top of page
  • #LaNoticiaEs

El fenómeno 'Sochil'



POR NORBERTO HERNÁNDEZ BAUTISTA

Cuando lanzaron a Sochil, primero causó sorpresa, luego asombro, acto seguido se convirtió en una mala versión de los programas de lo chusco, hasta llegar a una versión china de los “esqueches” de “la Chupitos”. Y, ´amos cabrón´, por algún momento, hubo preocupación entre los seguidores de la “India Yuridia y Rigoberto” que sospecharon que sería su competencia en los escenarios de las redes del humor. Penoso y triste ver lo que ha resultado el proyecto político hacia la presidencia de la república del llamado Frente Amplio por México (FAM).


Tampoco tenían mucho de dónde echar mano; la otra opción era la senadora Lilly que, con gran entusiasmo se lanzó al ruedo para llamar la atención de los dirigentes del Movimiento Va por México, incluso llegó a ser besada por el diablo de la estridencia: don Vicente Fox, a quien ya ni doña Martita controla con toloache. Se sospecha que ya agarró otros vicios de los productos que vende, pura colita de borrego. Por ahí se manifestó el sexo masculino del FAM con personajes como el exgobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, el terrible Creel y un exsenador de escándalos de apellido Preciado. Bueno, también los silenciosos Enrique de la Madrid y Miguel Mancera. Pero ninguno, de verdad de asombro, como la postulación del exgobernador de Tamaulipas, el señor Cabeza de Vaca.


Bueno, lo mejor que el FAM llegó a postular fue a doña Bety Paredes; a quien cortésmente, el líder nacional priista, Alito Moreno bajó sin ningún problema. ¡Imagínense cómo está la cosa para que la herencia del echeverrismo fuera el mejor cuadro del FAM! Ahora sí que a la senadora Paredes le robaron la elección. Tampoco se alarmen, si por alguna razón algo pasa, existe la opción de recurrir a la senadora López Rabadán que propuestas no tiene, pero sí un odio profundo al presidente Andrés Manuel López Obrador.


El mal chiste fue que a doña Sochil la lanzan a competir en un proceso interno, la convierten en un fenómeno de coyuntura; a bote pronto la subieron a todos los medios, a las redes sociales con todos los trucos habidos y por haber, fue a entrevistas como medallista de oro olímpico y… la empezó a regar con singular alegría. Lo peor fue que denunció al mejor vocero que tenía en su encendida y desmedida campaña: al presidente del país que, primero la destapó en la mañanera y luego le dedicaba un espacio para difundirla todos los días. Claro que las referencias hacia su persona no eran buenas, todas conducen al camino de la corrupción, el conflicto de interés y el enriquecimiento (in)explicable.


Pero peor todavía, al fenómeno Sochil le crean una imagen capaz de vencer a Morena y las encuestas, incluso las de ellos, la ponen lejos, lejos, de tener la menor posibilidad de ganar. Sin embargo, ¡Va Sochil cabrones! Ya se la saben y si se quieren sumar, adelante, el único requisito es no ser pendejo. Pido disculpas, pero son los términos en los que se expresa la Sra. Sochil, a quien ya no le puedo decir ingeniero, porque hasta en eso hizo trampa.


¿Qué queda al FAM hacia las elecciones federales de 2024? Lo que desde un principio tenía: algunas pluris para sus cuadros dirigentes. Los beneficiados tendrán el anhelado fuero y no enfrentar a la autoridad por sus abusos ocultos y conocidos. No van a representar a sus electores ni a sus partidos, van a representarse a sí mismos, pero existe el riesgo que las opciones y las posiciones se cierren y el número de pluris no alcance para tantos que la necesitan.

294 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page