top of page
  • #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Morena Edomex entra en etapa decisiva rumbo a las candidaturas.

  • ¿Acuerdos entre aspirantes o decisión de Delfina en municipios clave?

  • En la 4T de Toluca están en la pelea Mónica, Ricardo, Pliego y Cardoso.

  • Se desmorona el escenario para el PRI y Tony Rodríguez en Tlalnepantla.

 

POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Se acerca la fase crítica en la Cuarta Transformación del Estado de México. El próximo fin de semana Morena agilizará los procesos de diálogo y negociación con los miles de aspirantes que se inscribieron en el proceso interno para ser candidatos a presidentes municipales y diputados locales. Pero sólo habrá 125 candidaturas a alcaldías y 45 a legisladores de mayoría, no todas serán para los morenistas, porque según los convenios de coalición y candidaturas comunes varias asignaciones se las llevarán PT y PVEM.

 

Las reuniones serán a puerta cerrada entre las cabezas del nuevo gobierno estatal, del partido, las facciones de Morena y los precandidatos más fuertes. De hecho, la gobernadora Delfina Gómez Álvarez ya comenzó desde hace un mes con los primeros escarceos entre los actores políticos de los municipios más grandes; la mandataria les está dando la oportunidad de ponerse de acuerdo a los aspirantes, pero si no hay arreglo vendrá la designación directa.

 


No habrá mucho tiempo para el pataleo, porque el 10 de febrero terminan las precampañas y justamente ese día Morena dará a conocer los registros aprobados de sus aspirantes; aunado a eso y para esa misma fecha el partido tendrá los resultados de las encuestas levantadas en los 33 municipios que fueron acordados con Partido del Trabajo y Verde Ecologista.

 

No sabemos qué ventajas tuvo para Morena el mantener oculto el siglado de las candidaturas en municipios y distritos con sus aliados de PT y Verde, como tampoco el hecho de llevar al límite de los tiempos la designación de los bloques de competitividad para asignar género en las candidaturas (mujer u hombre). Eso le ha generado desde “fake news”, hasta nerviosismo y desesperación de los precandidatos.

 


Habrá soldados caídos y descontentos. Ya lo dijo el representante de Morena ante el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), Francisco Vázquez Rodríguez:

 

“El movimiento es de puertas abiertas, no estamos excluyendo a ningún compañero para poner a otro que acaba de llegar, pero también estamos haciendo lo que más pueda convenir. ¿Habrá gente que inconforme?, pues sí. Necesitaríamos unas 2 mil 400 presidencias municipales para darle gusto a todos, más de 7 mil regidurías y una legislatura de 280 diputaciones, habrá alguien que quede inconforme”.

 

Lo que es un hecho es que entre más tiempo se tarden en definir las candidaturas, más difícil resultará aplicar la llamada “operación cicatriz”, si es que la 4T tiene intención de darle su “sobatita” a los inconformes para evitar fracturas y derrotas.

 


CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

La joya de la corona…

Sin duda, uno de los municipios que genera las más altas expectativas por su peso económico y electoral es Toluca, la capital del Estado de México y sede de los poderes del Gobierno. Aquí la competencia morenista por la candidatura ya está reducida a sólo cuatro aspirantes: la diputada local, Mónica Álvarez Némer; el senador suplente, Ricardo Moreno Bastida; el ex diputado local, Gerardo Pliego y el actual Décimo Regidor, Mario Cardoso. Quien sea candidato o candidata de Morena, salvo que ocurra una verdadera tragedia electoral, será el próximo presidente municipal, dadas las coyunturas política y legal que envuelven del ex alcalde Raymundo “N” y a su partido el PRI. Partamos de que el objetivo político de la gobernadora Delfina Gómez es tener a sus alcaldes y diputados locales, que se alineen a ella y no a las facciones de Morena; luego pongamos sobre la mesa el hecho de que Sí O SÍ quien sea alcalde de la capital mexiquense buscará la reelección en el 2027 y en automático -desde ahora- le hará cosquillas la aspiración por la gubernatura en el 2029, trabajará para ello. Por eso la gobernadora y su partido deben tener en cuenta que un alcalde no institucional puede convertirse en un serio problema político para los años siguientes.

 


Dice que no tiene correa…

De los cuatro aspirantes de Morena por Toluca llama la atención que Ricardo Moreno siga manifestando amplio nerviosismo y desesperación, incluso al grado de presionar a su partido; Ricardo fue el primero que se montó en los anuncios espectaculares, el que hizo precampaña adelantada, quien invirtió en posicionamiento y arrastró a otros competidores a la misma estrategia. Hay algo que la 4T y la gobernadora deben considerar, pues Moreno Bastida ha manifestado abiertamente que “bastante tiempo y trabajo le ha costado lograr su independencia política”, es decir, se asume morenista pero no depende de ningún grupo político, ni el de Texcoco. Preguntas: ¿si el candidato llega a ser Ricardo Moreno tendrá la capacidad de consensuar y lograr el apoyo de Mónica Álvarez, Gerardo Pliego, Mario Cardoso y el resto de los cuadros morenistas de Toluca?, ¿Ricardo piensa que puede ganar solo y no necesita de los otros aspirantes?, ¿si es Mónica, Gerardo o Mario, Ricardo se sumará sin chistar a quien salga de abanderado? o ¿Cómo en el 2021 el Tres Veces Moreno terminará haciendo berrinche?... el episodio de hace tres años se lo cuentan como traición en Morena, porque en política como en la iglesia se peca de pensamiento, palabra, obra y omisión. En realidad y por su trayectoria Ricardo Moreno es quien más merece la candidatura, pero las formas, las malditas formas de este político Toluqueño no siempre le ayudan a concretar sus proyectos. La disciplina también cuenta en las definiciones.


 

Se desmorona escenario en Tlalnepantla…

Si ya de por sí el PRI está de capa caída con sus decisiones estatales, la renuncia de Beto González en Tlalnepantla es un duro golpe a la moral de un partido que se truena los dedos para tratar de recuperarse en una elección en donde buscan refrendar sus votos. Entre la clase priista existía la apariencia de que el alcalde de Tlalne, Tony Rodríguez Hurtado tenía control del partido, pero la salida de Beto González -además de dejar ver que existen muchos priistas inconformes- representa la punta del iceberg porque pudieran ser más militantes los que salgan del partido en los siguientes días, sólo en este municipio. Después del anuncio de Beto habrá que preguntarles a los panistas si están contentos con la repartición de las candidaturas, pues dicen que ya hasta las regidurías están dadas. Claro que se las repartieron entre las familias cercanas al actual alcalde Tony Rodríguez.

940 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page