top of page
  • #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • PRI, partido diseñado desde el poder, para el poder y con el poder.

  • Militancia rifada, pero sólo la han usado cuando la han necesitado.

  • Eric Sevilla prefiere el fútbol que andar en campaña con Del Moral.

  • PT. Ana Yurixi rescata al ex perredista Javier Salinas, pero para Morena.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Si partimos del principio que el PRI es un partido que fue diseñado ‘desde el poder, para el poder y con el poder’, entonces podemos deducir que el Revolucionario Institucional sólo funciona cuando el poder quiere y en esta ocasión –parece- “no quiere”.


Por eso llama la atención lo que dijo este martes la candidata a gobernadora de la coalición ‘Va por el Edomex’, Alejandra del Moral Vela en una entrevista que le concedió a la periodista, Adela Micha, cuando ésta le increpó diciendo: “No sé si tú lo percibas Alejandra, pero parece que te dejaron solita (el PRI y el gobernador Alfredo del Mazo)… no hemos visto el apoyo que solíamos ver en las elecciones del Estado de México”.


La respuesta de Del Moral fue: “Me siento orgullosa de eso (de que el gobernador la haya dejado sola)… estaban esperando que el Tlatoani 1 saliera con la pluma blanca, vestido de rojo y a la Tlatoani 2 -también vestida de rojo- le pasara la pluma blanca y dijera aquí está mi candidata, le alzara la mano y vamos todos… tampoco, ya llegó el momento de hacer cosas diferentes, el gobernador tiene que enfocarse a ser gobernador”.


¿Cómo deben asimilar esto las tropas priistas cuando históricamente el gobernador en turno se convertía en el jefe de campaña y le metía lo que fuese necesario para garantizar la sucesión?, ¿cómo deben actuar los miles de funcionarios estatales y municipales alineados al PRI –hoy amarrados y amenazados para no azuzar la Campaña Valiente- cuando está en riesgo su chamba?, ¿Cómo explicarle a los priista de calle que con sus familias esperan cada proceso electoral porque en la operatividad efectiva saben que les llega una lanita?... ¿cómo?


Es curioso: el PRI de pie a tierra, el partido de la cobertura total de los seccionales, el de la militancia que se entrega en cada elección, el que se la rifa aún con desconocidos o malos candidatos, el de las argucias para ganar por las buenas o por las malas, sí existe, ahí está y siempre listo para rompérsela, pero hoy le ha faltado empuje para revelarse; sólo que a estas alturas ya es muy tarde, no hay recursos ni motivación, y si los hay, están sujetos a las riendas de la cúpula del poder que –todo apunta- ya negoció el sacrificio.


Contrario a esa siempre sufrida y entregada tropa priista, está la caterva de dirigentes que conocen el juego y simulan a la perfección. ¿Nombres?, Erwin Lino, Alejandro Ozuna, Eric Sevilla, Aarón Urbina o Eduardo Bernal, este último priista en el Edoméx y dirigente del PES en Baja California al mando del empresario Jorge Hank Rohn… y así muchísimos más que no cabrían en cinco cuartillas, pero que le han jugado las contras al partido según su conveniencia; hasta se la aplicaron al mismo Alfredo del Mazo Maza en su campaña por la gubernatura del 2017 cuando perdió Ecatepec y Tecámac. Hoy Erwin, Ozuna, Sevilla, Urbina y Bernal forman parte del equipo de cuestionables operadores de Alejandra del Moral.


Ahí les va otra pregunta. ¿Por qué no están sumados y volcados los ex gobernadores priistas? César Camacho lo hizo con Arturo Montiel; Montiel se descaró para con Enrique Peña; Peña logró la máxima votación –hasta ahora de un candidato a gobernador- para Eruviel Ávila; Eruviel sacó adelante el triunfo –cuestionado, pero al fin triunfo- de Alfredo del Mazo… y Del Mazo, pues decidió no meterse.


No, en el PRI no valen la sana distancia, ni la institucionalidad, ni los mártires de la democracia; si de verdad quisiera ganar se debió amparar desde un inicio en la legítima cercanía para afrontar a Morena y Delfina Gómez. Para que lo entiendan, mientras las tropas priistas están dispuestas a jugársela hasta morirse en la raya, la bovedilla del partido no sabe ni quiere enfrentarse con el vendaval de la 4T.


¿Quieren otro dato? Pregunten cuántos presidentes municipales del PRI ya se reunieron o han tenido acercamiento con gente de Morena. No es para ayudarle a Delfina, tampoco son tarugos, con el simple hecho de hacerse a un lado y dejar pasar a los adversarios es más que suficiente. Los presupuestos municipales, el control de revisiones fiscales y la continuidad política son más importantes que la militancia priista. No faltará el alcalde tricolor que argumente: “Yo no me voy a meter en las patas de los caballos si el jefe político (entiéndase Del Mazo) ya marcó rumbo”.


Las bases lo intuyen y en el equipo de campaña lo saben. El PRI funciona cuando tiene el ejercicio del poder, pero también es un hecho que al partido lo han usado cuando lo han necesitado.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

No vengan con nimiedades de campaña…

Por cierto. ¡No se les vaya ocurrir molestar con nimiedades de campaña al presidente estatal del PRI, Eric Sevilla Montes de Oca el próximo domingo eh! El líder tricolor tiene cosas más importantes qué hacer, como la de asistir al Estadio Nemesio Diez de Toluca a presenciar el partido de vuelta de la liguilla entre Los Diablos Rojos y los Tigres de la UANL. A don Eric le importa un bledo que su candidata, Alejandra del Moral vaya abajo en las encuestas por la gubernatura y prefiere irse a tomar sus chelas cada que juega el Chorizo Power; al menos se le vio muy quitado de la pena y sin presión alguna a Sevilla Montes de Oca el antepasado domingo cuanto el Toluca goleó al Necaxa. Dicen que el presidente priista sólo va a donde hay garantía de triunfo.



La doble lealtad…

Así como se desató la grilla y repartición de culpas dentro de la Cuarta Transformación por la reunión a escondidas y con varios tragos de tequila de por medio, entre Mario Delgado (líder nacional de Morena) y Oscar González Yáñez (dueño del PT mexiquense) el pasado 21 de abril, donde se negociaron las candidaturas de Toluca y Metepec para el siguiente año, seguramente también incomodará a más de uno lo ocurrido este martes en el búnker de campaña de Delfina Gómez Álvarez, de la Ciudad de México. Y es que la integrante de la Comisión Ejecutiva Estatal del PT, Ana Yurixi Leyva Piñón llevó al ex perredista, Javier Salinas Narváez, a una plática de integración rumbo al proceso electoral del 2024. Como buena operadora Ana Yurixi seguramente le avisó al jefe petista, Oscar González Yáñez sobre los planes de rescatar a Salinas Narváez del ostracismo. Esta acción desata inquietudes porque en todo caso Anita debió haber llevado a Javier con el PT y no con Morena; al menos que Leyva Piñón se haya ido por la libre. Por el lado de Morena deben ser cautelosos con la llegada de integrantes de la talla de Javier Salinas, pues este personaje no es conocido por el manejo recto de los recursos que han pasado por sus manos. No hay que olvidar que este político ex perredista, originario de Ocoyoacac, tuvo serios señalamientos sobre la turbia administración de las finanzas del PRD nacional y estatal al amparo de los llamados “Chuchos”; peor aún, sin le rascan tantito, hasta le pueden encontrar predios de dudosa procedencia.

481 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page