top of page
  • #LaNoticiaEs

La 4T llegó al Edomex



POR NORBERTO HERNÁNDEZ BAUTISTA

El modelo PRI funcionó, fue un aparato de control político eficiente. Poco tenía que ver con la justicia, la equidad, el combate a la impunidad o el respeto a los derechos humanos. Todo el andamiaje diseñado y construido era para dar vida y continuidad al sistema del control político. Por décadas, se toleraron abusos, robos, saqueo y excesos en el ejercicio del servicio público. Eso no era un asunto grave para quienes controlaban el poder estatal.


El personaje que cometía fechorías sabía que el perdón lo tenía si aceptaba la voluntad del jefe estatal. Si no lo hacía recibía el peso de la ley; ahí perdía lo robado, la libertad y era el fin de su carrera política. Hubo presidentes municipales, incluidos los del PAN y el PRD, que arreglaron su situación entregando la administración de sus municipios a cambio de impunidad.


El PRI recuperó varios, y varias veces, espacios perdidos a cambio del perdón político a sus adversarios. Tlalnepantla no escapó a ese beneficio del sistema del control político. La corrupción que imperó en el último gobierno panista fue tal que el ofrecimiento resultó una salida fácil para los saqueadores del erario público. Como en la película de “el Padrino” dirigida por Francis Ford Coppola que adaptó la obra de Mario Puzo, The Godfather: Eran ofrecimientos que no podían rechazar.


A eso le llamaban política. Al beneficiario de esa variante de negociación lo llamaban “chingón”; un vulgar ladrón ganaba fama y era admirado, porque se había salido con la suya. En la Ciudad de México es conocido el cartel inmobiliario. Políticos de la más rancia militancia panista hicieron negocios desde la delegación Benito Juárez, traicionando la nobleza del electorado.


En lugar de ir a la cárcel ocuparon cargos en el Poder Legislativo, tanto federal como en la Asamblea Legislativa. Cuando fueron descubiertos, se escandalizaron y se asumieron víctimas de persecución política del gobierno morenista. Uno de esos saqueadores inmobiliarios será el candidato a jefe de Gobierno de la Ciudad por el Frente Amplio por México, que ahora se denomina “Fuerza y Corazón por México”.


Otros miembros destacados de ese club de mañosos son el exgobernador de Michoacán que quiere ser diputado y el exgobernador de Tamaulipas, que probablemente sea propuesto para senador, justamente por la entidad a la que mal gobernó, saqueó y causó tanto sufrimiento y dolor. ¡Imagínense nomás! era el encargado del tema de seguridad pública en la elaboración de la plataforma del Frente Amplio. Con total cinismo, también se registró como aspirante a la candidatura presidencial.


Con la llegada de la 4T al Estado de México, ese tipo de personajes dedicados a la política y la función pública serán evidenciados. Ya no gozan de la protección a cambio de disciplina política. Dos casos son ejemplo de que las cosas ya cambiaron. Tenemos a dos presidentes municipales prófugos por actos de violencia cometidos contra mujeres. Eso es grave, pero más en un estado donde gobierna una mujer comprometida con las causas feministas. En otro momento, estos dos prófugos seguirían burlándose de las víctimas.


Resulta poco lógico que se hayan escapado, pero eso no los dejará impunes. La opción de negociar la entrega de los gobiernos que administraban ya no son moneda de cambio. Primero porque los tienen perdidos y, segundo, porque la entidad vive un cambio de régimen donde las reglas del juego político son otras, totalmente diferentes; entre ellas, la lucha contra la corrupción y la impunidad. Justamente por eso, las víctimas se animaron a denunciar.


Te digo Metepec, para que me entiendas Tlalnepantla. Llegó la 4T al Estado de México.

301 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page