top of page
  • #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Expulsado y sin dirigencia Cristian Campuzano hace añicos al PRD.

  • PRI. Lo que ganó con Nueva Alianza, lo perdió con el Sol Azteca.

  • Caso Octavio Ocaña cimbra a la Fiscalía General de Justicia Edoméx.

  • Y le viene otro lío a José Luis Cervantes, ahora con los gasolineros.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Cuando un político impresentable es capaz de armar todo un mitote dentro de alguna organización partidaria, es síntoma de la falta de control y clara señal de impericia de quienes dirigen ese colectivo ciudadano.


Tal escenario ocurrió en las últimas horas al interior del Partido de la Revolución Democrática del Estado de México, donde el expulsado militante Cristian Campuzano Martínez hizo fiesta con una visita relámpago al Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), ostentándose como presidente estatal del Sol Azteca, cargo del que fue depuesto desde agosto del 2021.


Resulta que Campuzano Martínez fue al IEEM a consultar si el PRD puede aplicar la cláusula que le permita romper su coalición electoral con el PRI, PAN y Nueva Alianza por la gubernatura mexiquense.


A todas luces se trató de una expresión de alto contenido mediático, pero carente del más mínimo sustento legal, porque justo en el momento en que Campuzano hacia su borlote, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) desechó su Juicio de Revisión Constitucional y confirmó la suspensión de sus derechos políticos como militante perredista, es decir, Cristian ya es un ente sin voz ni voto en el PRD.


Pero todo lo que ha venido haciendo y deshaciendo Cristian Campuzano tiene su origen en la falta de operatividad de la actual dirigencia estatal del PRD, a cargo de Agustín Barrera y Omar Ortega, quienes a más de año y medio de iniciado el pleito que derivó en la destitución de Campuzano como dirigente del partido, no fueron capaces de apresurar su aniquilación política por la vía jurisdiccional.


Con endebles argucias legales y furibundos argumentos políticos Agustín y Omar, lejos de erradicarlo prolongaron el pataleo de Cristian, personaje que ya es todo un dolor de cabeza dentro y fuera del PRD. Con tantita habilidad los actuales dirigentes perredistas mexiquenses pudieron resolver desde hace meses la rabieta de Campuzano, pero le dieron largas y ahí están las consecuencias.


Campuzano ya no tiene otra misión más que fastidiar, minar y fracturar lo que queda del PRD en el Estado de México; su objetivo se ha reducido a hacerle el juego sucio a Morena desde la Revolución Democrática y en perjuicio directo a la candidata de la coalición “Va por el Edomex”, Alejandra del Moral Vela.


Es más, el expulsado dirigente prepara otro golpe, entre el 5 y el 21 de mayo, donde anunciará oficialmente su adhesión a las filas de Morena y a la candidatura de Delfina Gómez Álvarez; Cristian Campuzano se llevará a varias estructuras del Sol Azteca radicadas principalmente en la zona sur del Estado de México.


Pobre PRI. Lo había ganado con la suma del PAN y Nueva Alianza, lo está perdiendo con el sainete del PRD.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

¿Quién disparó? Es la pregunta…

En las últimas horas se desmoronó la primera versión de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) sobre el caso #OctavioOcaña, el actor de Televisa e intérprete del personaje ‘Benito’ en la serie ‘Vecinos’, quien murió el 29 de octubre del 2021 tras una persecución provocada por policías municipales de Cuautitlán Izcalli. El dictamen inicial indicaba que Octavio había perdido la vida luego de accionar un arma de fuego, misma que llevaba en la guantera de la camioneta; es decir, el Ministerio Público mexiquense quiso dar por hecho y dar carpetazo al asunto concluyendo que fue una muerte accidental. Los señores Octavio y Ana Lucía, papás del intérprete de Benito tuvieron que presionar, alzar la voz y hasta contratar dictámenes periciales alternos para demostrar que su hijo no murió por accidente, sino por ejecución. El actual fiscal de Justicia, José Luis Cervantes Martínez recibió este miércoles a los familiares y abogados de Octavio Ocaña a quienes les dio las garantías de revisar y replantear el caso que hoy, ya se persigue con la figura penal de homicidio cometido presuntamente por los policías municipales de Izcalli, es decir, se desvanece la “Verdad Histórica” que el ex fiscal, Alejandro Jaime Gómez Sánchez dio como versión inicial y sustancial de los hechos. Hoy se busca y se ofrece una recompensa de 300 mil pesos, misma que podría aumentar a medio millón, para localizar a Gerardo Rodríguez, segundo policía municipal involucrado en la persecución y mala aplicación de protocolos para detener o someter a un sospechoso, como en aquel fatídico día en el que murió Octavio Ocaña. Por el desaseo de las indagatorias ya no sólo es saber qué sucedió antes o después de la persecución, sino ¿quién disparó el arma que le causó la muerte a Benito?



Apagan fuego con combustible…

El anterior caso lleva a preguntarnos ¿cuántos Octavios, cuántas familias, cuántas víctimas, cuántas malas investigaciones, cuántas omisiones y cuántos actos de corrupción tendrán que ventilarse al calor de la impotencia para llegar a la verdadera justicia en el Estado de México y el país?, ¿Quieren otro ejemplo de cómo la fiscalía mexiquense distorsionó, ocultó o actuó de mala fe contra la verdad? En cuestión de días se ventilará en medios nacionales el caso de un empleado de la gasolinera AP-G 500 de la carretera México-Toluca, que fue intimidado y agredido por entonces elementos de la Guardia Nacional, que fueron contratados por los dueños y administradores para evitar que el trabajador de la gasolinera solicitara su liquidación que por ley le correspondía… hasta ese grado llegan algunos empresarios. El asunto penal está tan avanzado que en días pasados fue vinculado a proceso el que era integrante de la Guardia Nacional y que impunemente se alquilaba para hacer el trabajo sucio para un grupo de empresarios del ramo gasolinero. No es un asunto menor y por el contrario, podría destapar una serie de corruptelas entre funcionarios de la Secretaría del Trabajo estatal y de la fiscalía mexiquense con potentados empresarios del combustible. Por ahora no decimos los nombres de los inversionistas involucrados porque seguramente se enojarían personajes como Jorge Balado y otros que están de “viaje” en España.


358 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Komentáře


bottom of page