top of page
  • #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Escala tensión política Morena-PVEM por convenios de coalición y siglados.

  • El Verde impugnó a su aliado y tiró a Érika Sevilla en el Distrito Federal 40.

  • En lo local Morena quiere deshacer coalición, por ejemplo en Ocoyoacac.

  • ¿Cumplirá Ana Lilia promesa de ajustar convenios con PAN, PRD y NAEM?

 

POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

La tensión entre los partidos que integran la tambaleante coalición “Sigamos Haciendo Historia” (Morena-PT-PVEM) escaló este miércoles cuando la Sala Regional Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), le quitó la candidatura a diputada federal por el Distrito 40 de Zinacantepec a la alcaldesa con licencia de Otzolotepec, la morenista Erika Sevilla Alvarado y se la dio a la verde ecologista, Azucena Huerta Romero.

 

No es un asunto menor ni de simple cambio de candidatas. En el fondo este pleito entre supuestos aliados refleja que sus negociaciones y acuerdos no son ni tan fuertes, ni tan serias y mucho menos respetadas. Síntoma de desorganización.

 

Todo inició cuando en el convenio de coalición para las diputaciones federales Morena le dio al Verde el siglado de la candidatura en el Distrito 40 (Zinacantepec, Temoaya, Almoloya de Juárez y Otzolotepec), es decir, que el PVEM debería poner a la candidata y no Morena. El 19 de febrero el Verde registró ante el Consejo General del INE a Azucena Huerta, pero el 21 de ese mismo mes Morena registró a Érika Sevilla en la Junta Distrital del INE número 40. Es decir, ya había dos candidatas.

 


El 28 de febrero el INE pidió al representante legal de la coalición “Sigamos Haciendo Historia” que definiera a quién se le respetaría la candidatura y respondió que a Erika Sevilla, militante de Morena. Ante esto el Verde Impugnó y la Sala Toluca del TEPJF le dio la razón a los ecologistas. Érika se quedó sin candidatura.

 

Aquí hay varias cosas qué analizar y advertir:

1.- Tanto Morena en las últimas elecciones como en su tiempo el PRI, utilizaron los convenios de coalición para chamaquear a sus aliados pequeños, imponiéndoles candidatos con falsos siglados. Por ejemplo, si al PT le tocaba siglar candidatos en algunos distritos o municipios, Morena terminaba poniendo a los abanderados aun cuando no eran militantes petistas. El PRI se la hizo una y otra vez al PVEM con los llamados diputados sandías, “Verdes por fuera, rojos por dentro”.

 

2.- El Partido Verde le rezongó a Morena. Alguien se pasó por el arco del triunfo el acuerdo no escrito o el convenio, ¿pero quién? Fuentes de la 4T me indican que el PVEM aceptó desde un inicio que en el Distrito 40 quien podría a la candidata sería Morena, pero el Verde de José Alberto Couttolenc se le adelantó a los morenistas e inscribió su candidata.

 

3.- El Tribunal Electoral ya marcó un precedente y ojo con esto: Morena tiene qué pensar muy bien el asunto de los siglados en las candidaturas a presidentes municipales y diputados locales, porque si pretende aplicar la del Distrito 40 de Zinacantepec, el Verde y hasta el PT ya tienen la pauta y criterio del Tribunal federal en el sentido de hacer respetar el convenio de coalición y los siglados, antes que los acuerdos políticos.

 


4.- En Morena y en Lerdo 300 están más que enojados con el Verde y Pepe Couttolenc por este que consideran un “golpe bajo” que pone en riesgo a la coalición “Sigamos Haciendo Historia”, tanto en lo federal como en lo local. Los morenistas dicen que no hay control en la granja del tucán y le cuestionan a Couttolenc si vale la pena o ya midió las consecuencias de pelearse con el partido que tiene la mayor fuerza política, con la gobernadora Delfina Gómez y con la candidata presidencial Claudia Sheinbaum.

 

5.- Morena advierte tener varios mecanismos para sosegar al Verde, por ejemplo, salirse del convenio de candidatura común en lo local y “adiós transferencia de votos” para los ecologistas y petistas, es decir, que cada quien vaya por su electorado y salven su registro como partidos políticos locales.

 


CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Coalición en Ocoyoacac en terapia intensiva…

Y hablando de lo local. En las últimas horas y tras este encontronazo en los tribunales con el Verde, Morena piensa dejar fuera de la coalición “Sigamos Haciendo Historia” a varios municipios mexiquenses y uno de ellos es Ocoyoacac. La nueva narrativa morenista es que el Partido Verde -que actualmente gobierna ese municipio- compita solo, es decir, Morena y al Partido del Trabajo impulsarían a sus propios candidatos. Tan adelantada va esta propuesta que Morena ya le pidió al actual diputado local, Abraham Saroné Campos, reactivarse para buscar la presidencia municipal, mientras que el PT estaría resucitando al impresentable ex perredista, Javier Salinas Narváez; por su parte el Verde mandaría a reelección al actual presidente municipal, Samuel Verdeja. Seguramente el PRI está que echa cohetes para que no haya coalición en Ocoyoacac, porque se pulverizaría el voto de la izquierda, aunque los priistas tampoco tienen buenas cartas de presentación para competir en este municipio que no gana desde el 2015. Hasta el lunes pasado Ocoyoacac estaba en veremos, pero con lo que hizo el Verde en el Distrito Federal 40 Morena ya tiene un argumento para cerrarle la puerta a la alianza.

 


Como Santo Tomás: “hasta no ver, no creer”…

Donde también hace aire es en la coalición del PRI-PAN-PRD-Nueva Alianza del Estado de México. Por un lado, las bases priistas siguen sin dar crédito a la decisión de su dirigencia estatal que en el convenio de candidatura común (en 10 de los 45 distritos de mayoría) le dio al PRD el 40% de los votos, es decir, con eso le salva el registro como partido local al Sol Azteca pero a costillas de los sufragios priistas. Las presiones e inconformidades de las huestes tricolores no cesan y ante ello la presidente del partido, Ana Lilia Herrera Anzaldo ha anunciado que habrá ajustes a los convenios de coalición y candidatura común con sus aliados del PAN, PRD y NAEM. Herrera Anzaldo dijo textualmente que “se deben tomar decisiones que les permitan ganar, reconociendo las fortalezas territoriales de cada partido”. Estas declaraciones ya preocuparon a los dueños del PRD mexiquense, Omar Ortega y Agustín Barrera, quienes justifican que pedir el 40% de votación en la candidatura común es en reciprocidad a los 200 mil votos que han perdido en el Estado de México tras las últimas elecciones en las que se han aliado con PRI y PAN. El caso es que en el Revolucionario Institucional no digieren que a la Revolución Democrática le hayan transferido una votación que no corresponde a su fuerza política. Aquí lo importante es ver si Ana Lilia Herrera cumplirá la promesa de revisar y modificar los convenios con sus aliados o solo fue una declaración para tranquilizar a los priistas y terminar engañándolos nuevamente.

1481 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page