top of page
  • #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL



  • De última hora. Se rompió la alianza PRI-PAN-PRD en el Edomex.

  • PRD se levanta de la mesa, no le aceptaron la candidatura común.

  • Morena, beneficiado del colapso; Sol Azteca, el ‘Caballo de Troya’.

  • Lúgubre inscripción de aspirantes priistas a diputados federales.

 

POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Gritos y sombrerazos entre PRI, PAN y PRD. La tarde de este miércoles se rompió el acuerdo para concretar una alianza rumbo a las elecciones de alcaldes y diputados del Estado de México. El encuentro de dirigentes estatales terminó con un berrinche perredista, partido que aventó su silla y dejó su lugar en la mesa de negociación

 

Ana Lilia Herrera Anzaldo, presidenta del PRI y Anuar Azar Figueroa, líder del PAN, no aceptaron la exigencia de Agustín Barrera y Omar Ortega, dirigente estatal y coordinador de los diputados locales del PRD, respectivamente, quienes –tal y como lo adelantamos en este espacio- condicionaron su participación en la alianza a cambio de que se firmara un convenio de CANDIDATURA COMÚN en 15  de los 45 distritos locales.

 



Para entenderlo mejor. La petición del PRD es que con la candidatura común PRI y PAN le garantizarían su registro como partido político local, ante el riesgo de que a nivel nacional la Revolución Democrática desaparezca tras las elecciones del 2 de junio. Lo hemos dicho, la figura de candidatura común permite que los partidos aliados se distribuyan los votos obtenidos en una jornada electoral, en este caso PRI y PAN le tendrían que transferir parte de sus votos al PRD.

 

Traducido en números, lo que pretende el PRD es que priistas y panistas le garanticen al menos 250 mil votos para mantenerse con vida en el escenario político-electoral estatal y no sólo eso, sino que al salvar su registro los perredistas accederán a financiamiento público en los siguientes años y alcanzarán fracción parlamentaria en la Legislatura local con diputados plurinominales. Un costo muy caro que PRI y PAN no quieren pagar.

 



Además, el Sol Azteca pidió que en los otros 30 distritos locales se diera un convenio de coalición, cuya figura sólo les cuenta los votos que cada partido obtenga en la elección donde compiten con logotipos separados, pero con los mismos candidatos. Como dicen en mi pueblo, ¡el PRD quería ordeñar, succionar y llevarse la vaca!

 

El fallido encuentro se dio a escasos tres días de que venza el plazo para que los partidos inscriban sus convenios de alianza en el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM). Tras reventar los acuerdos el PRD dio la orden a sus huestes mexiquenses para que se preparen: “porque que el Sol Azteca competirá sólo en los comicios locales”. Hasta el cierre de esta columna ni la priista Ana Lilia Herrera ni el panista Anuar Azar tenían intenciones de reactivar el diálogo con la Revolución Democrática, por lo que la alianza PRI-PAN-PRD se está tambaleando y a punto de romperse en el Edoméx.

 


CANCIÓN DICHO O REFRÁN

Los beneficiados del colapso…

Más que una buena noticia, la ruptura entre PRI, PAN y PRD significa ‘oro molido’ para la Cuarta Transformación en el Estado de México. Y es que al levantarse de la mesa, Omar Ortega y Agustín Barrera –los dueños del PRD en la entidad- amenazaron con también reventar la coalición en los 17 distritos federales y la senaduría que ya había sido pactada por las dirigencias nacionales. Morena estaría más que complacido si el PRD no regresa a la mesa, pues existen indicios de que Omar y Agustín ya tienen acuerdos de facto con la 4T. Seguramente Morena estaría encantado en auspiciar al PRD para que mantenga su registro compitiendo sólo y le acercaría recursos de todo tipo para que el Sol Azteca sea el ‘Caballo de Troya’ de priistas y panistas; qué mejor que tener un partido local con correa y bozal dirigidos desde Lerdo 300. A decir verdad, PRI y PAN no deben sentirse sorprendidos, este es el estilo del PRD: el chantaje y la amenaza; sólo recuerden lo que hicieron los perredistas en la elección de gobernador del año pasado; días antes de firmar la coalición amagaron con su retiro e incluso cancelaron el evento de registro horas antes del mismo, pues el Sol Azteca quería ingresar su propia plataforma electoral. Bueno, si PRI y PAN no creen que el PRD los va a apuñalar por la espalda, sólo vean la foto que publicó Omar Ortega el pasado 5 de enero durante la ceremonia de inicio formal del proceso electoral estatal en el IEEM: Omar y Agustín muy sonrientes con el secretario General de Gobierno, Horacio Duarte… y a sus supuestos aliados ni el saludo les dio.

