top of page
  • #LaNoticiaEs

LETRAS DE JUAN GABRIEL



  • Morena en aprietos; en el Distrito 23 de sus dos diputados no se hace uno.

  • David Orihuela se acuerda de su municipio y empieza a recorrer Ocuilan.

  • Sergio Pérez, legislador plurinominal pretende otra relección sin campaña.

  • En Lerma se avecina férrea designación del candidato a alcalde por el PAN.

  • Continúan muestras de “pésame” al PRI; ahora en San Felipe del Progreso.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Sin bien el PRI mexiquense está padeciendo los estragos de la inconformidad de su militancia tras la firma de la alianza con PAN y PRD, lo cierto es que hay regiones donde –además de competir sin coalición- tiene altas posibilidades de ganar.


Vamos a ver el papel que jueguen, por ejemplo, personajes priistas como la ex alcaldesa de Ocoyoacac, Diana Pérez Barragán, quien se perfila para ser la candidata tricolor a la diputación federal del Distrito 23 de Lerma. Su unción hasta el momento está en el pasillo de la reserva.



Con una campaña medianamente inteligente, Pérez Barragán puede aprovechar el vacío político y de representación que han labrado los dos legisladores federales morenistas: David Orihuela (de mayoría) y Sergio Pérez (plurinominal), quienes literalmente han pasado de noche; no obstante que ahora aparecen como aspirantes, el primero a la alcaldía de Ocuilan y el segundo a la reelección. ¡Sinvergüenzas!


Es importante referir que la priista Diana Pérez no las tiene todas consigo, sobre todo si recordamos la forma en que gobernó y dejó la administración de Ocoyoacac, especialmente con los señalamientos sobre su esposo José Guadalupe Casas. Pero si lo comparamos con el papel de Morena en los municipios de este Distrito Federal, parece que el Revolucionario Institucional tiene chance de revivir en el Alto Lerma.



Los morenistas David y Sergio se quieren avivar, saben que su única alternativa es caer como los gatos, parados. Por eso buscan competir en espacios de menor esfuerzo político, porque sus alcances son limitados. David Orihuela no volvería a ganar una diputación de mayoría ni porque fuera el único candidato; Sergio Pérez tampoco ganaría una casilla en su municipio, Almoloya del Río.


Luego entonces Morena tiene que sacar un candidato que asegure el triunfo en el Distrito 23 y la continuidad del proyecto del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, pues sus dos gallos actuales se han convertido en gallinas. De David Orihuela y Sergio Pérez no se hace uno.


CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Con las manos en la masa…



En la acera de enfrente, la del PAN, las cosas también pintan de pronóstico reservado por cuanto hace a la candidatura a la presidencia municipal de Lerma. Aunque parece ir en caballo de hacienda, el abogado Dámaso Lara Gil tiene a un contrincante interno que no sólo le puede poner un susto, sino que en una de esas le anda arrebatando la candidatura panista. Miguel de Jesús Manzano, joven político e hijo del ex alcalde y ex diputado local del mismo nombre y partido, también se inscribió en el proceso interno de Acción Nacional. Dámaso se siente seguro porque mantiene una cercanía permanente con las figuras estatales del PAN, pero no debemos olvidar qué meses antes anduvo coqueteando con Morena a través de Ricardo Moreno y Vicente Álvarez Delgado para buscar la presidencia con un bando contrario. Además, Lara Gil sabe perfectamente que tiene otro obstáculo en caso de que repita como candidato panista: el trágico video en manos del PRI que lo exhibe en un momento sumamente íntimo y comprometedor cuando fue Director de Administración con el priista Eric Sevilla, hoy Secretario de Desarrollo Social. Dámaso sabe que no duerme tranquilo.


De las coronas al novenario…



En el PRI los berrinches y las inconformidades sigue siendo pieza clave para que muchos actores migren a otros partidos políticos tras su alianza con PAN y PRD. Lo increíble se hizo realidad y su dirigencia estatal mandó el mensaje de que “solos” no pueden. En diversos municipios mexiquenses los priistas han optado por enviar a los comités coronas de flores, en señal de protesta por las acciones que tomó la dirigencia estatal, dando a entender que desde ahora el PRI ya está muerto y enterrado. Fue el caso de San Felipe del Progreso donde además de la pateada coalición, Eduardo Zarzosa Sánchez –que ya fue alcalde, diputado local, diputado federal y quiere reelegirse en este último cargo- es la puntilla del repudio tricolor. No se miente al decir que la comunidad mazahua tiene a Zarzosa en la lista negra de los políticos impresentables.


Se aventó como el Borras…



A la par de la justa electoral local de alcaldes y diputados también está en curso el proceso para la designación de la próxima presidenta del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM). El Instituto Nacional Electoral (INE) ha definido que la definición de la siguiente cabeza del IEEM tendrá como base el género femenino, pero puso como obstáculo el hecho de que las ex consejeras que fueron nombradas por el propio INE no pueden participar. Resulta que la ex consejera Guadalupe González Jordán impugnó el acuerdo del INE para poderse inscribir en la contienda bajo el argumento de que la regla del juego es “inconstitucional e inconvencional”, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación no le dio la razón y por lo tanto Lupita, que se inscribe en todas las convocatorias habidas y por haber, quedó fuera de la competencia. Aunque la sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sólo genera derechos y obligaciones para una sola persona, en este caso para Guadalupe González, se sienta un precedente en el sentido de que quienes impugnen la convocatoria los “van a batear”. La también ex consejera Palmira Tapia Palacios aspira a la presidencia del INE y ya aplica una estrategia más inteligente; se va a inscribir en las siguientes horas y esperará a que su dictamen salga negativo y lo que va a impugnar será el acto de autoridad del INE, es decir, le comerá el mandado a Guadalupe y otras ex consejeras que se cayeron en un acto de desesperación.


Guerra sucia antes de la campaña…



Aun no estamos en campaña pero la guerra sucia ya comenzó en Huixquilucan, en donde el delegado político y encargado de la estrategia del PRI, David Castañeda, denunció que a su partido le borraron sus bardas de promoción proselitista. Según los priistas “la práctica de borrar las bardas habla mucho del miedo que tienen al Revolucionario Institucional, lo cual –sostiene- evidencia las carencias intelectuales que tienen los adversarios. Parece que a alguien no le pareció sana la competencia y aún sin candidatos registrados el PRI denuncia sabotaje como hace tres años.



532 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page