top of page
  • #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Día 30. Delfina Gómez y Alejandra del Moral puebleando en campaña.

  • Escasean las ideas, abundan los discursos y atiborran plazas públicas.

  • ¡Malditas encuestas! Han generado euforia y esquizofrenia electoral.

  • Ajustes en la Fiscalía. José Luis Cervantes arma su equipo de confianza.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Lo dicho. Un mes de activismo ha pasado, menos de cinco semanas faltan para el día de la elección y todavía ni Delfina Gómez Álvarez ni Alejandra del Moral Vela muestran algo que realmente sea digno de reconocimiento.


Campañas hechas a la vieja usanza, llenando plazas públicas (muchas fallidas con el PRI) y puebleando por el estado. Ninguna propuesta de fondo, ninguna idea que nos deje ver si tienen alguna visión clara de cómo resolver los problemas que vive el creciente, dinámico y plural Estado de México.


¿Alguna propuesta contundente para abatir los impresionantes niveles de inseguridad y feminicidios?, no. ¿Alguna de las dos ha dado una nueva visión para la educación o ha hecho alguna referencia a la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM)?, tampoco. ¿Alguna idea para dinamizar la economía del estado y que sea la palanca para abatir la pobreza?, menos. Y así podríamos señalar muchos temas más y no encontraríamos ninguna propuesta que nos haga albergar esperanza de cambio sustancial.


Sin duda Alejandra y Delfina han quedado a deber en propuestas e ideas; de paso están reprobadas en geografía. Ni San Francisco Tlaltizapan está en Almoloya de Juárez, bueno ni siquiera está en el Edomex, como dice Alejandra; ni San Felipe del Progreso está en los caminos del sur, como apunta Delfina. Así las cosas, las campañas sólo han servido para gastar varios millones de pesos de los recursos públicos y alardear, en actos multitudinarios llenos de simpatizantes y acarreados, a las dos candidatas para que crean que van bien.


Esta semana es de puentes, luego el día de las madres y el del maestro. Posteriormente los últimos quince días de más megalomanías despegadas de la realidad que solo endulzan los oídos de los beneficiarios de las campañas: los Ozuna, los Duarte, los Sevilla, los Higinio; porque estas estructuras cobran aunque no den resultados.


Así las cosas, Delfina sigue arriba de Alejandra en el ánimo del electorado y hasta ahora no ha existido forma de revertirlo, salvo que en los 29 días que faltan de activismo suceda algo muy espectacular que le dé vuelta a la tortilla o que los priistas acaten la instrucción de Alejandra: “hagan lo que saben hacer” y recurran a la alquimia electoral.


Delfina, parece, solo está administrando su ventaja; pero las rémoras de todas las campañas: los políticos verdes, los petistas y los morenos de ocasión ya se “relamen los bigotes” sobre el botín que representa el gobierno del Estado de México y se reparten candidaturas o canonjías por adelantado. Seguramente la maestra ya se dio cuenta, pero no basta con eso; tendría que poner orden, marginando a muchos de esos personajes que la rodean o de lo contrario malos augurios vendrán para su gobierno y para el Edomex si es que gana las elecciones del 4 de junio.


CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Encuestas. No votan, pero cómo joden…


Para arriba y para abajo con la frase de “las encuestas no votan”, pero tampoco mienten las bien hechas. Todo sigue igual que como estaba antes del 3 de abril cuando arrancaron las campañas; estadísticamente no han cambiado los números ni las tendencias. Los últimos días y en especial el inicio de esta semana ha sido fatal para la coalición PRI-PAN-PRD-Nueva Alianza y su candidata Alejandra del Moral Vela, pues además de la de El Financiero que le da a Delfina Gómez 16 puntos de ventaja sobre Alejandra y la de Reforma que señala 14 puntos, las de El Universal y La Jornada dicen que la maestra está entre 20 y 22 puntos delante de Del Moral. Cuestión de enfoques en las encuestas: quienes van arriba las revolotean y quienes van abajo las descalifican, así es este negocio de los sondeos. Delfina usa las encuestas para ensuciar cualquier posibilidad de triunfo de Alejandra; mientras que Del Moral afirma que ya le “pisa los pies a la maestra” y que le ganará a Morena a la buena y con una gran distancia. ¡Malditas encuestas!, han llevado al extremo la euforia de unos y la esquizofrenia de otros.



Nombramientos y degradaciones en la FGJEM…

Vaya notición que les dieron a los funcionarios de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) con el descenso de Rodrigo Archundia Barrientos en el organigrama ministerial. Archundia dejó de ser el Vicefiscal (es decir, el segundo personaje más importante de la FGJEM) para ser degradado a Fiscal Especial de Combate a la Corrupción, algo así como el encargado de los Asuntos Sin Importancia. En los pasillos de la Fiscalía celebraron el movimiento de Rodrigo Archundia porque, afirman, se sentían más importante que el propio fiscal General, José Luis Cervantes; no eran pocos los señalamientos de prepotencia y abuso de poder que pesaban sobre Archundia Barrientos, así como sus impericias en casos relevantes como “El señor de los tamales de Izcalli”, sólo que lo tuvieron que aguantar más de un año porque -es de sobra conocido- su designación en la Vicefiscalía fue recomendación desde Lerdo 300. Hoy el Fiscal Cervantes Martínez ya tiene como su brazo derecho a Martín Marín, hombre de todas sus confianzas y quien prácticamente ha logrado un ascenso impresionante en los últimos años, pues de pasar de Fiscal Regional de Lerma y Toluca, llegó a la coordinación de asesores de Cervantes y hoy es el Vicefiscal. Marcos Olvera, quien estaba en la Fiscalía Regional de Tlalnepantla quedó como encargado de despacho de la coordinación de asesores. En la operatividad, el organigrama, la comunicación inmediata sin resbalones y el control interno parece que José Luis Cervantes está dando resultados, ahora habrá que trasladar esos ajustes a la administración e impartición de justicia efectivas.

289 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page