top of page
  • #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • CEN del PRI revive la idea de castigar a Eruviel Ávila y Del Mazo.

  • Ex gobernadores son aliados de Morena, acusa delegado priista.

  • Ana Lilia capotea casos de sus alcaldes de Toluca y Tianguistenco.

  • PRD Edomex vende inmuebles que fueron sede de su dirigencia.

  • Tlalnepantla y el uso ilegal de las fuerzas de seguridad pública.

 

POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Hace unas horas señalamos en esta columna que personajes como los ex gobernadores mexiquenses, Alfredo del Mazo Maza y Eruviel Ávila Villegas, así como la ex candidata a la gubernatura Alejandra del Moral Vela, no sólo ya no están en el PRI sino que a esta alturas operan en contra o han bajado los brazos en perjuicio del tricolor, ahondando la curva de desaprobación que enfrenta el Revolucionario Institucional de cara a las elecciones concurrentes del 2 de junio y el partido aún no toca fondo.

 

Los saben en las dirigencias estatal y nacional priistas. Por eso, en las últimas horas el delegado del Comité Ejecutivo Nacional del PRI en el Estado de México, Jorge Meade Ocaranza, retomó los expedientes que –según él- están en capilla para sancionar a Del Mazo y Eruviel, porque actúan pasiva o abiertamente a favor de Morena.

 

“Los priistas mexiquenses perdieron el respeto a los ex gobernadores Eruviel y Del Mazo; hoy uno de manera activa y otro de manera pasiva están actuando contra el PRI, el partido que les dio todo lo que son y todo lo que tuvieron; hoy además, trabajan en contra del partido, están aliados con Morena uno y otro. En el fondo a los dos es la impunidad lo que los mueve”, señaló este lunes Meade Ocaranza desde Toluca.

 



Según el representante de Alejandro Moreno Cárdenas en territorio mexiquense, la sanción partidaria sobre Eruviel y Del Mazo es un tema que se está revisando seriamente derivado del clamor del priismo. No es para menos, “Alito” Moreno sabe del daño que Eruviel y Del Mazo le pueden hacerle al PRI por fuera y desde las entrañas del partido que los encumbró.

 

Por un lado, Eruviel Ávila Villegas y aunque no les guste a los priistas, era un activo político en la zona oriente y Valle de México; por decirlo de alguna manera el político de Ecatepec era un dique frente a Morena, pero hoy no sólo es aliado de la Cuarta Transformación desde el Partido Verde, sino que se sigue imponiendo candidatos en el PRI, lo hará también en la 4T y –si me apuran tantito- hasta en Movimiento Ciudadano.

 

Alfredo del Mazo se replegó con el presidente Andrés Manuel López Obrador quien le puso el traje de demócrata al entregar el Estado de México a Morena en el 2023. Alejandra del Moral, siendo su último baluarte electoral y que le dio al partido más de 1.8 millones de votos el año pasado, fue innecesariamente maltratada y por lo cual decidido ver las elecciones desde la tribuna, aventando la candidatura a la diputación federal plurinominal que, por cierto, nunca le iba a llegar.




 

El caso es que el CEN y el CDE priistas han descubierto el hilo negro, pero sólo amagan con castigar a los ex gobernadores Del Mazo y Eruviel que desde hace mucho ya no pertenecen al tricolor. Curioso, ambos ex mandatarios en su momento pudieron haber impulsado como candidata a la gubernatura a la hoy presidenta estatal del partido, Ana Lilia Herrera Anzaldo. Al parecer no se equivocaron.

 

Expulsar o amonestar a los dos últimos gobernadores priistas no tendría la mayor relevancia ni evitaría que Ana Lilia Herrera Anzaldo termine siendo utilizada por Alito; digamos que Ana será la punta de lanza que recibirá la abolladura la noche del 2 de junio con los resultados electorales.

 


CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Como digo una cosa, digo otra…

Por cierto. En su conferencia de prensa de este lunes, la presidenta estatal del PRI, Ana Lilia Herrera Anzaldo capoteó el cuestionamiento que le hizo este periodista sobre la situación jurídica y política que enfrentan dos de sus alcaldes: uno encarcelado, Raymundo de Toluca y otro prófugo de la ley, Diego Eric de Tianguistenco: “creemos en las instituciones de justicia, reiteramos en el PRI que si algo le duele al país es la impunidad, pero también estamos a favor de los derechos humanos, de la presunción de inocencia y no permitiremos persecuciones políticas”. Sin embargo, cuando se le preguntó por los anuncios espectaculares que la semana pasada aparecieron en varios puntos del Valle de Toluca con su imagen, donde acusaron que el PRI protege a violentadores de mujeres, Ana Lilia refrendó su advertencia: “que usen mi foto y que me acusen sin pruebas es violencia política en razón de género y me reservo el derecho de actuar legalmente”. 

 


Sol Azteca a la venta…

Todavía no empiezan las elecciones locales y el PRD estatal –parece- ya inició el proceso de su liquidación. Y es que los dueños de la plaza perredista en la entidad, el diputado local Omar Ortega Álvarez y el presidente Agustín Barrera, vendieron el inmueble que hace algunos años fue la sede del Comité Ejecutivo Estatal del Sol Azteca, ubicado en Avenida Hidalgo 405, en Toluca. Desde hace meses Omar y Agustín pusieron a remate ese y el otro inmueble que está en la misma avenida, pero en Hidalgo número 1015. Fueron varios millones de pesos los que recibieron Omar y Agustín por las reliquias del Sol Azteca y sería bueno preguntarles si el proceso de desincorporación de los bienes lo hicieron con la autorización de los órganos de dirección nacional y si el proceso de venta estuvo vigilado por el Instituto Nacional Electoral (INE). Y hablando de buenos negocios, ¿Cómo en cuánto anda el precio de un caballo frisón como el que tiene y presume el coordinador de los diputados del PRD, Omar Ortega?, dicen los conocedores que ronda el millón de pesos.

 


Esa del TRI: “Abuso de autoridad”…

Tal parece que el mal de Raymundo “N”, el alcalde preso de Toluca, es contagioso entre los priistas, porque eso de ocupar a la policía para cumplir caprichos personales se le está haciendo costumbre a varios sectores del PRI en el poder. Hace unos días la policía estatal hizo un operativo en los departamentos de CARSO, en Tlalnepantla, para “recuperar” a un menor cuyos padres se pelean la custodia. Todo apunta a que voluntarioso gestor para que la policía estatal interviniera en este pleito civil fue el alcalde priista, Marco Antonio Rodríguez Hurtado, quien hizo lo necesario para meterse en un embrollo similar al de Toluca, porque la policía –según se indica- actuó e ingresó a un domicilio particular aparentemente sin orden judicial. Este tema ya está en la mesa del Secretario de Seguridad estatal, Andrés Andrade Téllez quien ha tomando nota de que el comandante de la zona de Tlalnepantla podría haber incurrido en un abuso de autoridad al ocupar a los elementos para una tarea que podría tener tintes políticos. Parece que en la tierra de en medio quieren hacer la ley a su conveniencia y así se quieren presentar en la próxima elección. La investigación de este caso podría darles un sorpresivo acicate en los siguientes días a varios funcionarios encabezados por Tony Rodríguez.

884 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page