 

Lúgubre presagio en el PRI…

En medio de un panorama desolador, como resignados a la derrota electoral que se les avecina, se celebró este miércoles el proceso de inscripción de aspirantes al Senado de la República y a diputados federales del PRI Estado de México, por el principio de mayoría relativa, es decir, los que harán campaña, pedirán el voto, recibirán las mentadas e irán a las urnas. Sin la efervescencia ni los acarreados de los mejores tiempos de Arturo Montiel y Enrique Peña, los priistas hicieron su lúgubre registro de insípidos postulantes, muchos de ellos de bajo perfil, incluyendo a quienes buscan la reelección a sabiendas de que la mayoría –salvo una que otra excepción- pasó de noche en su actual periodo legislativo. Un reflejo de que las candidaturas federales en el PRI ya no son un anhelo sino una maldición, signo de que a varios priistas los obligaron a sacrificarse por el partido en este mal momento. Hace varios procesos electorales los registros eran toda una fiesta priista, era el momento de mostrar el músculo político… lo de este miércoles fue parecido a un cortejo fúnebre, los aspirantes a candidatos acompañados por una o dos personas, o en su caso solos; esta vez no hubo bandas, ni batucadas, ni mariachis, ni arengas. Es más, dentro del protocolo tricolor era tradición que tras su registro los aspirantes pasaban a saludar al presidente o la presidenta del partido en turno para recibir la motivación. Hoy ni la dirigente Ana Lilia Herrera Anzaldo, ni el secretario General, Alejandro Castro estuvieron en las oficinas del partido. Señal de un muy mal augurio. Imagínense cómo estuvo la cosa, que la aspirante que más levantó expectativa fue la esposa del ex gobernador Arturo Montiel, la señora Karla Cortés, quien buscará la diputación federal por el Distrito 23 de Lerma.

 


Los rostros priistas, entre conocidos y espantados…

Los que quieren repetir como diputados federales priistas son: Melissa Vargas por el Distrito 26 de Toluca; Jazmín Jaimes Albarrán por el 36 de Tejupilco; Alan Castellanos Ramírez por el Distrito 39 de Los Reyes Acaquilpan; Eduardo Zarzoza Sánchez por el Distrito 9 de San Felipe del Progreso; y Sue Ellen Bernal Bolnik por el Distrito 41 de Tecámac. A los que no les permitieron la reelección siendo diputados de mayoría son: Miguel Sámano Peralta, Gustavo Cárdenas Monroy y Ana Lilia Herrera Anzaldo, pero en este último caso se trata de la presidenta estatal del partido quien seguramente será diputada federal o local, o tal vez senadora de la República pero la vía plurinominal. Tampoco se sabe qué pasará con cuatro de los actuales cinco diputados federales plurinominales por el Edomex: Ricardo Aguilar, Laura Barrera, Carlos Iriarte y Brasil Acosta. De la que podemos asegurar que también tendrá un escaño plurinominal federal o local es Cristina Ruiz Sandoval, quien actualmente es la presidenta de la Comisión para la Postulación de Candidaturas del CEN priista. Ana Lilia y Cristina son la ‘Reina y Virreina’, respectivamente, del PRI Estado de México. Son las piezas claves de Alejandro Moreno Cárdenas en territorio mexiquense.

1207 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

留言


bottom of page