top of page
  • #LaNoticiaEs

¿Por qué es importante formalizar la economía mexicana?



POR: JOSÉ MANZUR LIZÁRRAGA

La informalidad laboral en México es un problema que afecta tanto a la economía, como la política y sociedad en general. La falta de trabajo formal y la precariedad de los trabajos informales tienen consecuencias altamente negativas para el país. Sus causas son amplias y diversas, volviéndolo un tema complejo y difícil de atacar. Considerando que afecta directamente a una serie de sectores que pueden resumirse en: ciudadanos, servicios públicos, gobierno y bienestar general. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), 57% de la población económicamente activa trabaja en la informalidad, volviéndolo un problema severo que debe ser atendido.


De acuerdo con el INEGI, la población económicamente activa (PEA) son todas aquellas personas de 15 años y más que realiza alguna actividad económica. Ya sea que estén trabajando activamente o que estén buscando empleo. Tal es la importancia de este segmento poblacional que representó 60 millones de personas en el cuarto trimestre de 2022. De las cuales, alrededor de 34.3 millones laboran de manera informal. Pero ¿qué significa esto?


En términos económicos, la alta informalidad laboral limita la capacidad de la economía para crecer y desarrollarse de manera sostenible. Los trabajos informales son generalmente de baja productividad, lo que reduce la producción nacional y la competitividad internacional. Además, los trabajadores informales suelen tener salarios bajos y no cuentan con beneficios sociales, lo que significa que no contribuyen al sistema de seguridad social ni a la economía formal. Esto, a su vez, limita la capacidad del gobierno para financiar programas de asistencia social y de desarrollo económico.


En cuanto a las consecuencias políticas, la informalidad laboral puede tener efectos negativos en la democracia y el estado de derecho. Los trabajadores informales no tienen acceso a las protecciones legales y laborales que se otorgan a los trabajadores formales, lo que los hace más vulnerables a la explotación laboral y la violación de sus derechos humanos. Además, la informalidad puede ser utilizada por los políticos y los empresarios para evitar impuestos y otras obligaciones legales, lo que puede generar un ambiente de corrupción y falta de transparencia.


En términos sociales, la alta informalidad laboral puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de los trabajadores y sus familias. La falta de estabilidad laboral y de beneficios sociales puede generar inseguridad económica y emocional, lo que en la mayoría de las ocasiones, puede llevar a la pobreza y la exclusión social. Además, esta problemática limita las oportunidades de desarrollo personal y profesional de los trabajadores, lo que puede limitar su capacidad para mejorar su situación económica y social.


Finalmente enlistaré tres problemas que, a mi parecer, son los más relevantes en cuanto a esta problemática. Primero, afecta la calidad del empleo. Considerando que los trabajadores a menudo tienen empleos precarios, mal remunerados y sin protecciones laborales (seguros, pensiones, créditos), lo que puede generar inseguridad económica y emocional. Además, falta de regulación y supervisión de las condiciones de trabajo en el sector informal, puede llevar a situaciones de explotación laboral, discriminación y abuso.


Segundo, reduce la recaudación fiscal. La informalidad laboral tiene un impacto negativo en la recaudación fiscal del país, ya que los trabajadores informales a menudo no pagan impuestos y no contribuyen al sistema de seguridad social. Esto limita la capacidad del gobierno para financiar programas de asistencia social y de desarrollo económico. Por tanto, si se implementan políticas de formalización de manera exitosa, los ingresos públicos vía impuestos crecerían exponencialmente.


Tercero, limita la productividad y el crecimiento económico. La economía informal suele estar asociada a una baja productividad, ya que los trabajadores no reciben capacitación y no tienen acceso a tecnologías avanzadas. Además, la informalidad laboral limita la inversión en capital humano y tecnológico, lo que a su vez limita el crecimiento económico a largo plazo. Esto también puede tener un impacto negativo en la competitividad de la economía mexicana a nivel internacional.


En conclusión, la alta informalidad laboral en México es un problema complejo que afecta a la economía, la política y la sociedad. El sector laboral no sólo constituye un factor determinante para potenciar el crecimiento de una economía, sino que constituye la fuente preponderante de ingresos en los hogares mexicanos, teniendo así un impacto directo en el nivel y la calidad de vida de nuestros ciudadanos. Para abordar este problema, es necesario implementar políticas públicas que fomenten el trabajo formal, mejoren las condiciones laborales y fortalezcan el estado de derecho. Solo así se podrá construir un país más justo, equitativo y próspero para todos los mexicanos.


101 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Yorumlar


bottom of page