top of page
  • #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • “Corcholatas” de la 4T mueven fichas del Edoméx rumbo al 2024.

  • Irse con el candidato equivocado puede ser el fin de las aspiraciones.

  • Raymundo Martínez y Fernando Flores. “El miedo no anda en burro”.

  • Alejandro Fernández avienta chamba en PRI y se refugia en España.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Si de algo está sirviendo la contienda interna de “Las Corcholatas” de Morena en busca de la candidatura presidencial, es que en el Estado de México también ha propiciado que se muevan las fichas hacia el 2024.


Para la mayoría de los grupos morenistas mexiquenses la candidata será Claudia Sheinbaum y están trabajando para ella. Otros, los menos, le están levantando la mano a Adán Augusto López y uno que otro lo hace a favor del ex canciller, Marcelo Ebrard. De ahí en fuera el resto de los presidenciales no tienen oportunidad alguna en esta entidad.


Al interior de Morena Edoméx saben perfectamente que el proceso para la designación del candidato presidencial será un filtro para depurar el enorme y creciente listado de aspiraciones al senado, a las alcaldías, así como a las diputaciones locales y federales.


Así que irse con el candidato equivocado en la ruta presidencial puede significar el fin de muchas aspiraciones políticas en el Estado de México.


Las tropas de la 4T mexiquenses tendrían que ver y analizar el papel que ha tenido en los últimos días la gobernadora electa Delfina Gómez Álvarez. En la celebración del Quinto Aniversario del triunfo del presidente Andrés Manuel López Obrador, en el Zócalo de la Ciudad de México, la maestra fue una de las oradoras centrales y recientemente ha acompañado a AMLO a giras de supervisión de obras federales en la entidad, como el Tren Interurbano México-Toluca.


Quien espere señales hasta el 16 de septiembre, días en que Delfina asumirá el Poder Ejecutivo estatal, puede que se le duerma el gallo o si no leen bien las instrucciones esos que se están moviendo en la ruta inadecuada puede que no salgan en la foto del siguiente año.


Lo mejor para los ansiosos morenistas es que se alineen a lo que –entre señales- ha dictado Gómez Álvarez, quien tiene la mirada puesta en el vínculo de género, es decir, en Claudia Sheinbaum.


A esto habrá que sumarle que la gran condición que Delfina Gómez ha puesto para quienes deseen integrarse a su gabinete en la gubernatura del Edoméx, es que se olviden de ser candidatos en el 2024.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

El patán y sus ilusiones…

Raymundo Martínez Carbajal, alcalde de Toluca, es un cínico y desvergonzado cuando pide a la próxima gobernadora mexiquense, Delfina Gómez Álvarez, una reunión para tratar temas de gobernanza. Raymundo demuestra lo charlatán que es cuando le envía una carta a la maestra, diciéndole que en él habrá un aliado del próximo gobierno estatal. En el ayuntamiento de Toluca han de pensar que Delfina no tiene conocimiento de la patanería política y personal que distingue a Martínez Carbajal. Es entendible la desesperación de Raymundo, porque seguramente ya sabe que entre los expedientes más abultados en el escritorio de la maestra se encuentra precisamente el suyo. Si hay una zona del Estado de México donde el proyecto de la Cuarta Transformación no solamente ha sido bloqueado, sino permanentemente perseguido y amenazado –más allá de la contienda política y electoral- es precisamente Toluca con Ray de presidente. Que no se haga el chistoso el alcalde priista queriendo marcar territorio cuando dice que “la nueva casa de Delfina será Toluca”. Si hay un alcalde que tendrá cerrada la puerta de Palacio de Gobierno pese a los 100 metros de distancia a los que se encuentra el ayuntamiento, es Raymundo Martínez Carbajal, quien a lo mucho verá de cerca a Delfina hasta cuando se dé la reunión de la gobernadora electa con los presidentes municipales o cuando se dé el primer evento oficial en Toluca. Si de algo tiene conocimiento Gómez Álvarez es que Raymundo y los suyos se han extralimitado, al grado de querer a ver a los morenistas amarrados de un árbol en cualquier esquina de Toluca… esa expresión la conoce muy bien el alcalde del PRI.



El miedo no anda en burro…

Otro alcalde que está asustado y con ganas de no salir de su guarida es el cantinflesco, Fernando Flores Fernández, de Metepec. Nadie debe celebrar que haya delincuencia organizada en los municipios mexiquenses, pero tampoco nadie puede negar que es un cáncer social que ya afecta a todos los territorios de la entidad. Por eso hoy Fernando Flores está pagando las culpas de sus simplezas del pasado inmediato, cuando negó contundentemente que el crimen organizado estuviera asentado en el municipio. Lamentablemente en los últimos días videos, fotografías, narcomantas y mensajes de grupos delictivos le han retacado en la cara a Flores Fernández que el poder fáctico opera y se organiza mejor que el gobierno municipal. Fernando Flores se esconde detrás de la fuerza pública que ha copado a Metepec en las últimas horas; cientos de policías estatales y municipales tienen sitiado al Pueblo Mágico para hacerle frente a la amenaza abierta de la delincuencia. Ahora sí, habitantes y visitantes de Metepec queremos ver a Fernando Flores en su etapa de chistosito disfrazándose de los personajes de Cantinflas; a ver, que el alcalde se ponga el atuendo del Patrullero 777 y vaya al frente de la batalla. ¡Ahí no verdad!, pues si el miedo no anda en burro.



“En la madre… patria”…

¿Le suena el nombre de Alejandro Fernández?, no, no nos referimos al Potrillo, hijo del legendario Charro de Huentitán, más bien en quien tenía a su cargo la Secretaría de Operación Política del CDE del PRI en el pasado proceso electoral. Fernández Campillo era nada más y nada menos que el encargado de la elección histórica en la que por vez primera el PRI perdió el Estado de México. Bueno pues este personaje que vivió y se hizo millonario en las administraciones priistas, primero de la mano del fallecido Gerardo Ruíz Esparza y recientemente en la Secretaría de Educación, se dio el lujo de renunciar a pocos días de haber perdido… el único de los priistas que hasta ahora se ha largado por la puerta de atrás. Alejandro Fernández, un hombre querido por el sistema y que a pesar de haber perdido en su intento por ser Diputado Federal en una zona noble para el PRI (Zumpango), ahora se sabe que no solo -como las ratas- abandonó el barco, sino que desde semanas antes de las fatídicas elecciones, dedicó su tiempo a cambiar de residencia y de nacionalidad. Ahora el político priista mexiquense es español, ¡oleeee! Otro Enrique Peña Nieto, ¿pues qué habrán hecho en México estos priistas como para irse a refugiar en la madre patria?

637 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page