top of page
  • #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL



  • Texcaltitlán, la crisis de inseguridad de la incipiente gestión de Delfina.

  • El sur le da una “bofetada de hartazgo” al inexperto gobierno de la 4T.

  • Morena y aliados, preocupados por el 2024 y no por ayudar a la maestra.

  • Javier Lujano. El alcalde de Tixca que nadie quiere reconocer como suyo.


POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

No hay forma de negarlo. Texcaltitlán es hoy la mayor crisis de inseguridad y gobernabilidad que enfrenta la incipiente administración de Delfina Gómez Álvarez. Fue una bofetada del hartazgo social sobre la inexperta gestión estatal de la Cuarta Transformación, que pagará la herencia del régimen priista. El PRI originó el problema, eso ya se sabe; la pregunta es: ¿quién lo tiene que resolver?

 

Una población que decidió armarse de valor y hacerle la chamba a las autoridades de seguridad y justicia. Para algunos legítima y para otros desproporcionada defensa, pero a eso los orilló el abandono de sus gobernantes. La ausencia oficial no es de hoy, ha sido siempre y más con el priismo en el gobierno.



El sur del Estado de México vuelve a ser noticia nacional e internacional por escenas trágicas y la incapacidad de los tres niveles de gobierno. 14 muertos, cuatro pobladores de Texcapilla y 10 presuntos integrantes del crimen organizado, en imágenes de barbarie y donde lamentar los hechos ya no es suficiente.

 



Una exhibición de omisiones e impericias tras el enfrentamiento del pasado viernes en Texcaltitlán. La Fiscalía General de Justicia (FGJEM) y la Secretaría de Seguridad (SSEM) llegaron al lugar casi cuatro horas después porque tenían que esperar el blindaje del Ejército Mexicano, de La Marina y la Guardia Nacional para entrar todos en convoy, de ese tamaño es el miedo cuando de “tierra caliente” se trata.

 

Un día después de la reyerta los rostros desencajados, pálidos y temerosos. En un anuncio a medios y cabizbaja la gobernadora, Delfina Gómez manifestó su pesar por lo sucedido, hizo un llamado a la unidad por la paz, dijo que esos hechos no paralizan su gestión, que hará lo necesario para que episodios como éste no se repitan y remató: “Al sur del estado de México les digo no están solos”.

 

El Fiscal de Justicia, José Luis Cervantes Martínez, con un resumen que consumaba la ineficacia del Ministerio Público, porque del líder criminal abatido en el enfrentamiento de Texcaltitlán todo mundo sabía su paradero, menos la FGJEM que lo “buscaba” desde marzo del 2021.

 



El secretario de Seguridad, Andrés Andrade Téllez en el absurdo presentando una línea del tiempo hecha casi casi al vapor y en formato “Power Point”, para tratar de explicar lo que ya se conocía por los videos que se hicieron virales desde la tarde del viernes.

 

El secretario General de Gobierno, Horacio Duarte Olivares, totalmente serio, no habló, esta vez no hubo espacio para el protagonismo acostumbrado.

 

El caso es que no lleva ni tres meses de gestión y la maestra Delfina ya tiene encima una presión social y mediática por el caso Texcaltitlán y la zona sur; pero también viene arrastrando temas delicados como los alcaldes priistas prófugos de la justicia, más los problemas que se le vayan acumulando en los siguientes meses con un equipo de colaboradores que parecen no estar a la altura del Estado de México.

 

 

CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Amortiguan golpe, pero no lo solucionan…

El episodio de Texcaltitlán, que seguramente va a marcar gran parte de la política de seguridad de Delfina Gómez Álvarez, se dio en el marco de la gira (la cuarta en menos de tres meses) del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, al Estado de México. El respaldo de AMLO a Delfina es importante; amortigua el impacto, pero no lo soluciona. El mandatario nacional ya se fue y el problema del sur ahí sigue… seguirá –tristemente- por años o décadas.

 


La papa caliente...

¿Y qué hay del alcalde de Texcaltitlán, el ex priista, ex panista y ahora alcalde perredista Javier Lujano Huerta? Nadie lo quiere ver ni tenerlo cerca; en el PRI se les olvida que lo impulsaron como edil en una alianza con el PRD; el Sol Azteca ahora dice que desde hace meses Javier Lujano ya está en Morena y trata de impulsar a uno de sus hijos como presidente municipal por vía de la 4T. En voz de los pobladores el alcalde tiene serios señalamientos de colusión con la delincuencia, pero con la crisis que estalló el pasado viernes ahora resulta que los partidos políticos que lo han arropado y encumbrado lo quieren desconocer. ¡Hipócritas!

 


Las crisis ayudan a medir lealtades…

Lo dicho. Delfina Gómez Álvarez está en franco abandono, empezando por su partido político –MORENA- cuyos liderazgos, militantes y simpatizantes están más preocupados por las candidaturas de las elecciones del 2024, que por ayudar a la gobernadora emanada de sus filas. Sus aliados del Partido Verde y Partido del Trabajo como el avestruz, con la cabeza debajo de la tierra ante la emergencia del caso Texcaltitlán, pero muy activos en sus eventos de posicionamiento electoral. La maestra debe aprovechar este momento para identificar lealtades y sacudirse de oportunistas.

 

 

1260 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page