top of page
  • #LaNoticiaEs

¡OPINIÓN! LETRAS DE JUAN GABRIEL


  • Operación política, más que encuestas, clave para ganar alcaldía de Toluca.

  • Iracundo. Ricardo Moreno terminaría resucitando al PRI y a Melissa Vargas.

  • Con todo y su antipatía la candidata priista puede dar un susto a la 4T.

  • Asesinato de ex funcionario de Tlalnepantla desploma reelección de Tony.

 

POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

Algo sucede con el candidato de la 4T por la alcaldía de Toluca, Ricardo Moreno Bastida, que parece no estar cómodo con las tendencias de hoy; un aspirante que va holgadamente a la delantera no arriesga y no provoca, es más, evitar salir a la escena del desgaste y se guarda.

 

Una vez iniciado el proceso electoral, accidentalmente por la poca pericia y mucha inmadurez del IEEM y de su presidenta Amalia Pulido, las cosas en la capital mexiquense no son como la mayoría lo pronosticaba. Las señales de la coalición Morena-PT-Verde indican que ya no está segura de su ventaja que ciertamente tenía hace apenas unas semanas en la capital mexiquense. Esto es evidente por las actitudes y discursos del candidato de la izquierda, Ricardo Moreno Bastida y sus acompañantes.

 

Apenas hace unas horas se registró en la delegación Totoltepec una escaramuza de gritos, dimes y diretes entre los miembros del equipo del ‘Tres Veces Moreno’ que se acercaron a un evento de la candidata Melissa Vargas del PRI-PAN-PRD. Es la clásica actitud de las huestes de Ricardo Moreno, al más puro estilo porril de buleadores y provocadores.

 



Otra. La madrugada del viernes Ricardo Moreno lanzó un iracundo discurso contra los funcionarios del Instituto Electoral, contrario al silencio complaciente de su partido a nivel estatal en torno al freno de las campañas por la no aprobación de las candidaturas en tiempo y forma.

 

Si Ricardo creía que la elección sería un día de campo, se equivocó como normalmente lo hace porque la soberbia que lo caracteriza lo ciega. Y no es para menos, si bien es cierto que las tendencias hace unas semanas favorecían contundentemente a Ricardo Moreno, hoy las cosas se están cerrando y en términos de operación política -esas que no se contemplan en las encuestas- la maquinaria del PRI le puede quitar la sonrisa.

 

Riesgosa actitud. La estrategia de Moreno Bastida está resucitando al PRI y a Melissa Vargas que, dicho sea de paso, es una candidata salida de la ocurrencia de Alejandro Moreno Cárdenas, pero en una de esas le pone un susto a la Cuarta Transformación. Melissa no está ganando terreno, más bien Ricardo lo está perdiendo.

 



A esto habrá que sumarle los desaseados procesos de designación de candidatos en Morena, especialmente en Toluca. A la coalición “Sigamos Haciendo Historia” se les ha hecho bolas el engrudo y han dejado varios frentes abiertos. Por el lado de Morena se queda fuera de las candidaturas Mario Cardoso, el regidor que desde el principio de esta administración enfrentó y hasta denunció al ex alcalde priista Raymundo Martínez; al joven edil morenista le pedían que fuera suplente del ex panista Gerardo Pliego que irá por su enésima candidatura a una diputación en Toluca y casi casi querían, dicen en los corrillos de la 4T, que Cardoso se disculpara con Raymundo.

 

La planilla de Morena en Toluca se la dan a personajes cuestionados y desconocidos; los morenos de base están molestos y con razón, porque ven que su partido les dio la espalda, les tomó el pelo con un proceso interno ficticio y hoy gente que nunca ha trabajado por la 4T es premiada.

 

Por cierto. A Ricardo le pesarán muchísimo los candidatos a diputados locales y federales, al menos dos de ellos perdedores en 2021.

 


CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Las estadísticas que lo mantienen a flote…

Todo indica que el PRI y sus aliados ya tocaron fondo con el Caso Raymundo y lo que venga de aquí en adelante puede ser ganancia para la coalición “Fuerza y Corazón por el Edoméx” en Toluca.  Cierto es que se pronosticaba un profundo rompimiento, particularmente entre Paola Jiménez y Melissa Vargas, pero hoy parece que han limado asperezas. La mayoría en el PRI salieron con posiciones y están trabajando; solamente la diputada plurinominal, Evelyn Osornio hizo berrinche y publicó una muy larga y aburrida carta en la que alega que nunca ha sido beneficiaria en una designación… ¡Válgame despropósito!, como si no conociéramos sus antecedentes y referentes políticos. Melisa, sobra decirlo, no es un derroche de simpatías y ciertamente no comunica, pero contrario a Ricardo Moreno a ella la pueden sacar a flote los aspirantes a diputados locales y federales “de su partido”, así como la integración de su planilla y el oficio político de los priistas que, seguramente a estas horas ya están tendiendo lazos con muchos actores de la capital. El PRI hace campaña con estadísticas y en Toluca –es importante recordarlo- Morena perdió en el 2021 pese a las encuestas que les daban una cómoda ventaja y a los recursos del ayuntamiento que operó el ex alcalde Juan Rodolfo Sánchez para su frustrada reelección; la 4T volvió a perder en las elecciones por la gubernatura del 2023, Alejandra del Moral sacó más votos que Delfina Gómez. Será interesante ver qué pasa en este 2024, pero la contienda podría cerrarse y seguramente ganará quien más fino teja en el tablero del ajedrez político. Cabeza y buenas formas.

 


Se desploma la reelección de Tony…

El asesinato del Luis Antonio Gutiérrez Herrera, ex Director de Administración en Tlalnepantla, ha desplomado la campaña del alcalde con licencia que busca la reelección, el priista Antonio Rodríguez Hurtado. Un hecho que debió encuadrarse en el fatídico escenario de la inseguridad ya saltó al escenario político, con serias acusaciones sobre Tony Rodríguez y ha terminado por tambalearse su ya de por sí descuadrada campaña por la presidencia municipal. La sola declaración de la esposa e hijas de Luis Antonio Gutiérrez, quienes horas después del asesinato señalaron abiertamente a Rodríguez Hurtado como el responsable del homicidio, cimbró al candidato, a sus estructuras, al ayuntamiento actual y a los partidos políticos PRI, PAN, PRD Y Nueva Alianza, que hasta el momento no se han pronunciado sobre los hechos y las acusaciones. Quién sí lo hizo fue la gobernadora, Delfina Gómez Álvarez, que el mismo sábado externó su solidaridad y condolencias con la familia del ex funcionario municipal acribillado; la maestra manifestó: “A su querida esposa Érika, a sus hijas, decirles que estamos dando atención puntual a tan lamentable suceso”. No es cualquier cosa el mensaje de la gobernadora, se trata de una manifestación con aprecio que genera impacto legal y político, ante el cual varios deben estar sumamente preocupados porque el gobierno y la Fiscalía van a llegar hasta las últimas consecuencias a pesar de que hubo alguien del ayuntamiento que se apresuró a borrar las evidencias en torno al asesinato.

748 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page