top of page
  • #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Nada relevante. Alejandra del Moral y Delfina Gómez estuvieron en el sur.

  • El miedo no anda en burro. No hablaron de la inseguridad de la región.

  • Último apretón de tuercas a la campaña de la maestra en Palacio Nacional.

  • Con “unos tacos” el Instituto Electoral quiere abatir el abstencionismo.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Las candidatas a la gubernatura Alejandra del Moral Vela, de la coalición ‘Va por el Edomex’ y Delfina Gómez Álvarez, de la alianza ‘Juntos Hacemos Historia’ nuevamente tuvieron una oportunidad de darle brillo y notoriedad a sus campañas, pero –seguramente- el miedo las envolvió.


Con una actitud y mensajes calculadores las dos estuvieron este martes en la abandonada y castigada zona sur del Estado de México, que desde hace años está al mando de los poderes fácticos, lo cuales han suplido a las timoratas autoridades de los tres niveles de gobierno. No es un tema nuevo ni sorprendente para quienes viven y conocen la realidad de Tierra Caliente.


Del Moral hizo proselitismo en Coatepec Harinas, Tonatico, Villa Guerrero, Malinalco y Ocuilan; mientras que la maestra visitó Luvianos, Otzoloapan, Zacazonapan y Temacaltepec.


Hasta hace un par de días Alejandra del Moral arengaba en otras plazas que su proyecto de gobierno no quiere ver al Estado de México como Tamaulipas o Zacatecas, actualmente gobernados por Morena; es más, el jueves pasado en que se realizó el Segundo Debate, Coatepec Harinas ardía entre quema de automóviles, tiroteos, bloqueos y la toma de la presidencia municipal, imágenes propias de esos estados de la república a los que Del Moral cuestiona por la creciente inseguridad.


Este martes la ‘Candidata Valiente’ tuvo la oportunidad de manifestarse al respecto y de ofrecer una solución al problema, pero se quedó callada. Sólo fue al sur a tirar discurso contra Morena; a pedir el voto para ella, pero no para los partidos que la impulsan; así como a insistir en que ya alcanzó a Delfina.


Por su parte la candidata de Morena-PT-PVEM, Delfina Gómez Álvarez, tampoco se metió en embrollos y aunque en Luvianos mencionó el término seguridad, sólo dijo que esta región mexiquense necesita, más que policías y ministerios públicos, mejores caminos para transitar. De la delincuencia y los cárteles ni habló.


Las candidatas y sus estrategas saben el terreno que pisan, no son ingenuas. Alejandra conoce el olvido ancestral de la zona sur por parte del régimen que representa su candidatura; mientras que Delfina se mantiene al margen ante un grave problema que, si bien no lo generó su partido, sí está obligada a resolverlo en caso de ganar el 4 de junio más allá de la fallida estrategia de “abrazos no balazos”.


En fin, lo que podemos deducir de la visita de ambas candidatas a Tierra Caliente es que su temor supera cualquier deseo de gobernar y resolver el problema de inseguridad. No es por intrigar, pero hasta parece que pidieron permiso para hacer campaña en este rincón del Estado de México que se cuece aparte.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Toalla para los baños de soberbia…

El último apretón de tuercas sobre la campaña de la maestra Delfina Gómez Álvarez tendrá lugar en las siguientes horas en Palacio Nacional, donde el dirigente de Morena, Mario Delgado Carrillo y el Coordinador General de Campaña, Horacio Duarte Olivares serán llamados a cuentas ante el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y no se descarta que asista la propia candidata Delfina Gómez. Según los que saben y anticipan este encuentro, dicen que no será nada agradable para ni para Mario y ni para Horacio, por el contrario, habrá serios llamados de atención del jefe político de la 4T por los descuidos, excesos de confianza y solturas que tuvieron a lo largo de la campaña de Delfina Gómez. Lo que menos quiere el presidente es gastar por adelantado el cartucho de tener que hacer una llamada al teléfono rojo de Lerdo 300 para ajustar y garantizar el triunfo. El reporte que tiene Andrés Manuel sobre el proceso electoral mexiquense es que en los últimos días hubo baños de soberbia entre quienes rodean a la maestra y candidata. Si hay algo no tolera AMLO es que se repita el escenario de aquel 2006 con la conocida frase de: “Sonríe, ya ganamos”.



Esa de Fito Olivares: “El colesterol”…

Si en los partidos políticos cometen cada burrada en torno a su propaganda en la disputa por la gubernatura, en el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) también hace aire. Resulta que la oficina de Comunicación Social ha montado una campaña mediática para invitar a la ciudadanía a ejercer su derecho al voto el próximo 4 de junio, pero sus brillantes ideas rayan en una estrategia propia de los meses en redes sociales. Imagínense que uno de los fantásticos post del IEEM dice: ¿Y si no vas? (a votar) ¡Te tocan los tacos!... ¡Caray, cuánto ingenio! Y en eso se gastan millones de pesos para la promoción de la cultura democrática en el Estado de México. Además de cómica, la estrategia para invitar al sufragio es patética y tardía, pues sale a menos de dos semanas de la jornada electoral. Ahora entendemos por qué la preparación, difusión y desarrollo de los debates fue un fracaso. ¿Así quieren combatir el abstencionismo?

413 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page