top of page
  • #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • PRI, PAN y Nueva Alianza impugnan acuerdo de Morena-PT-PVEM.

  • Tramposa transferencia de votos para Verde y Partido del Trabajo.

  • Se les daría vida artificial y millones a petistas y verde ecologistas.

  • Salpicadera de complicidades de Gerardo García Luna llega a Tlaxcala.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ

El incipiente proceso electoral por la gubernatura del Estado de México ya tiene un nuevo capítulo de enfrentamiento entre PRI y Morena sobre la mesa.


Priistas, panistas y Nueva Alianza, tres de los integrantes de la coalición “Va por el Estado de México”, cuestionaron e impugnaron el convenio de la alianza de candidatura común de “Juntos Hacemos Historia por el Estado de México” de Morena, Partido del Trabajo y Partido Verde con Delfina Gómez Álvarez de candidata.


La razón ya lo habíamos advertido. Que a juicio de PRI y PAN existe una indebida transferencia de votos de Morena para PT y PVEM con un evidente sentido económico para las elecciones de alcaldes y diputados locales del 2024, es decir, que estos dos partidos satélites tendrán mayor e indebido financiamiento público.


Y es que el convenio de la Cuarta Transformación tiene tres fórmulas matemáticas distintas para la distribución de votos entre sus integrantes. La primera indica que de los primeros nueve puntos porcentuales de la votación válida emitida a cada partido le tocará el 3%; la segunda indica que de los 10 a los 40 puntos de la votación total que tenga su alianza se tomará otra distribución elevada; y la tercera establece que en caso de superar los 41 puntos de votación a Morena le tocará el 73.5% de los votos totales de la candidatura común, al Partido Verde el 16.25% y al Partido del Trabajo el 10.25%.


Para entenderlo con números. Se estima que la lista nominal de electores para los comicios de gobernador del 4 de junio será de 12 millones 500 mil mexiquenses. Los cálculos basados en las tres últimas elecciones de gobernador advierten que el nivel de participación ciudadana rondará entre el 50% y 60% de los posibles votantes, es decir, se esperan entre 6 millones 250 mil y 7 millones 500 votos.


Los números anteriores refuerzan la tesitura de que la elección se ganará con un promedio de entre 2.8 millones y 3 millones de votos. Suponiendo, sin conceder, que la alianza Morena-PT-PVEM obtuviera los 3 millones de sufragios, que representarían más del 40% de la votación total emitida… agárrense. La transferencia de votos para el Partido del Trabajo y Partido Verde sería la siguiente:


  • Al Partido Verde se le asignarían más de 500 Mil votos. Se confirma lo que también anticipamos en este espacio: en las negociaciones el líder del PVEM, José Alberto Couttolenc tasó y vendió a su partido en medio millón de votos.


  • Al Partido del Trabajo se le darían por esta candidatura común más de 320 mil votos.


Esa será la ganancia de petistas y verde ecologistas por ser aliados de Morena. Obscena y burda transferencia que no tiene justificación en la representación real de estos dos partidos políticos, que en cada elección rentan sus emblemas para mantener su vida artificial.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Cachorros de león frente a hienas electorales…

En la sesión de la noche de este miércoles del Consejo General del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), donde las hienas electorales del PRI, PAN y Nueva Alianza impugnaron sanguinariamente la figura de candidatura común de Morena-PT-PVEM, quedaron al descubierto las limitaciones de los representantes electorales de “Juntos Hacemos Historia”. Por un lado de Morena, Francisco Vázquez y por otro del Partido Verde, Alhely Rubio parecen no estar a la altura de los colmilludos priista (Tonatiuh Medina), panista (Alfonso Bravo) y neoaliancista (Efrén Ortiz). Quien más o menos sacó las papas de la lumbre fue el del Partido del Trabajo Erik Vives. Pero si no se ponen chichos y mandan a verdaderos “lobos en materia electoral” para que los defiendan, los aliados de Delfina Gómez van a ser goleados y exhibidos en el Instituto IEEM y –lo peor- en los tribunales, donde les estarán corrigiendo la plana una y otra vez. Tan no le saben lo mínimo a la ley electoral, que hasta el PRI se está dando el lujo de impugnar y pedir la modificación del logotipo de la candidatura común de Morena-PT-PVEM, y en una de esas se los atoran.



Salpicadera de complicidades llega a Tlaxcala…

¿De qué tamaño fueron los compromisos o las presiones que tuvo la gobernadora morenista de Tlaxcala, Lorena Cuellar Cisneros, para imponer a Ramón Celaya Gamboa como secretario de Seguridad Pública de aquella entidad? No sirvieron de nada las alertas mediáticas ni el historial de Celaya Gamboa para que la mandataria emanada de la 4T desistiera en el nombramiento; incluso no midió las consecuencias que sobre esa decisión pueda tener el inicio del juicio sobre el ex Secretario de Seguridad federal (también llamado Súper Policía), Genaro García Luna, en Estados Unidos y donde en los siguientes días so podría desatar una salpicadera de complicidades sobre ex colaboradores de quien es señalado de proteger a cárteles de la droga en el sexenio del panista, Felipe Calderón Hinojosa. Tampoco le importó a la gobernadora el hecho de que Ramón Celaya haya salido por cuerdas como ex vice Fiscal de Justicia de Guerrero, investigado por el delito de desaparición forzada. No hay que dejar de lado que Celaya Gamboa es esposo de Maribel Cervantes Guerrero, ex Comisionada de la Policía Federal con Genero García Luna y secretaria de Seguridad del Estado de México, durante la primera mitad del sexenio del gobernador priista, Alfredo del Mazo Maza.

657 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page