top of page
  • #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Las letras chiquitas de la encuesta de El Financiero le borran la sonrisa al PRI.

  • Encuestas pierden su fin estadístico para volverse instrumento de marketing.

  • Se pone mejor el debate de partidos en el IEEM, que entre las precandidatas.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

El quita risas llegó más pronto de lo que esperaban los priistas, quienes festejaron la encuesta de El Financiero como si ya hubieran ganado la gubernatura del Estado de México.


Los “valientes tricolores” se fueron con los números superficiales del sondeo publicado el lunes de esta semana, en el que se muestra un crecimiento de tres puntos porcentuales de su precandidata, Alejandra del Moral Vela en los últimos seis meses; pero se les olvidó leer las letras chiquitas de la metodología y alcances de la pesquisa electoral.



Veamos la explicación del medio de comunicación nacional que seguramente no leyeron en el PRI:


· METODOLOGÍA: Encuesta en el Estado de México realizada del 19 al 22 de enero de 2023, vía telefónica a 600 adultos con credencial para votar vigente. Se hizo un muestreo probabilístico de teléfonos residenciales y celulares. Con un nivel de confianza de 95%, el margen de error de las estimaciones es de +/- 4.0 por ciento. La tasa de rechazo a las entrevistas fue de 57%.


Es decir, si la base fueron 600 encuestados y de ellos el 57% rechazó dar su respuesta, esto se traduce en que en realidad 342 personas no participaron y sólo 258 dijeron por qué partido o aspirante votarían, o aun no decidían su sufragio en caso de que hoy fueran las elecciones de gobernador. Una verdadera insignificancia para una lista nominal de más de 12.5 millones de mexiquenses. De ese nivel es el festejo y la algarabía priista.


¿A qué nos lleva esto? A deducir que las encuestas han dejado de ser un instrumento estadístico serio para predicción y probabilidad de los resultados, convirtiéndose en herramientas de marketing político para generar inducción y percepción desapegada a la realidad.


En síntesis. La elección del Estado de México sigue siendo un volado, aunque la mayoría de las encuestas tiene en el radar y por el momento que la moneda caerá a favor de Morena y Delfina Gómez.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Está mejor el caldo que la carne…

El debate político y la disputa por la gubernatura es mucho mejor entre los partidos políticos en el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), que entre las precandidatas en sus eventos con militantes y simpatizantes. Y es que durante la sesión de este martes los ánimos alcanzaron decibeles de rispidez entre los representantes de los partidos políticos, principalmente de Nueva Alianza (NAEM), Efrén Ortiz Álvarez y de Morena, Francisco Vázquez, quienes llegaron al punto de retarse a renunciar a sus cargos durante la discusión e interpretación de las observaciones que por más de 830 millones de pesos hizo la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre la gestión de la hoy precandidata a la gubernatura, Delfina Gómez Álvarez, cuando fungió como Secretaria de Educación Pública. Para Efrén Ortiz de NAEM, el dictamen de la Auditoría Superior implica peculado, desfalco, fraude y desvío de recursos por parte de Delfina; para el morenista Paco Vázquez son observaciones financieras que corresponden a la aplicación de recursos federales en las entidades federativas, como en Coahuila gobernada por el PRI.



Esa frase de los “americanistas”: ¡ódiame más!

Por cierto. Habrá que estar al pendiente de la sesión de este jueves en el IEEM, porque el representante de Nueva Alianza, Efrén Ortiz Álvarez, presentará audios y mensajes de texto por medio de los cuáles denunciará que fue amenazado por una mujer militante de Morena. Mientras debatía con su oponente de la 4T, Paco Vázquez, Efrén dijo que recibió una llamada intimidante al grado de las advertencias hacia su persona, por el hecho de haber llevado al Consejo General del IEEM el tema de las observaciones financieras sobre Delfina Gómez en la SEP. Dicen que la denuncia electoral y penal del representante de Nueva Alianza impactará en una de las sindicaturas del Ayuntamiento de Toluca.



Cambio de caballo a mitad del río…

A propósito. Díganle a la nueva representante del PRI ante el IEEM, Sandra Méndez Hernández, que el proceso electoral por la gubernatura corre a gran velocidad y no tiene mucho tiempo para prepararse. En su primera sesión como defensora de los intereses electorales del tricolor, Sandra Méndez tuvo un papel de mero espectador aun cuando la alianza Morena, Partido del Trabajo y Partido Verde se le fueron encima a la precandidata priista, Alejandra del Moral Vela al acusarla de haber rebasado los topes de gastos de precampaña. Urge que Méndez Hernández tome su papel protagónico en el Consejo General electoral, porque no siempre le van a sacar chamba sus aliados del PAN, PRD y Nueva Alianza. Estar como representante en el IEEM no es un asunto menor, se debe tener conocimiento de las reglas electorales y una amplia capacidad política para debatir y rebatir. El PRI puede exhibir que cambiar de representante en el Instituto Electoral fue apresurado, algo así como cambiar de caballo a mitad del río o pretender subirse al tren bala en pleno movimiento.

413 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page