerrado la puerta al ex priista, Agustín González Cabrera.


El candidato ya está definido, pero si se los digo desde ahorita se vuelven a irritar y acusarán a esta columna de confundirlos. La militancia y simpatizantes de Morena deben saber e identificar que el problema lo tienen dentro. Los comentarios periodísticos muchas veces tienen la finalidad de advertir lo que se viene, pero hay quienes los toman como provocación personal y descuidan al verdadero enemigo.


CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

¡Lástimaaaaaaa Margarito!…



Cómo no recordar a ese emblemático personaje del programa de televisión La Caravana, de Víctor Trujillo (hoy Brozo), donde en el sketch de La Pirinola aparecía el emblemático Margarito, un ciudadano que a punto estaba de ganar, pero terminaba perdiendo todo. Bueno, así parece que le acaba de suceder a Agustín González Cabrera quien, según informes obtenidos por esta columna otra vez se quedará con las ganas de pelear la alcaldía. Por supuesto que lo peor que le puede pasar a Morena en Lerma es que les impongan una coalición donde encabece el Partido del Trabajo -que no tiene ni presencia ni penetración política en ese municipio- y como candidato a la presidencia a Agustín González, quien –como se ha señalado en otras publicaciones- sería el mejor regalo para el PRI. Agustín ha sido el presidente municipal de Lerma más observado y requerido por el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM) por presuntos desvíos y malos manejos administrativos detectados en su administración 2006-2009; al menos 48 millones por irregularidades y más de 200 millones por deuda; por esta razón fue vetado del PRI durante más de 10 años para aspirar a candidaturas. Si Morena hiciera su chamba adecuadamente en este y otros municipios no habría necesidad de imponerles a su militancia y simpatizantes a políticos impresentables como candidatos.


Jonron del Senador…



En las últimas horas Morena y el Grupo de Acción Política (GAP) se apuntaron un jonrón luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avaló la llamada “Reforma Higinio” que elimina más de 400 síndicos y regidores de los 125 ayuntamientos mexiquenses. PAN, PRD, PVEM, PT, MC y PES interpusieron juicios de inconstitucionalidad, pero ayer les dieron su “tenga para que se entretenga”. La disposición electoral emanada del Senador, Higinio Martínez, prácticamente es la sentencia de la “Chiquillada” que se quedará sin espacios en los cabildos.

640 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo