top of page
  • #LaNoticiaEs

¡Flanco débil de AMLO!


POR NORBERTO HERNÁNDEZ BAUTISTA

Si, lo oyó usted bien, ya tiene un flanco débil el presidente.


Si ha despertado su interés, debo decirle que no es un secreto, es algo que se repite todos los días; al menos, en los sectores de opinión medianamente informados y entre los que no asumen posiciones extremas. ¿Lo tiene en la punta de la lengua? Estoy seguro que sí; o como decimos cuando queremos recordar algo que es cotidiano, ¡lo tengo aquí! Pues bien, el flanco débil del presidente, del hombre del sexenio en materia de comunicación política, es su partido: Morena.


No es ningún descubrimiento, es una desventaja que tiene el presidente, porque Morena no logra constituirse en un partido. Todo su trabajo político está soportado en el partido movimiento llamado Lopezobradorismo y, cuando no está circulando, porque le toca hacerlo a Morena, simplemente se deja ver una grieta de abandono en el férreo muro de la 4T.


Morena no ayuda el presidente a contrarrestar los embates de la derecha, la ultra o cualquiera que sea el grupo que confronte al presidente y a su gobierno.


En las protestas por la iniciativa de reforma electoral enviada por el Ejecutivo a la cámara de diputados es un ejemplo de la soledad en la que se mueve la 4T, porque su partido no tiene capacidad de reacción y se refugia en las mañaneras para que sea el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) el que dé la cara, explique, argumente y contraargumente su propia propuesta de reforma política.


Más allá del debate sobre el contenido y la viabilidad de la iniciativa presidencial, toda la estructura política de Morena fue o ha sido incapaz de acompañar a su líder, a su jefe, a su guía, a su fundador. El más activo fue el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) Pablo Gómez Álvarez, que dio entrevistas en defensa de la reforma político-electoral y ofreció argumentos sobre el fondo de la movilización de la derecha. ¿Y el partido?


¿Dónde anda don Higinio y sus seguidores para apoyar al presidente, al nivel que se movilizaron para reclamar su derecho a la candidatura a gobernador? ¿qué hace la presidenta del Comité Ejecutivo Estatal de Morena en el Estado de México que no alzó la voz de la lealtad a una persona en la misma proporción que lo requiere la reforma de AMLO? ¿dónde está el líder de la cámara local de Morena que no uso la tribuna para argumentar en favor de AMLO?


Si esto sucedió por iniciativa propia, o por venganza por no quedarse con la candidatura a la gubernatura, es algo grave; pero es peor si fue por incapacidad, por falta de organización, por escasez de cuadros formados para el debate en los foros de la discusión pública. Por lo que se ve en las redes, el mejor cuadro de Morena es Juan Carlos Monedero, pero él es miembro del Partido Podemos de España, no de Morena México. De vez en cuando salen al quite Paco Ignacio Taibo II o el Dr. Jalife y tímidamente aparecen por ahí Citlalli Hernández o el Fisgón.


En el Estado de México, don Horacio Duarte algo tiene que hacer, porque no puede dejar sola la cancha del debate político a sus adversarios, más allá de si tienen la razón o se manifiestan abusando de la ignorancia o la mala fe. La derecha se atrevió: salió a la calle, abanderó una mentira o muchas, pero Morena no fue capaz de desmentirlo. Nuevamente, AMLO responderá en la mañanera, y, por si es requerido, Chico Che estará en el camerino.

190 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page