top of page
  • #LaNoticiaEs

Arranca 2023. Elecciones sin propuestas



POR NORBERTO HERNÁNDEZ BAUTISTA

El pronóstico es reservado. A pesar que en los episodios de sombra se intuye que Morena va ganar las elecciones del 4 de junio de 2023, estamos por empezar el proceso electoral donde esas opiniones ya no cuentan. La competencia electoral será dura, de descalificaciones al por mayor, de suma de intereses más que de propuestas y de recursos fuera de la norma electoral que, sin duda, serán los que decidan la elección.

Es evidente que, desde que fueron destapadas las casi candidatas de las dos coaliciones con mayores posibilidades de ganar, los ciudadanos no hemos escuchado ninguna propuesta ni algo que se le parezca para resolver los problemas del día a día de la vida en comunidad. Servicios tan básicos como la seguridad, el transporte, la vialidad, la disposición de basura, el mantenimiento de las escuelas, el abasto de agua y evitar las inundaciones no tienen respuesta por parte de ninguna de las dos aspirantes a suceder al actual gobernador. Sin embargo, las dos se dicen ganadoras y eso puedo ser, pero ¿con su victoria electoral qué ganan las familias que van a votar?

Hasta ahora, la historia registra cero resultados para la población en materia de los servicios básicos que son obligación de la autoridad proporcionar. Gobiernos estatales van y vienen en la entidad mexiquense y sus registros son negativos, van de lo malo a lo pésimo. No hay un solo dato de presumir. Lo grave es que antes se podía culpar al PRI en exclusiva, pero desde hace décadas de alternancia política, tanto en los municipios como en la cámara local, los responsables del desastre que vivimos son todos los partidos que van a integrar las coaliciones que competirán en 2023.

Sean de un partido u otro, los resultados para la población van de mal en peor. Ahí están los datos, los registros cuantitativos. Si nos vamos a los aspectos cualitativos mejor ya ni hablamos.

Solo por compartir hechos que todos conocemos, la movilidad es casi nula: Tollocan es un desastre; la avenida Hank González es un largo estacionamiento; la avenida López Portillo es una alberca de aguas pluviales en cada temporada de lluvia, ¡dos cubetas y se inunda!, ahí van las mujeres que trabajan con las zapatillas en la mano, la bolsa y hasta el hijo en brazos, cruzando descalzas para no mojar sus pertenencias. ¡Desde Izcalli a Coacalco no existe un vaso regular!

Periférico, norte desde Naucalpan hasta Tepotzotlán, es un caos vial con todo y segundo piso; además de salidas e incorporaciones mal hechas, de lo sucio y lleno de escombros por todos lados, de la cantidad grosera de baches, también está lleno de botellas con orines que ningún servicio de limpia municipal recoge. Lo que un día fueron áreas verdes, ahora son zonas desérticas llenas de basura. El Tercer Mundo a todo lo que da.

Fuera de los hospitales del sistema de salud es un mugrero, carros estacionados por todos lados, puestos de comida fuera de orden y de norma sanitaria. De la atención médica ya ni hablamos. Deportivos públicos privatizados, según esto para que funcionen bien, porque la autoridad púbica es incapaz. ¿No será que es puro negocio?

Tomen nota señoras candidatas. El electorado quiere escuchar propuestas y una vez en el gobierno, quiere ver acciones que mejoren su calidad de vida. De simulación y de “taparle el ojo al macho” ya tuvimos demasiado, en exceso. Ha llegado la ocasión de saber si tienen preparación, la capacidad y la voluntad política de hacerlo. Sus datos pasados nos dicen que no, pero tienen el beneficio de la duda.

159 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page