top of page
  • #LaNoticiaEs

LABORATORIO ELECTORAL


EdoMéx: el gigante de las elecciones en México


Por: Efrén Ortiz Alvarez

Quienes vivimos en el Estado de México, estamos ciertos de pertenecer a la entidad más poblada del país; sin embargo, solemos perder de vista las verdaderas dimensiones que esto representa. Una buena forma de comprenderlas es a partir de las escalas electorales.


Para que nos demos una idea, al día de hoy —acorde con datos del INEGI, 2020—, el Estado de México cuenta con una población cercana a los 17 millones de habitantes: una población mayor en comparación a la de países como Bolivia, Cuba, Grecia, Suecia o Portugal. De la misma manera, esta entidad cuenta con una Lista Nominal que supera los 12 millones de electores: cifra superior a la que contienen los estados de Yucatán, Morelos, Durango, Quintana Roo, Zacatecas, Aguascalientes, Tlaxcala, Nayarit, Campeche, Baja California Sur y Colima, juntos.


No debe pasar desaparecido que 11 de los 125 municipios concentran al 50% de la población (Ecatepec de Morelos, Nezahualcóyotl, Naucalpan de Juárez, Toluca, Tlalnepantla de Baz, Chimalhuacán, Cuautitlán Izcalli, Atizapán de Zaragoza, Tultitlan, Ixtapaluca y Tecámac —y, de hecho, los primeros cuatro albergan a más de una cuarta parte). El solo municipio de Ecatepec resulta paradigmático, dado que este único municipio alberga al 10% de la población mexiquense, y su propia lista nominal equivaldría al total de electores que habitan en las entidades de Colima y Baja California Sur, juntas.


Finalmente, conviene notar que en la pasada elección de Gobernador (2017), Alfredo del Mazo logró el triunfo tras obtener poco más de 2 millones de votos: cifra similar con la que Daniel Ortega ganó la presidencia de Nicaragua en 2021, o con la que Alejandro Giammattel conquistó la presidencia de Guatemala en 2019. Incluso, la candidata de Morena, Delfina Gómez —que quedó en segundo lugar—, recabó un número de votos mayor al que, en febrero pasado, obtuvo Rodrigo Chávez para ganar la presidencia de Costa Rica, o a los que en 2019 le permitieron a Nayib Bukele ganar la presidencia de El Salvador.


Estas sencillas comparativas nos ayudan a intuir que las próximas elecciones del 2023 constituyen un desafío de proporciones bastante considerables. Salvo las elecciones presidenciales —cuyo último ejercicio convocó a más de 90 millones de ciudadanos—, ninguna elección en México supera las exigencias que suponen los procesos electorales en el Estado de México. Y no solo hablamos en términos demográficos, sino también en alcances políticos.


Debemos tener presente que la elección de gobernador en el Estado de México es la antesala de las elecciones presidenciales, y en ese sentido, los resultados que esta entidad arroje servirán como el mejor termómetro para medir el ánimo de la ciudadanía en general, pero también, como el mejor de los instrumentos para la construcción de propaganda y estrategias políticas de cara al 2024. Usted Juzgue.

99 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page