top of page
  • #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • ‘Alito’ consuma la traición. Sin Beatriz Paredes, entrega el PRI a Xóchitl Gálvez.

  • Por primera vez en su historia los priistas no tendrán candidato a la presidencia.

  • Caso Diego Moreno sería el primer acto de justicia de Delfina Gómez Álvarez.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Alejandro Moreno Cárdenas, líder nacional de lo que queda del PRI, consumó su mayor traición. Le hace el trabajo sucio a Morena, abandona a Beatriz Paredes Rangel y decide, sin pudor ni recato y argumentado que todos los comités estatales, municipales y seccionales del PRI lo apoyan, que se decidió decantarse por la candidatura presidencial de Xóchitl Gálvez Ruiz.


Alito, hace unos días, había dicho que él mismo sacrificó su aspiración a la candidatura a la presidencia de la República para justificar el hecho de que por primera vez en su historia el PRI no tendrá candidato presidencial. Este cínico, además debe carecer de razón, seguro piensa que los mexicanos -priistas o no- ya le creyeron.


Moreno Cárdenas, además de inmoral, es burdo y gandalla. Beatriz Paredes ni siquiera estaba en el lugar donde este energúmeno dio su mensaje en el que postulaba la unidad del PRI, todo se cae por ilógica. No pudo ni siquiera esperar o convencer a Beatriz Paredes para dar su anuncio. De ese nivel la traición y ganas de enterrar al Revolucionario Institucional.


Lejos de ayudar a Xóchitl Gálvez, Alito Moreno la ensucia y la embarra. Xóchitl, que es simpática y graciosa, pero carente de olfato político, ha recibido “el beso del diablo” y eso le terminará pesando.


En un discurso en el centro Banamex, Xóchitl festejó su designación; no esperó, no fue prudente, hubiera sido mejor que Beatriz le levantara la mano y no Alito. Lo único simpático del discurso de Xóchitl es que cada tres o cuatro palabras utiliza el término “chingón”. Xóchitl se fue con el canto de las sirenas y en el pecado llevará la penitencia.



CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Caso Diego Moreno, ¿primer acto de Justicia de Delfina?...

Si la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) hace bien su trabajo, apegado a la ley y a los protocolos, con la premisa de proteger a la víctima y de aplicar las medidas cautelares sobre la persona a la que se le imputa un delito grave, en menos de 48 horas deberá tener en sus manos la orden de aprehensión en contra del alcalde priista de Tianguistenco, Diego Moreno Valle, a quien denunciaron a inicio de semana por presuntamente haber cometido el delito de violación en contra de una mujer. Si esto ocurre, Diego Moreno deberá esconderse por lo menos los siguientes ocho días, en tanto su defensa tramita y obtiene un amparo que ordene la suspensión del acto en contra de su libertad… es decir, a Diego Moreno se le dejaría de ver una semana. El gobierno estatal priista de Alfredo Del Mazo Maza, al que le quedan 15 días de ejercicio, tiene la oportunidad de enmendar una pizca de los fatídicos seis años de inseguridad e injusticia; pero como casi es un hecho que no hará nada que empañe a su alcalde de Tianguistenco, tendrán que ser Delfina Gómez Álvarez y su administración quienes puedan colgarse la medalla con su primer acto de justicia ante la sociedad. Así que a Delfina le tocará –si así lo desea- esclarecer y en su caso sancionar –vía presión a la Fiscalía de Justicia- el delito que le imputan al presidente municipal priista Diego Moreno Valle, a pesar de que este alcalde ya empezó a amedrentar y ofrecer reparación extrajudicial a la posible víctima.



¿Y la sororidad?...

A propósito. Sobre la acusación contra el presidente municipal de Tianguistenco, Diego Moreno Valle, no he visto ni escuchado a la Cuarta Transformación pronunciarse al respecto. Sobre todo, llama la atención que en el Distrito 23 de Lerma, al que pertenece Tianguistenco, la 4T tiene a la diputada federal, Martha Azucena Camacho Reynoso, originaria de este municipio. Esperemos que los intereses y acuerdos de la legisladora morenista con el alcalde priista no sean superiores al deber y solidaridad que debe mostrar ante un caso verdaderamente deleznable. La diputada federal tiene que pronunciarse, más que sobre la denuncia contra el presidente municipal, a favor de la justicia para la víctima. ¡Sororidad diputada… SO-RO-RI-DAD!

1150 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page